Porsche 918 Spyder: Carreras híbridas

Porsche 918 Spyder (frontal)

Los circuitos tendrán un participante híbrido único en su especie, el Porsche 918 Spyder, con un módulo de impulsión de 887 CV, cinco modos de conducción y un consumo combinado homologado de tan sólo 3,3 l/100 km, según ciclo NEDC.

La tecnología híbrida llega a su máximo rendimiento en el Porsche 918 Spyder, un biplaza para competición con un módulo de impulsión formado por un motor V8 de  gasolina de 608 CV (situado por delante del eje trasero) más otros dos eléctricos, uno en el eje delantero de 95 kW y otro en el trasero de 115 kW, que en conjunto desarrollan 887 CV. Asociado a un cambio automático de doble embrague PDK, de siete velocidades, homologa un consumo combinado muy bajo, tan sólo 3,3 l/100 km, según ciclo NEDC. La batería se puede cargar en cuatro horas usando la Estación Universal de Porsche. Si se utiliza la Estación de Carga Rápida, está lista en tan sólo 25 minutos.

Porsche 918 Spyder (trasera)

En el modelo alemán, las soluciones para rendir al máximo en circuitos son inagotables. Incluye cinco modos de conducción:

– E-Power, que supone desplazamientos exclusivamente eléctricos, que pueden ser de hasta 30 kilómetros y a una velocidad máxima de hasta 150 km/h.
– Hybrid: alternándose el uso de los tres motores, se busca la máxima eficiencia y el menor consumo de combustible posible.
– Sport Hybrid: El motor de combustión funciona de forma permanente y tiene el apoyo de los otros dos eléctricos.
– Race Hybrid: los motores rinden a carga máxima y la transmisión automática se activa a modo deportivo.
– Hot Lap: pulsando un botón, se libera las últimas reservas del coche.

Para conseguir una rigidez torsional única, el chasis monocasco y el subchasis están realizados en un polímero reforzado con fibra de carbono. El peso del 918 Spyder, 1.640 kilos, es bastante contenido para el tipo de vehículo que es, y tiene una distribución de masas 57/43, combinada con un centro de gravedad muy bajo.

Porsche 918 Spyder (interior)

Aerodinámicamente, es un vehículo avanzado, pues incluye varios elementos ajustables (spoiler trasero retráctil, aletas en el piso, etc) que permiten variar considerablemente la carga sobre el eje trasero. En modo Race, el apoyo es muy alto; en Sport, es menor y en E, la resistencia del aire se minimiza.

Con tracción integral gracias al motor eléctrico situado en el eje delantero, el 918 Spyder, además, tiene las ruedas traseras directrices, que alcanzan un ángulo de dirección de hasta 3º y salidas de escape elevadas. Esta posición redunda en una refrigeración óptima.

Para finalizar, los increíbles datos de prestaciones: más de 340 km/h de velocidad máxima y aceleración de 0 a ¡200 km/h! en 7,9 segundos. ¿A quién no le gustaría probar esta joya de la automoción?

Dejar un comentario

Catalogado como Novedades

Deja un comentario