Toyota y Fernando Alonso consiguen una histórica victoria en las 24 Horas de Le Mans

Fernando Alonso, Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima, a los mandos de su Toyota TS050 Hybrid nº 8, ganaron las 24 Horas de Le Mans, con dos vueltas de ventaja sobre el otro equipo de Toyota, que así firmó un doblete para la historia en su vigésimo intento de triunfo en el circuito francés de La Sarthe.

Kobe Motor

Histórica victoria de Toyota en las 24 Horas de Le Mans porque se produjo tras veinte intentos de la marca por conseguirla, porque lo hizo a la par que Fernando Alonso, junto a sus compañeros Sebastien Buemi y Kazuki Nakajima y porque firmó un doblete al copar la segunda posición del podio. La ‘pole position’obtenida el jueves por el español, el suizo y el japonés, a los mandos del Toyota TS050 Hybrid nº 8, fue el mejor presagio y una carrera perfecta por parte de los tres pilotos que les permitió pasar a la historia al lograr la primera victoria de Toyota en Le Mans. Y decisivo el relevo nocturno de Fernando Alonso, cuando tomó el volante del TS050 Hybrid, a la 1:30 horas del domingo, teniendo por delante al otro Toyota con una ventaja de 2:20 minutos y le recortó más de minuto y medio, un pilotaje de maestro que resultó esencial en la victoria del Toyota nº 7.

Con su triunfo en la 86ª edición de las 24 Horas de Le Mans, Toyota se convierte en el segundo fabricante japonés en ganar en toda la historia de la mítica carrera, la prueba reina del automovilismo mundial, mientras que Fernando Alonso se acerca a su objetivo de lograr la Triple Corona —vencer en el GP de Mónaco de F1, en las 24 Horas de Le Mans y en las 500 Millas de Indianápolis— gracias a Toyota, además de ser el primer campeón del mundo de F1 en vencer en el circuito de La Sarthe desde que lo hiciese Graham Hill en 1972, titular de esa Triple Corona que persigue el piloto de McLaren.

Alonso y sus compañeros, realizaron una carrera prácticamente perfecta, sin errores relevantes y apenas penalizaciones, bien coordinados y con ritmos muy similares, con la fiabilidad y la regularidad siempre como referencias en cada uno de sus relevos.

Los dos prototipos de Toyota, el nº 8 del astur y el nº 7 de Mike Conway, Kamui Kobayashi y José María ‘Pechito’ López, se mantuvieron en cabeza desde el inicio de las 24 horas, intercambiado su posición en diferentes momentos. Vuelta a vuelta y relevo a relevo, los dos prototipos de Toyota Gazoo Racing se fueron distanciando de sus rivales y dejando claro que, si algún incidente o problema mecánico no lo impedía, la victoria sería para la marca japonesa, que por algo habían situado en la pista francesa dos bólidos de tecnología máxima y mil caballos bajo el capó de cada uno, quedando únicamente por dilucidar cuál de los dos TS050 Hybrid se llevaría el triunfo.

El momento clave de la más cinematográfica de cuantas carreras se celebran en el mundo fue el relevo nocturno de Alonso, tal como se refleja al principio. El piloto asturiano dejó su sello sobre el asfalto de La Sarthe con una remontada en la que logró reducir la ventaja del TS050 Hybrid nº 7, que entonces pilotaba ‘Pechito’ López, a sólo 40 segundos. En los siguientes relevos, los compañeros del español, Buemi y Nakajima, siguieron la senda abierta por el piloto ovetense y al amanecer se consumó la remontada del Toyota nº 8.

Final trepidante

Con un ritmo inalcanzable para el resto de sus rivales, todo hacía indicar que, como sucedió en las 6 Horas de Spa-Francorchamps, el triunfo en Le Mans se decidiría en los últimos relevos. Sin embargo, a poco más de hora y media para la conclusión de las 24 Horas, Kobayashi al volante del TS050 Hybrid nº 7 no entró a repostar en la vuelta que le correspondía, por lo que tuvo que activar el modo ahorro de combustible de su prototipo, ralentizando su ritmo y permitiendo al TS050 Hybrid nº 8, en esos momentos en manos de Nakajima, compatriota del anterior, ampliar claramente su ventaja.

Tras repostar finalmente en la siguiente vuelta, Kobayashi y su bólido nº 7 perdieron una vuelta frente a Nakajima. El triunfo del nº 8 era sólo cuestión de tiempo. Finalmente, dos nuevas paradas obligatorias en boxes del TS050 Hybrid nº 7, penalizaciones leves por exceso de combustible y por exceder el número de vueltas por ‘stint’, hicieron que el primero de los dos Toyota en cruzar la línea de meta aventajara al otro en dos vueltas.

Así, el TS050 Hybrid nº 8 de Buemi y Nakajima cruzó la bandera a cuadros tras completar 388 vueltas, a una velocidad media de 248,2 km/h y con un total de 37 paradas en boxes, con su vuelta rápida fijada en 3:17.658’’. Tras él, entró el otro TS050 Hybrid nº7 de Mike Conway, Kamui Kobayashi y José María ‘Pechito’ López, que realizó 386 vueltas a una velocidad media de 247,8 km/h y 38 paradas en boxes, con una vuelta rápida de 3’:17.980’’. El dominio de Toyota quedó ratificado por la distancia al tercer clasificado, que finalizó a doce vueltas por detrás del primero de los prototipos de Toyota y a diez giros del segundo.

Tras imponerse en Le Mans, Toyota Gazoo Racing es más líder del Campeonato Mundial de Resistencia (World Endurance Championship, WEC) de la FIA, tanto en la clasificación de constructores como en la de pilotos, donde el TS050 Hybrid nº8 de Alonso es primero gracias a sus dos triunfos —6 Horas de Spa-Francorchamps y 24 Horas de Le Mans— en las dos primeras carreras del WEC.

La próxima cita del español y sus compañeros en el equipo Toyota Gazoo Racing en el WEC serán las 6 Horas de Silverstone, el próximo 17 de agosto.

“Estoy en una nube. Es difícil de explicar lo que se siente, es un sueño hecho realidad. Tengo mucho que agradecer a mucha gente. Este objetivo se logra con trabajo y dedicación. Lo más complicado ha sido ver la última hora de carrera por la televisión. No estoy acostumbrado, siempre estoy en el coche cuando se deciden las carreras. Pero ha sido muy emocionante y estoy muy contento”, declaró Fernando Alonso tras lograr la soñada victoria.

El Toyota GR Super Sport Concept, en las 24 Horas

Aprovechando la extraordinaria atención mediática que generan las 24 Horas de Le Mans, Toyota expuso en el ‘Fan Village’ de Toyota GazooRacing su GR Super Sport Concept, un prototipo que monta un motor V6 con doble turbo e inyección directa de 1.000 CV DIN y 2.400 cc, el mismo utilizado por el TS050 Hybrid con que Fernando Alonso y sus compañeros del WEC han alcanzado la victoria.

Presentado por primera vez en el Salón del Automóvil de Tokio 2018, el pasado mes de enero, este ‘concept’ de nueva generación incorpora tecnología híbrida eléctrica perfeccionada gracias a la participación de Toyota en el WEC.

Mientras tanto, ha comenzado el desarrollo del superdeportivo de nueva generación de Toyota, en base al Toyota GR Super Sport Concept. Este modelo adopta los sistemas eléctricos híbridos y la tecnología de ahorro de combustible de vanguardia probados por Toyota GazooRacing durante los seis últimos años en el WEC, y los ofrece con una presentación soberbia.

Comentarios desactivados en Toyota y Fernando Alonso consiguen una histórica victoria en las 24 Horas de Le Mans

Catalogado como Competición

Comments are closed.