Toyota Verso 150D Advance AutoDrive: Convincente

Toyota Verso (frontal)

Muchas de las virtudes que todo buen monovolumen debe poseer las atesora el Toyota Verso que, con el motor turbodiésel 2.2 D-CAT de 150 CV, suma buen rendimiento, logrando un coche convincente para toda la familia.

Prueba realizada con BP Ultimate

Espacioso y lleno de soluciones prácticas para hacer más fácil el día a día con toda la familia, el Verso representa el buen hacer de Toyota en el segmento de los monovolúmenes medios. En menos de 4,5 metros de longitud alberga cinco amplias plazas para adultos, dos más para niños y un buen maletero que, con las dos primeras filas de asientos ocupadas, cubica 440 litros.

El modelo nipón da la bienvenida a los pasajeros con un acceso muy cómodo al interior y una alta postura de conducción. Respecto a un turismo, el volante está situado en una posición más inclinada y baja, pero es sencillo sentirse cómodo a los mandos del Verso. El/la cabeza de familia disfruta de una buena visibilidad en todos los ángulos (importante sobre todo en la ciudad) y puede controlar a los niños gracias a un espejo de vigilancia escamoteable situado cerca del retrovisor interior. Los numerosos huecos portaobjetos –incluidas la doble guantera y las bolsas en todas las puertas- y los mandos a mano de la consola central completan un interior configurado con mucha inteligencia. Por su parte, la instrumentación, orientada hacia el conductor, está en el centro del salpicadero, con lo que todos los pasajeros pueden verla. Como puntos criticables, carece de información permanente sobre la temperatura del motor (sólo hay un testigo digital que indica que la mecánica está fría y que desaparece con el paso de los kilómetros) y el manejo del cuentakilómetros no se realiza desde alguna leva o desde el propio volante, como así sucede con el ordenador de a bordo. También sería aconsejable introducir en el Verso intermitentes de un toque (con un toque a la leva da tres destellos de luz), lo que aumentaría la comodidad en la conducción.

Toyota Verso (trasera)

Buen rendimiento
La opción mecánica turbodiésel 2.2 D-CAT de 150 CV, la intermedia por potencia, se asocia exclusivamente a un cambio automático de seis velocidades por convertidor de par, con modo Sport (lleva el motor más revolucionado y apura más las marchas antes de cambiar) y levas tras el volante para usarlo también de forma manual/secuencial. El motor resulta convincente por fuerza y por buen empuje desde regímenes bajos. Sin probar el coche a plena carga, creo que esta mecánica rinde lo suficientemente bien para transportar familia y equipaje sin notar falta de potencia. Mejorables son la sonoridad en aceleraciones y los consumos (8,2 l/100 km durante la prueba, incluyendo conducción urbana, a un ritmo normal). En la instrumentación se incluye un testigo Eco, que se enciende cuando se está realizando una conduccion eficiente.

Si se elige esta mecánica D-CAT, el acabado obligatorio es el tope, denominado Advance, que viene con las siete plazas. Si se opta por la 2.0 D-4D de 126 CV, la variedad de gama es mucho mayor (tres acabados: Live, Active y Advance, y habitáculos para cinco o siete personas).

Toyota Verso (interior)

Muy agradable
Sumando kilómetros, la calificación dinámica que merece el Verso es de ser un coche equilibrado, sin aglutinar tanta agilidad como un Seat Altea XL o un Ford Grand C-Max, pero, a su vez, sin desentonar abordando curvas. Lo más demandado en un coche de este tipo, que sea cómodo para viajar, se cumple con sobrados argumentos, pues la suspensión absorbe muy bien las irregularidades del asfalto, limitando mucho el cansancio. La sonoridad aerodinámica es la normal en un coche de este tipo, algo mayor que en un turismo por la mayor altura y superficie acristalada, sin ser molesta.

Con cinco estrellas EuroNCAP, el Toyota Verso es uno de los automóviles más seguros de su segmento. Además, en el equipamiento de serie cuenta con programa electrónico de estabilidad (VSC+), siete airbags (incluido el de rodillas para el conductor), reposacabezas delanteros activos y anclajes Isofix en las plazas laterales traseras.

Texto: F.M.
Fotos: J.L.B.

POSICIÓN ALTA. Delante, se viaja en una posición alta y con las piernas bien flexionadas. La regulación del respaldo se realiza a través de una palanca y no por una ruedecilla. Los asientos tienen sujeciones laterales, que son suficientes para que el cuerpo no se desplace mucho aun abordando curvas cerradas. En su parte posterior incluyen bandejas para los pasajeros laterales de la segunda fila.

ESPACIOSOS. En la segunda fila, los tres asientos individuales pueden dar cabida, por anchura, a otros tantos adultos. Se pueden regular longitudinalmente y en inclinación de forma independiente en un santiamén. Asimismo, se pueden abatir quedando una superficie plana para el maletero. Como el suelo también es plano, el pasajero central viajará con total comodidad. Las cortinillas en las ventanas laterales, de serie, vienen perfectas para aislar el habitáculo del sol.

PARA NIÑOS. Por espacio disponible, los dos asientos de la tercera fila van destinados a niños. Para sacarlos del suelo (son escamoteables), los de la segunda tienen que tener el respaldo recto. A ellos se accede sin tener que contornear mucho el cuerpo. Tienen reposacabezas regulables y los pasajeros disponen de posavasos laterales.

BUEN ESPACIO. Aunque los pasos de rueda invaden parte del cubículo y el plano de carga está en una posición alta (en el Verso de cinco plazas no sucede ésto), el maletero ofrece un buen espacio que, traducido en litros, llega a los 440 (con cinco plazas ocupadas). Si se abaten los asientos de la segunda y la tercera fila, la superficie es plana.

EQUIPAMIENTO TOPE. El acabado Advance incluye de serie, entre otros elementos, llantas de 17 pulgadas, techo panorámico (con cortinilla retráctil) y el sistema Toyota Touch: pantalla táctil y a color de 6,1”, Bluetooth, toma USB y cámara de visión trasera (de alta definición, pero sin líneas de referencia, aunque el sensor de parking limita esta falta). Opcional es el Toyota Touch & Go, que añade a lo anteriormente citado navegador y acceso a Internet.

GAMA VERSO DESDE: 21.100 euros

2.231 cc / 150 CV / 1.650 kg / 195 km/h / 8,2 l/100 km / 32.950 €

DESTACA:
– Espacioso y práctico.
– Equipamiento de seguridad de serie.
– Potencia suficiente.

MEJORABLE:
– Kit reparapinchazos.
– Sin información de la temperatura del motor.
– Maletero con siete plazas ocupadas.

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD
Climatizador bizonal; llantas de 17”; faros de xenón; techo panorámico; asientos de tela y cuero; cristales oscurecidos; asientos delanteros calefactados; entrada y arranque sin llave; sensores de alumbrado, lluvia y aparcamiento; parasoles retráctiles en ventanas laterales traseras; retrovisor interior fotosensible; levas de cambio en el volante; pantalla táctil: Bluetooth; cámara de visión trasera; control de velocidad de crucero, etc.
Seguridad: Airbags frontales, laterales, de cortina y de rodillas para el conductor; anclajes Isofix; programa electrónico de estabilidad (VSC+); inmovilizador electrónico; reposacabezas delanteros activos, etc.

GARANTÍA: – Tres años o 100.000 kilómetros.

FICHA TÉCNICA


MECÁNICA

Motor Delantero transversal. 4 cilindros en línea.
Cilindrada 2.231 cc.
Potencia máxima 150 CV a 3.600 rpm.
Par máximo 310 Nm a 1.800 rpm.

TRANSMISIÓN

Tracción Delantera.
Caja de cambios Automática, 6 velocidades.

DIRECCIÓN Y FRENOS

Sistema Cremallera, eléctrica.
Frenos del/tras Discos ventilados/discos
Suspensión del/tras McPherson/eje torsional.

DIMENSIONES

Peso 1.650 kg.
Largo/ancho/alto 4.440/1.790/1.630 mm.
Cap. depósito 60 litros.
Vol. maletero 178-1.696 litros.
Neumáticos 215/55 R17.

PRESTACIONES Y CONSUMOS

Velocidad máxima 195 km/h.
De 0 a 100 km/h 10,1 segundos.
Urbano homologado 8,4 l/100 km.
Durante la prueba 8,2 l/100 km.
Emisiones CO2 178 g/km.
Impuesto Matriculación. 9,75%.

Prueba realizada con BP Ultimate

1 comentario

Catalogado como Pruebas

Una Respuesta a Toyota Verso 150D Advance AutoDrive: Convincente

  1. Cristina

    Es ideal para niños, tiene un montón de detalles prácticos que facilitan los desplazmientos en familia.

Deja un comentario