Nuevo Opel Insignia GSi, preparado para Frankfurt con su motor de 260 CV

Opel ha desvelado el nuevo Insignia GSi, un modelo que revive unas siglas míticas y que supone la variante más deportiva, de momento, de la berlina alemana. Cuenta con multitud de detalles exclusivos y con un motor de gasolina de 2 litros y 260 CV.

Opel ha dado una de las sorpresas del verano al desvelar el nuevo Opel Insignia GSi, la variante deportiva de la segunda generación de su berlina, que además de contar con una serie de elementos exclusivos, revive unas siglas que nos han dado muchas alegrías a lo largo de la historia.

Para empezar, Opel nos promete que este nuevo Insignia GSi es más rápido en Nürburgring que el anterior OPC, y eso son palabras mayores. La receta es una mayor ligereza que deriva en un comportamiento dinámico de altura. Y es que a nivel mecánico no estamos hablando de un motor estratosférico, y sí de uno capaz de aprovechar como ningún otro todo lo que ofrece este vehículo. Se trata de un 2 litros de gasolina con 260 CV de potencia y un par máximo de 400 Nm, al que se sumará un poderoso propulsor diésel más adelante.

El comportamiento del motor variará en función del modo de conducción elegido, que son cuatro: ‘Standard’, ‘Tour’, ‘Sport’ y ‘Competition’, siendo este último exclusivo de la variante GSi y pudiéndose activar a través del botón del ESP. Asociado al motor encontramos un cambio automático de ocho velocidades con levas tras el volante, cuyo desempeño también varía en función del modo de conducción elegido. El sistema de tracción, por su parte, es integral.

Como decíamos, la clave de este nuevo Opel Insignia GSi está en su comportamiento dinámico, que vira hacia la deportividad gracias a unos amortiguadores más cortos que acercan 10 milímetros la carrocería al suelo. Además, el chasis FlexRide permite adaptar tanto la suspensión como la dirección en escasos segundos, algo que también sucede con la centralita electrónica, que actúa sobre la velocidad de los cambios de marcha y sobre la respuesta del acelerador.

A todo esto se suma un nuevo equipo de frenado firmado por Brembo que cuenta con pinzas de cuatro pistones y discos de 345 mm de diámetro, los cuales asoman a través de las llantas de 20 pulgadas que vienen de serie. Además, su imagen se ve muy poderosa gracias a detalles como las grandes tomas de aire cromadas situadas delante de los pasos de ruedas, un alerón trasero que mejora la carga aerodinámica y la tonalidad negra del techo.

En cuanto al interior, destacan unos asientos deportivos tapizados en piel que, según Opel, suponen un paso adelante en lo que a confort y sujeción se refiere. Estos, además, ofrecen ventilación, calefacción y masaje. Aparecen a su vez otros detalles deportivos como un volante achatado en la parte inferior y forrado en cuero.

La presentación oficial del nuevo Opel Insignia GSi tendrá lugar en el Salón de Frankfurt de este año, que se celebra el próximo mes de septiembre, mientras que los primeros pedidos para España podrán realizarse en noviembre.

Dejar un comentario

Catalogado como Novedades

Deja un comentario