Porsche y Rolls-Royce detienen la producción debido al coronavirus

Rolls-Royce Motor Cars y el fabricante de vehículos deportivos Porsche anunciaron la suspensión de sus respectivas producciones durante dos semanas, en principio, dada la aceleración en el número de infectados por el coronavirus y a las medidas que como resultado de ello están tomando las autoridades competentes.

Desde el pasado sábado, 21 de marzo, Porsche tiene suspendida la producción en las plantas de Zuffenhausen y de Leipzig. La medida del fabricante alemán de vehículos deportivos y SUV, además de proteger a sus empleados, que es el motivo fundamental, obedece a que la producción no puede continuar a un ritmo normal a causa de los cuellos de botella que hay en la cadena global de suministro. Al mismo tiempo, con esta decisión Porsche se prepara para una caída en la demanda y garantiza su fortaleza financiera. Estas decisiones fueron tomadas como parte de un proceso organizado y en estrecha cooperación con el comité de empresa.

“Con estas medidas, nuestra compañía contribuye a la protección de los trabajadores y a reducir la expansión del coronavirus. Las consecuencias todavía no son predecibles. Es demasiado pronto para hacer previsiones. Lo que está claro es que 2020 será un año muy desafiante”, comentó Oliver Blume, presidente del Comité de Dirección de Porsche AG, “Sólo podemos superar la pandemia juntos y tomando medidas rigurosas”. En este escenario, Porsche cumple con su responsabilidad social y empresarial al parar la producción. La situación se irá ajustando de manera continua.

Además de paralizar la producción, la firma teutona ha implementado otras medidas adicionales, como por ejemplo, la prohibición de los viajes de negocios, la ampliación significativa del teletrabajo y el que las reuniones se hagan a través de llamadas o videoconferencias.

Rolls Royce, también

Por su parte, Rolls-Royce Motor Cars anunció que la producción en la planta de fabricación de la compañía con sede en Goodwood se suspendía a partir del pasado lunes, día 23 de marzo, durante dos semanas. Con el mismo fin de asegurar aún más la salud y el bienestar de los empleados de la empresa, a esta suspensión le seguirá un cierre de mantenimiento de Semana Santa de dos semanas que ya estaba planificado.

Las operaciones diarias de la empresa estarán aseguradas por empleados no productivos que permanecerán en el trabajo en la oficina central de la compañía en Goodwood Estate en West Sussex o que trabajarán desde casa de forma rotatoria.  Se han introducido medidas de distanciamiento social en toda la empresa. Esta acción sin precedentes se ha adoptado tras la introducción de medidas adicionales por parte del Gobierno del Reino Unido para hacer frente a la pandemia de Covid-19.

El director ejecutivo de Rolls-Royce Motor Cars, Torsten Müller-Ötvös, dijo: «Esta acción no se ha tomado a la ligera, pues la salud y el bienestar de nuestros trabajadores está ante todo en nuestras mentes.  Somos una comunidad unida en Rolls Royce y no tengo ninguna duda de que nuestra resiliencia brillará durante este tiempo extraordinario. Como una empresa profundamente centrada en el cliente, somos conscientes de que esta decisión de detener nuestra producción posiblemente causará cierta incomodidad o inconveniente a algunos de nuestros estimados clientes, por lo que nos disculpamos mientras buscamos su comprensión en estos tiempos difíciles”.

Comentarios desactivados en Porsche y Rolls-Royce detienen la producción debido al coronavirus

Catalogado como Noticias

Comments are closed.