SsangYong Rodius e-200 Xdi Limited: Casa rodante con precio anticrisis

SsangYong Rodius (frontal)

¿Familia numerosa? SsangYong tiene en el nuevo Rodius la solución perfecta para los desplazamientos, porque ofrece siete plazas para adultos y un maletero en el que cabe el equipaje de todos ellos. Además, por precio gana por goleada al Lancia Voyager y tiene cinco años de garantía.

Prueba realizada con BP Ultimate

No hay una casa rodante tan útil y económica como el SsangYong Rodius. Con esta carta de presentación, el monovolumen coreano pretende reeditar los éxitos comerciales de la primera generación, de estética singular, pero con una función práctica encomiable. Con siete plazas para adultos (2+2+3), ofrece una amplia garantía oficial de cinco años o 100.000 kilómetros, muestra de la confianza que tiene SsangYong por su producto.

La familia agradecerá viajar en este coche por espacio disponible, por versatilidad interior y por zonas portaobjetos, sobre todo en las dos plazas delanteras, con varios posavasos, puertas con muchos huecos y una guantera central diseñada de forma muy inteligente.

Cinco metros y dos toneladas
Si el anterior automóvil del conductor era un turismo, éste debe aclimatarse durante unos pocos días al manejo del Rodius. Se trata de un monovolumen de más de cinco metros de longitud y de más de 2.000 kilos de peso con el conductor, por lo tanto, las reacciones se acercan más a las de un vehículo comercial, sin que ello suponga falta de seguridad. De hecho, el coche transmite confianza suficiente en vías de primer orden y también en nacionales poco complicadas, pero también se puede transitar sin sensación de descontrol por puertos de la red secundaria. Eso sí, ojo con ir al límite en situaciones complicadas (curvas y lluvia) porque la fuerza del motor se transmite al eje trasero, aunque el Rodius incluye de serie el programa electrónico de estabilidad (ESP) para solucionar posibles trayectorias no deseadas.

SsangYong Rodius (trasera)

En el coreano, las irregularidades del asfalto sí son perceptibles y no hay que estar muy atento a la dirección a velocidades de crucero porque la estabilidad lineal es correcta. Además, en los recorridos realizados, el interior se ha mantenido bien aislado de ruidos aerodinámicos. Los neumáticos son de la marca Nexen, desconocida para la mayoría, pero no noté falta de agarre lateral en las curvas.

Las frenadas son correctas teniendo en cuenta la masa que se desplaza, aunque yo viajé manteniendo más distancia de seguridad de lo habitual para no forzar las detenciones.

Motor Xdi vigoroso
En sustitución del anterior turbodiésel 2.7 de origen Mercedes-Benz, el motor e-200 Xdi, un 2.0 de 155 CV de origen SsangYong, es un gran activo del coche porque responde de forma enérgica al acelerador y comienza a empujar mucho antes de llegar a las 2.000 rpm. Además, su sonoridad en el interior no es alta y genera muy pocas vibraciones (algunas al ralentí en la palanca del cambio de seis velocidades). Con él, el Rodius es capaz de ganar velocidad y adecuarse al ritmo del tráfico con presteza, si bien no lo probé a plena carga. El consumo de 8,5 l/100 km, incluyendo conducción urbana, parece una cifra razonable.

SsangYong Rodius (interior)

El precio del Rodius es, sin duda, otro de sus puntos fuertes. Mucho más barato que el Lancia Voyager, el precio base es de 25.280 euros si se matricula como turismo y sin contar promociones. Si se hace como vehículo mixto adaptable, el coste mínimo baja a 23.877 euros, si bien hay que pasar la ITV cada dos años y la velocidad máxima está limitada a 100 km/h.

Nuestra unidad de pruebas, con el acabado tope Limited (repleto de equipamiento) y considerada un turismo, cuesta 30.400 euros, a los que hay descontar las diferentes promociones existentes. ¿Quién puede ofrecer más?

CASI COMO UN COMERCIAL. La postura de conducción del SsangYong Rodius se acerca a la de un vehículo comercial (no significa que sea mala, ni mucho menos), porque el asiento está muy elevado, tanto que se visualiza el capó del coche (estupendo para aparcar); eso sí, los altos deben tener cuidado a la hora de acceder y salir del interior, porque se pueden golpear la cabeza con el arco superior de la puerta.

La tapicería es de cuero, que, según gustos, puede ser preferible a la de tela. Probada en días de calor, he acabado con la espalda sudada. Para las jornadas de frío, los dos asientos delanteros disponen de calefacción.

El conductor no ve mucho a través del retrovisor interior por los asientos traseros, pero los grandes espejos exteriores resuelven este problema. Para aparcar, la cámara de visión (de serie en el acabado Limited) es una grandísima ayuda. En las pantallas del navegador y del climatizador aparecen, en algunas ocasiones, reflejos que impiden su correcta visibilidad.

La banqueta del asiento del conductor puede regularse en inclinación, mientras que la del acompañante no dispone de esta solución. Por su parte, el volante se ajusta en altura.

La instrumentación principal está situada en el centro del salpicadero, con todos los datos necesarios, pero se complementa con un testigo digital en frente del conductor, con información de la velocidad y datos del ordenador de a bordo, ideal para que éste no tenga que desviar mucho la mirada de la carretera.

Algunos aspectos peculiares es que el micrófono del Bluetooth está a la vista, que en la llave del coche no están integrados los mandos de apertura y cierre de puertas (van en un módulo anexo), que el freno de mano es por pedal, que el ordenador de a bordo se maneja desde un botón en el salpicadero y que no hay sensores de alumbrado ni de lluvia. Asimismo, el Rodius no lleva intermitentes de un toque (con un toque a la leva hay tres destellos de luz). Una nota importante en la seguridad es que las puertas se bloquean automáticamente cuando se llega a una velocidad de 55/60 km/h.

DOS PLAZAS INDIVIDUALES. La segunda fila está compuesta por dos asientos individuales con reposabrazos. Muy espaciosos, son regulables longitudinalmente y en inclinación del respaldo. Además, se pueden abatir, girar y también retirar del interior. Como las banquetas son planas, los altos no apoyan mucho los muslos sobre ellas.

Los viajeros disfrutarán de suelo plano (ideal para transitar por el interior con comodidad), luces de lectura, asideros, ganchos, salidas de aire, mesitas tipo avión, cristales tintados, red guardaobjetos y pantalla de DVD. Fantástico. Además, las butacas llevan anclajes Isofix.

BANQUETA CORRIDA. En la tercera fila hay una banqueta con tres asientos, con espacio para adultos. Al igual que los de la segunda fila, se pueden regular longitudinalmente y en inclinación del respaldo, abatir (desde el maletero) y retirar. Como elementos de confort, hay posavasos, asideros, ganchos, luces de lectura, toma de corriente, salidas de aire, cristales tintados y un cajón guardaobjetos. Tal como sucede en la mayoría de los coches, la plaza central está sobreelevada.

GRAN MALETERO. Aun con las siete plazas ocupadas, el maletero del SsangYong Rodius dispone de 875 litros, es decir, para el equipaje de todos los ocupantes. Si se retiran las dos filas de asientos, queda una auténtica cueva de 2.583 litros. El cubículo dispone de luz, toma de corriente y dos argollas. El portón trasero es muy grande, por lo que hay que tener un amplio espacio detrás del coche para poderlo abrir. Como el ángulo de apertura es bueno, no hay que contornear el cuerpo para adentrarse en el maletero.

El resto de información del SsangYong Rodius en http://quintamarcha.com/index.php/ssangyong-rodius-la-espera-ha-merecido-la-pena

Texto y fotos: F.M.

GAMA RODIUS: Desde 25.280 euros

1.998 cc / 155 CV / 2.115 kg / 180 km/h / 8,5 l/100 km / 30.400 €

DESTACA:
– Espacio para siete adultos y su equipaje.
– Precio/garantía oficial.
– Motor e-200 Xdi enérgico

MEJORABLE:
– Rueda de repuesto de emergencia.
– Freno de mano por pedal desfasado.
– Visibilidad posterior limitada.

EQUIPAMIENTO DE SERIE Y SEGURIDAD
Climatizador automático con regulador trasero independiente; llantas de 17”; radioCD con lector de MP3 y conexiones auxiliares; navegador a color con pantalla táctil; reproductor de DVD; Bluetooth; cámara de visión trasera; asientos de cuero con calefacción los delanteros; techo solar eléctrico; ordenador de a bordo; siete plazas para adultos; retrovisores plegables eléctricamente; cristales tintados; barras portaequipajes, etc.
Seguridad: Airbags frontales y laterales; programa electrónico de estabilidad (ESP); anclajes Isofix en segunda fila de asientos; cierre automático de puertas, ABS con distribuidor (EBD); sistema antivuelco, etc.

GARANTÍA: Cinco años o 100.000 kilómetros.

FICHA TÉCNICA


MECÁNICA

Motor Delantero longitudinal. 4 cilindros en línea.
Cilindrada 1.998 cc.
Potencia máxima 155 CV a 4.000 rpm.
Par máximo 360 Nm a 1.500 rpm.

TRANSMISIÓN

Tracción Trasera.
Caja de cambios Manual, 6 velocidades.

DIRECCIÓN Y FRENOS

Sistema Cremallera, hidráulica.
Frenos del/tras Discos ventilados.
Suspensión del/tras Doble brazo/multibrazo.

DIMENSIONES

Peso 2.115 kg.
Largo/ancho/alto 5.130/1.915/1.850 mm.
Cap. depósito 80 litros.
Vol. maletero 875-2.583 litros.
Neumáticos 235/60 R17.

PRESTACIONES Y CONSUMOS

Velocidad máxima 180 km/h.
De 0 a 100 km/h N.D.
Urbano homologado 9,8 l/100 km.
Durante la prueba 8,5 l/100 km.
Emisiones CO2 199 g/km.
Impuesto Matriculación. 9,75%.

Prueba realizada con BP Ultimate

Dejar un comentario

Catalogado como Pruebas

Deja un comentario