Toyota presenta la renovación del Land Cruiser en el Salón de Frankfurt

Toyota ha presentado el nuevo Land Cruiser en el Salón de Frankfurt, todo un todoterreno que adopta una serie de cambios en todos los frentes para seguir siendo una de las referencias de su segmento. En nuestro mercado se venderá con el motor 2.8 de 177 CV.

Kobe Motor

Toyota ha presentado en el Salón del Automóvil de Frankfurt el nuevo Land Cruiser, una apuesta cien por cien todoterreno que supone un soplo de aire fresco para los seguidores de este tipo de vehículos en una época donde los SUV se han hecho más que fuertes. El Land Cruiser podría considerarse ya un clásico del mercado, y es que se vende en nuestro territorio desde el año 2009.

La nueva versión de este 4×4 ofrece una nueva imagen más elegante gracias a la presencia de una nueva parrilla cromada, que hace juego con los nuevos grupos ópticos de la parte delantera, que ahora cuentan con tecnología LED. Además, las medidas del coche crecen hasta los 4,84 metros de largo en el caso de la versión de cinco puertas y hasta los 4,57 en el caso de la de tres. La zaga presenta menos cambios, lo que no impide la presencia de ligeros cambios en los pilotos, un discreto spoiler en la parte superior y un cromado central. Las llantas pueden ser ahora de hasta 19 pulgadas.

A pesar de estas variaciones, que dulcifican la imagen del Land Cruiser, el espíritu del vehículo no varía un ápice, tal y como demuestra una altura libre respecto al suelo de 21,5 centímetros, además de unos ángulos de ataque, salida y central de 31, 25 y 22 grados respectivamente, que nos permitirán enfrentarnos a los caminos más complicados con total garantía.

El interior del nuevo Toyota Land Cruiser también experimenta un notable salto hacia adelante con un aumento de la calidad de los materiales y los acabados, además de una mejora en la dotación tecnológica. En este sentido contaremos con una pantalla de 8 pulgadas a color que permite un control táctil de lo más intuitivo, pudiendo manejar tanto el sistema de navegación como todo lo que tiene que ver con la interacción con nuestro smartphone. Además, el cuadro de mandos ahora dispone de una pantalla TFT que mejora la exposición de los datos más interesantes al conductor.

En el apartado mecánico, el nuevo Toyota Land Cruiser mantiene el conocido motor 2.8 D-4D, que viene a ser un turbodiésel de 177 CV y 450 Nm de par máximo que puede asociarse bien a un cambio manual o bien a uno automático, ambos de seis marchas. El consumo medio de carburante homologado se sitúa en 7,4 l/100 km.

Otro de los puntos a destacar del Land Cruiser es el Toyota Safety Sense, que se incorpora permitiendo al todoterreno japonés contar con control de velocidad de crucero adaptativo, sistema de frenada de emergencia en ciudad con detección de peatones, alerta de cambio involuntario de carril y detectar obstáculos en ángulo muerto, entre otros.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario