Subaru Outback Bóxer Diésel Executive Plus Lineartronic: Pionero

Subaru Outback (frontal)

En el mercado desde finales del siglo XX, el Subaru Outback es uno de los primeros familiares con capacidad para transitar por pistas. Este pionero de los ‘crossover’ es realmente polivante y espacioso, además de agradable con el binomio motor Bóxer Diésel-cambio CVT Lineartronic.

Prueba realizada con BP Ultimate

Poco a poco, el segmento de los wagon camperos va creciendo en unidades. En él, el Opel Insignia Country Tourer y el Volkswagen Passat Alltrack son los novatos, mientras que el Subaru Outback es el pionero, pues se creó a finales del siglo XX, es decir, mucho antes de oir hablar de los Allroad de Audi o del Volvo XC70, por poner dos ejemplos.

Como precursor de todos ellos, el japonés merece el reconocimiento de haber demostrado que un coche familiar puede servir para multitud de terrenos, incluidos los off road, sin perder ni un ápice de utilidad.

La actualización de la cuarta generación, que se acaba de poner a la venta, mide casi 4,9 metros de longitud y resulta un coche espacioso tanto para los pasajeros como para el equipaje (ver abajo los recuadros Mucho Sitio y Buen Maletero). El motor bóxer diésel 2.0 de 150 CV, con toma de aire para el intercooler en el capó y sin soluciones ecológicas, es la mejor opción mecánica para viajar y es un acierto si se combina con la transmisión automática CVT Lineartronic (con levas en el volante y siete relaciones prefijadas), pues este binomio suma muchas virtudes: buenas prestaciones, rendimiento gratificante en cualquier régimen, sencillez de conducción, ausencia de vibraciones, sonoridad en aceleraciones más atractiva que la de un gasóleo con los cilindros dispuestos en línea y un consumo convincente: 7,2 l/100 km, incluyendo todo tipo de recorridos: urbanos, por pistas, por vías de primer orden y subidas a puertos.

Subaru Outback (trasera)

Gratificante
La respuesta en asfalto del Outback es, mayoritariamente, gratificante. El aplomo y la estabilidad que muestra en vías de primer orden le convierten en un buen devorakilómetros, y las curvas rápidas no tienen secretos para él. En un puerto ratonero es más fácil llegar a sus límites porque los movimientos son algo más aparatosos, sin ser inseguros, porque la dirección no es especialmente directa y porque está lastrado por los neumáticos Yokohama Geolandar G95, no pensados para asfalto. Con ellos, aparecen enseguida chirridos (¡parece que vamos de rally, pero no es así!) y la sujeción lateral en curvas lentas no es elevada. Ciertamente, en este escenario, no se logra un comportamiento tan redondo como el de sus rivales europeos, pero ni mucho menos defrauda.

En el interior, el salpicadero está compuesto por materiales de tacto duro perfectamente ensamblados, pues circulando por zonas irregulares no se produjo ningún grillo. La pantalla central táctil,bien situada para no desviar mucho la mirada de la carretera, incluye navegador y cámara de visión trasera con guías (muy útil en los aparcamientos), mientras que en la guantera central se esconden los conexiones auxiliares del equipo de audio y una toma de corriente. El volante de cuero es multifunción, pero el ordenador de a bordo se maneja desde una palanquitas situadas en la instrumentación y no desde el propio volante. Por su parte, los mandos del equipo de climatización están dispuestos de forma inteligente, por lo que no se tarda mucho tiempo en accionar el deseado.

Subaru Outback (interior)

Por último, en el Outback, la relación precio/equipamiento está muy lograda porque, con la mecánica Bóxer Diésel, el acabado tope Executive Plus y el cambio Lineartronic, el coste asciende a 39.000 euros, precio cercano al de un VW Passat Alltrack peor equipado e inferior al de un Audi A4 Allroad, mucho menos espacioso y con muchos menos extras. En este punto, sólo falta recordar la extensa y exitosa tradición de Subaru en tracción 4×4 y coches camperos. Más información del Subaru Outback en http://quintamarcha.com/index.php/subaru-outback-ranchera-sin-limites

CON TODOS LOS EXTRAS. Los asientos delanteros del acabado tope Executive Plus, cuya sujeción en curvas es normal, son verdaderamente premium porque incluyen tapicería de cuero (de calidad correcta, porque no resbala mucho ni hace sudar demasiado al cuerpo en días calurosos) y calefacción con dos niveles de intensidad. Además, en el caso de la butaca del conductor, hay que sumar regulación eléctrica (incluida la lumbar) y dos memorias. Como la inclinación de la banqueta también se puede modificar, la postura de conducción ideal se logra en un santiamén. En la parte posterior, hay dos redes para colocar objetos. Hay que tener en cuenta que si se circula frecuentemente con el coche en pistas, el cuero camufla peor la suciedad que la tela.

MUCHO SITIO. Regulables en inclinación pero no en longitud, los asientos laterales traseros disponen de mucho espacio, tanto que un adulto de más de 1,90 metros se puede acomodar perfectamente, aun siendo de la misma estatura el ocupante delantero. La plaza central es algo más estrecha y con un mullido más duro porque el respaldo acoge un reposabrazos. El túnel de transmisión sí molesta al quinto pasajero para colocar los pies. No hay salidas de aire traseras.

BUEN MALETERO. Profundo, no muy alto y de formas regulares, el maletero del Outback supera con claridad los 500 litros de capacidad. Incluye, además de argollas y ganchos, tiradores para abatir los asientos traseros, quedando una superficie de carga plana. Debajo de ésta hay un doble fondo donde se pueden guardar objetos pocos voluminosos. Hay hueco para una rueda de repuesto, pero de serie viene con un kit reparapinchazos, que puede ser insuficiente en pistas, porque en éstas, si hay algún problema con un neumático, suele ser a causa de una raja o un reventón, contratiempos que no se pueden solucionar con el gel sellante.

TRACCIÓN 4×4. La tracción Symmetrical AWD de Subaru, que distribuye el par motor entre los ejes delantero y trasero en un porcentaje 45/55 en condiciones normales de adherencia, varía este reparto a través del sistema VTD teniendo en cuenta el ángulo de la dirección, el giro del vehículo y la aceleración lateral.

RUTA CAMPERA. Conducir el Outback en pistas en buen estado resulta una experiencia muy agradable, porque las suspensiones absorben con comodidad las irregularidades y no hay pérdidas de trayectoria, aun forzando la situación. En este sentido, los Yokohama Geolandar G95, algo limitados en asfalto, demuestran que en tramos off road rinden mucho mejor (las frenadas se realizan en poca distancia). El perímetro inferior del coche, con plásticos sin pintar, minimiza daños ante impactos de piedras o rozones con maleza y si nos encontramos con algún hoyo en el camino, disponemos de 20 centímetros de altura libre al suelo para superarlo (eso sí, despacio, porque si no haremos tope con la suspensión). Iniciar la marcha en cuestas tampoco supondrá un gran problema gracias al ayuda al arranque disponible.

Texto y fotos: F.M.

GAMA OUTBACK: Desde 30.700 euros

1.998 cc / 150 CV / 1.699 kg / 195 km/h / 7,2 l/100 km / 39.000 €

DESTACA:
– Polivalencia de uso.
– Espacio interior y maletero.
– Buen binomio motor/transmisión.

MEJORABLE:
– Kit reparapinchazos.
– Rendimiento de los neumáticos en carreteras reviradas.
– Manejo del ordenador de a bordo.

EQUIPAMIENTO DE SERIE Y SEGURIDAD
Climatizador bizonal; llantas de 17 pulgadas; sensores de alumbrado y lluvia; radioCD con lector de MP3 y conexiones auxiliares; pantalla central táctil; navegador a color; cámara de visión trasera; faros de xenón; Bluetooth; volante multifunción; control de velocidad de crucero; techo solar; tapicería de cuero; asientos delanteros calefactables; llave inteligente; tracción total permanente; freno de estacionamiento electrónico; maletero con doble fondo; barras portaequipajes, etc.
Seguridad: Airbags frontales, laterales y de cortina; programa electrónico de estabilidad (VDC); anclajes Isofix; ABS con distribuidor (EBD); ayuda al arranque en cuesta, etc.

GARANTÍA: Tres años o 100.000 kilómetros.

FICHA TÉCNICA


MECÁNICA

Motor Delantero longitudinal. 4 cilindros opuestos en horizontal.
Cilindrada 1.998 cc.
Potencia máxima 150 CV a 3.600 rpm.
Par máximo 350 Nm a 1.600 rpm.

TRANSMISIÓN

Tracción Total.
Caja de cambios Automática, tipo CVT.

DIRECCIÓN Y FRENOS

Sistema Cremallera, eléctrica.
Frenos del/tras Discos ventilados.
Suspensión del/tras McPherson/multibrazo.

DIMENSIONES

Peso 1.699 kg.
Largo/ancho/alto 4.790/1.820/1.605 mm.
Cap. depósito 65 litros.
Vol. maletero 526-1.726 litros.
Neumáticos 225/60 R17.

PRESTACIONES Y CONSUMOS

Velocidad máxima 195 km/h.
De 0 a 100 km/h 9,7 segundos.
Urbano homologado 7,6 l/100 km.
Durante la prueba 7,2 l/100 km.
Emisiones CO2 166 g/km.
Impuesto Matriculación. 9,75%.

Prueba realizada con BP Ultimate

Dejar un comentario

Catalogado como Pruebas

Deja un comentario