Skoda Scout 2.0 TDI DSG: Compañero ‘outdoor’

Skoda Scout 2.0 TDI DSG 140 CV (frontal)

¿Aficionado a actividades ‘outdoor’ o a pequeñas excursiones camperas con amigos o familia? El Skoda Scout, con tracción 4×4, acompaña a los conductores más activos en todos sus hobbies. El motor TDI de 140 CV y el cambio automático DSG, un matrimonio muy bien avenido.

El Skoda Scout es uno de esos coches que todo futuro comprador de un SUV también debe tener en cuenta por su fantástica polivalencia de uso. Derivado del familiar Octavia Combi, tiene más altura libre al suelo que éste y tracción a las cuatro ruedas: en condiciones normales, el eje motriz es el delantero, mientras que con pérdidas de adherencia, comienza a actuar el trasero a través de un embrague Haldex. Estas modificaciones aportan un plus de utilización, al poder circular perfectamente con él por pistas (debajo, ver Aptitudes Camperas). Por el asfalto, pese a estar la carrocería algo elevada, se conduce como cualquier turismo. El aplomo que aporta la suspensión, con un tarado más bien firme, resulta convincente, al igual que la estabilidad y el comportamiento en curvas rápidas. En las lentas, sin ser un dechado de agilidad, tampoco desentona, así que el agrado en la conducción aparece con los primeros kilómetros. Además, la perfecta postura de conducción y el excelente tacto de la dirección electromecánica ayudan a completar distancias sin que el cansancio aparezca en el conductor.
La combinación del motor 2.0 TDI de 140 CV y el fantástico cambio automático de doble embrague DSG le sienta de maravilla al modelo checo, del Grupo Volkswagen. Como la mecánica comienza a empujar desde casi el ralentí, casi nunca notaremos un vacío de potencia aunque llevemos una marcha larga engranada. Tiene también un régimen medio fantástico, del que el Scout se sirve para realizar adelantamientos rápidos y, por ende, seguros. Además, está bastante bien aislado y no se produce ninguna vibración ni en los pedales, ni en el volante, ni en la palanca del cambio. El consumo obtenido, casi siete litros, es un buen registro, teniendo en cuenta la transmisión automática, cuyas múltiples virtudes son garantía de confort y agrado de uso (debajo, ver Transmisión Espectacular).

Skoda Scout 2.0 TDI DSG 140 CV (trasera)

Interior correcto
En el habitáculo, puede que el diseño del salpicadero resulte algo anodino para los amantes de los detalles, pero, en términos generales, hay que ponerle pocas pegas en cuanto a la ergonomía; quizá, unos grafismos más grandes en algunos botones de la climatización para no tener que desviar tanto la mirada de la carretera. La pantalla táctil central se maneja de forma muy intuitiva, al igual que los mandos del volante multifunción. Además, el material mullido de toda la parte superior del propio salpicadero
Las dos plazas delanteras brillan por la amplitud y el acomodo que ofrecen a personas de distinta talla y corpulencia. Las traseras cuentan con un espacio correcto, ya que dos adultos de talla media se acoplan bien si delante van otras dos de parecida altura. La quinta plaza es para un uso esporádico por el voluminoso mullido del asiento y el aparatoso túnel de transmisión.
Entre los actuales rivales directos del Skoda Scout, el checo es el más asequible con diferencia. El Audi A4 Allroad y el Volvo XC70 suman tarifas mucho más costosas. Menos diferencias hay con el Opel Insignia Cross Four (desde 35.155 euros con motor CDTi de 160 CV). El VW Passat Alltrack llegará en breve, a comienzos de este año.

Skoda Scout 2.0 TDI DSG 140 CV (interior)

Texto y fotos: F.M.

Muchos futuros compradores de un SUV deben tener en cuenta antes a este coche

TRANSMISIÓN ESPECTACULAR. Encarece el precio final en algo más de 3.000 euros, pero la transmisión automática de doble embrague DSG merece mucho la pena por su excelente funcionamiento, ya que no hay tirones al aumentar o al disminuir de marcha. Tiene seis velocidades, modo Sport (mantiene marchas cortas, lo que resulta ideal a la hora de afrontar descensos pronunciados) y también modo secuencial a través de la palanca. En este manejo manual, se echan en falta unas levas detrás del volante. Animo encarecidamente a probar este DSG si no se tiene totalmente decidido adquirir el coche con cambio manual.

MUCHO ESPACIO PARA EL MALETERO. El maletero del Scout, de 605 litros, resulta verdaderamente práctico para viajes y aficiones ‘outdoor’. Yo mismo metí una bicicleta de montaña de cuadro grande sin tener que desmontar ninguna rueda, tan sólo tuve que retirar la cortinilla cubremaletero y abatir los asientos traseros (en esta posición, queda un plano de carga con un escalón). ¡Fantástico! El enorme cubículo, que está iluminado, incluye fijaciones para redes, ganchos para bolsas, una toma de corriente, huecos en los laterales y una bandeja portaobjetos junto a la propia cortinilla. La rueda de repuesto tiene unas medidas de 205/55 R16.

DE CUERO Y ALCÁNTARA. El maletero del Scout, de 605 litros, resulta verdaderamente práctico para viajes y aficiones ‘outdoor’. Yo mismo metí una bicicleta de montaña de cuadro grande sin tener que desmontar ninguna rueda, tan sólo tuve que retirar la cortinilla cubremaletero y abatir los asientos traseros (en esta posición, queda un plano de carga con un escalón). ¡Fantástico! El enorme cubículo, que está iluminado, incluye fijaciones para redes, ganchos para bolsas, una toma de corriente, huecos en los laterales y una bandeja portaobjetos junto a la propia cortinilla. La rueda de repuesto tiene unas medidas de 205/55 R16.

APTITUDES CAMPERAS. Los 179 mm de altura libre al suelo y la tracción a las cuatro ruedas permiten adentrarse con solvencia al Scout por pistas. Si no están en buenas condiciones, la suspensión de tarado firme transmite al interior las irregularidades y las grandes llantas de 17 pulgadas pueden sufrir alguna que otra rozadura, pues el neumático sólo tiene un perfil de 50 mm. Citado ya anteriormente, los dos ejes motrices vienen dados por un embrague Haldex de cuarta generación, que puede transmitir de forma totalmente automática hasta el 90% del par motor al eje trasero. El Scout viene de serie con paragolpes sin pintar, mucho menos delicados en conducción campera, y con protecciones de los bajos (cárter, transmisión y motor).

GAMA SCOUT DESDE: 26.140 euros

1.968 cc / 140 CV / 1.575 kg / 197 km/h / 6,9 l/100 km / 29.870 €

DESTACA:
– Polivalencia de uso.
– Combinación motor/cambio.
– Maletero muy espacioso.

MEJORABLE:
– Llantas delicadas en el campo.
– Cambio sin levas en el volante.
– Quinta plaza justa.

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD
Climatizador bizonal; radioCD con lector de MP3 y conexión auxiliar; llantas de 17”; luces diurnas; paragolpes específicos; barras portaequipajes; doble salida de escape; asientos delanteros con ajuste lumbar y regulables en altura; sensores de alumbrado y lluvia; control de velocidad de crucero; retrovisor interior fotosensible; pedales de aluminio; volante multifunción con ajuste en profundidad y altura; ordenador de a bordo, etc.
Seguridad: Airbags frontales, laterales y de cortina; ABS con distribuidor (EBD); programa electrónico de estabilidad (ESP) con sistema de corrección de la dirección (DSR); ayuda al arranque en cuesta; anclajes Isofix, etc.

GARANTÍA: – Dos años sin límite de kilómetros.

FICHA TÉCNICA
MECÁNICA
Motor/ Delantero transversal. 4 cil. en línea.
Cilindrada/ 1.968 cc.
Potencia máxima/ 140 CV a 4.200 rpm.
Par máximo/ 320 Nm a 1.750 rpm.
TRANSMISIÓN
Tracción/ Delantera.
Caja de cambios/ Automática, 6 velocidades.
DIRECCIÓN Y FRENOS
Sistema/ Cremallera, electromecánica.
Frenos del./tras./ Discos ventilados/discos.
SUSPENSIÓN
Del./tras./ McPherson/multibrazo.
DIMENSIONES
Peso/ 1.575 kg.
Largo/ancho/alto/ 4.584/1.784/1.533 mm.
Cap. depósito/ 60 litros.
Vol. maletero/ 605 litros.
Neumáticos/ 225/50/ R17.
PRESTACIONES Y CONSUMOS
Velocidad máxima/ 197 km/h.
De 0 a 100 km/h/ 10,2 segundos.
Urbano homolog./ 7,4 l/100 km.
Durante la prueba/ 6,9 l/100 km.
Emisiones CO2/ 162 g/km.
Imp. Matricul./ 9,75%.

Dejar un comentario

Catalogado como Pruebas

Deja un comentario