Siete de cada diez conductores no respetan la velocidad máxima en zonas con peatones vulnerables

Un estudio llevado a cabo por la Fundación Mapfre ha concluido que siete de cada diez conductores españoles no respetan los límites de velocidad en las zonas donde hay peatones vulnerables, entendiendo por ellos especialmente a los más pequeños y a los ancianos.

La velocidad, o más bien el exceso de ella, es uno de los factores recurrentes cuando se producen accidentes con atropello. A pesar de los recordatorios que lanzan las autoridades sobre ello, los conductores españoles no parece que nos demos por aludidos, especialmente si hacemos caso al último estudio llevado a cabo por la Fundación Mapfre. En él se indica que siete de cada diez personas no respetan los límites en zonas limitadas a 50 km/h o menos, que son las que suelen estar transitadas por peatones vulnerables.

En vías donde el límite es de 20 km/h, los excesos llegan a ser casi una constante, pues el 97% de los conductores los cometen. Para llegar a esta conclusión y al resto que presenta el informe “Velocidad y Usuarios Vulnerables”, sus autores han realizado más de 3.000 mediciones de vehículos en diez ciudades españolas, como son Madrid, Tenerife, Ávila, Barcelona, Córdoba, Las Palmas, Valencia, Zaragoza, Santiago de Compostela y Sevilla. De estos datos se extrae que el 65% de los conductores superan la velocidad permitida en este tipo de zonas.

Ávila es la primera ciudad española donde los vehículos sobrepasan los límites fijados (100%), seguida de Zaragoza (91,67%) y Madrid (87,76%). A estas ciudades que registran un mayor número de exceso de velocidad se les suman Santiago de Compostela (85,53%), Barcelona (83%), Valencia (74,34%), Córdoba (59,80%), Sevilla (42,33%). En el otro extremo encontramos a  Las Palmas y Tenerife, donde los conductores conducen a una velocidad adecuada, con solo un 16% de vehículos que exceden los límites.

Jesús Monclús, director de seguridad vial de Fundación Mapfre, ha destacado que “una velocidad inadecuada puede ser crucial en un atropello, ya que un accidente que podría ser leve puede terminar siendo grave o, incluso, mortal. Las consecuencias de un accidente provienen principalmente de la relación entre la velocidad y la distancia de frenado”. También ha recordado que “casi todas las lesiones graves en un accidente de tráfico se producen por el impacto directo contra el vehículo, no al caer a la vía”.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario