Renault Clio RS: Vuelta al turbo

Renault Clio RS

Dos peculiaridades tiene la tercera generación del Renault Clio RS (Renault Sport): carrocería de cinco puertas y motor turbo. Adiós, pues, al 2.0 atmosférico. Inicialmente, la única transmisión será la automática EDC, de doble embrague.

En su nueva generación, el Renault Clio continúa ofreciendo la variante deportiva RS (Renault Sport), que aglutina dos peculiaridades respecto a sus antecesoras: la carrocería es de cinco puertas, con los tiradores de las traseras camuflados, y el motor es sobrealimentado y no atmosférico para cumplir con la normativa de emisiones. Se trata de la mecánica utilizada en el Nissan Juke Nismo, un 1.6 de inyección directa y con turbo que, en el deportivo francés, desarrolla 200 CV a 6.000 rpm y 240 Nm entre 1.750 y 5.600 vueltas. El consumo medio homologado es dos litros menor que con el antiguo 2.0 atmosférico, por lo que se queda en una cifra aproximada de 6,2 l/100 km.

La transmisión asociada es, exclusivamente, la automática de doble embrague EDC, de seis velocidades y con levas en el volante. Cuenta con varios modos de funcionamiento. El más radical, denominado Race, acorta el tiempo de transición entre una marcha y otra.

Asimismo, el RS también incluye chasis adaptativo. Según el programa elegido (Normal, Sport o Race), varían la respuesta del acelerador, la asistencia de la dirección, la sensibilidad del pedal del acelerador y la permisividad del programa electrónico de estabilidad. Este Clio, además, dispone de dos tipos de suspensiones, a elegir en el momento de la compra: Sport Chasis y Cup Chasis. La última es la más firme, pensada incluso para circuitos.

Dejar un comentario

Catalogado como Novedades

Deja un comentario