Toyota Yaris Hybrid-R: Ecológico de competición

Toyota Yaris Hybrid-R (frontal)

Destinado a los circuitos, el prototipo Toyota Yaris Hybrid-R puede desarrollar ¡420 CV! gracias a un módulo de impulsión compuesto por tres motores y un condensador. ¿Quién dijo que un coche ecológico no podía ser vibrante? Se verá en Fráncfort.

Con el prototipo Yaris Hybrid-R, Toyota ha creado un misil destinado a la competición, pues puede desarrollar hasta ¡420 CV! El módulo de impulsión está compuesto por un condensador, que sustituye a la convencional batería de iones de litio, y por tres motores: un gasolina 1.6 turbo de 300 CV, que mueve las ruedas delanteras, y dos eléctricos, cada uno de 60 CV, que hacen girar las traseras. Esta configuración permite al modelo japonés disponer de tracción total y también de un reparto variable de fuerza en el eje posterior.

El empleo de un condensador genera varias ventajas: se carga más rápidamente y las pérdidas de energía son menores. Además, tiene mayor densidad que una batería.

Toyota Yaris Hybrid-R (trasera)

El Hybrid-R dispone de dos modos de conducción. El primero es Circuito, con el que se puede alcanzar la potencia antes citada. En el segundo, Calle, se reduce la cifra a 340 CV.

Como sucede en el resto de los híbridos, en las desaceleraciones se carga el condensador. Lo especial de este coche es que incluye un generador acoplado al motor de gasolina que actúa además como control de tracción, porque, cuando hay pérdidas de motricidad en el eje delantero, el exceso de fuerza se convierte en electricidad para cargar los propulsores eléctricos.

Los que argumentan que un coche híbrido no puede ser vibrante deben cambiar de opinión con el Yaris Hybrid-R, que se exhibirá en el Salón del Automóvil de Fráncfort (Alemania).

Dejar un comentario

Catalogado como Novedades

Deja un comentario