Skoda Vision E, la apuesta eléctrica checa llega en el Salón de Shanghái

Skoda prepara una interesante sorpresa para el Salón de Shanghái, que se celebra entre los próximos 19 y 28 de abril. Se trata del Vision E, el primer prototipo enteramente eléctrico que desarrolla la firma checa, que por otra parte promete hasta 5 vehículos de este corte para 2025.

El Salón de Shanghái es una fecha marcada en rojo por Skoda, y es que será en la muestra china donde la marca muestre el que será su primer prototipo 100% eléctrico de su historia. Éste será el primer paso de una estrategia que culminará en el año 2025, cuando se espera que haya hasta cinco modelos Skoda en diferentes segmentos con motores de cero emisiones.

El nuevo Skoda Vision E, que así se llama, anuncia 4.645 mm de largo, 1.917 de ancho y una altura de 1.550 mm, mientras que su distancia entre ejes es de 2.850 mm. Esto permite un habitáculo de lo más espacioso, donde encontraremos además unos asientos en posición elevada. Por fuera, la firma checa apuesta por una silueta dinámica favorecida por una línea de techo ligeramente inclinada.

Si nos fijamos en el motor, el Skoda Vision E cuenta con dos eléctricos de 225 kW de potencia en total con los que se puede alcanzar una velocidad punta de 180 km/h. Para alimentarse, cuenta con unas baterías de iones de litio que aseguran una interesante autonomía de hasta 500 kilómetros.

Además de la tecnología eléctrica, el nuevo Skoda Vision E ofrece los últimos avances de la marca en lo que a conducción autónoma se refiere. De esta forma, se asegura que el prototipo que debuta en Shanghái puede operar independientemente en congestiones de tráfico, entrar en piloto automático en autopistas, permanecer en un carril y desviarse, realizar maniobras de adelantamiento, buscar de forma independiente plazas de aparcamiento gratuitas, y aparcar y salir de estacionamiento de forma completamente autónoma. Para ello dispone de varios sensores de distintos rangos y numerosas cámaras supervisan constantemente la situación del tráfico. Sin duda, una buena demostración del grado de preparación de Skoda para algo que cada vez está tomando más importancia, y es que no hay que olvidar que los últimos estudios apuntan que en 2030 alrededor del 15% de todos los vehículos nuevos podrán conducirse de manera completamente autónoma.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario