Tráfico intensifica los controles de alcohol y drogas durante esta semana

1-test-alcoholemia-qm-web-dic-2011

La Dirección General de Tráfico ha puesto en marcha una campaña de concienciación durante esta semana por la cual se realizarán más de 25.000 controles diarios de alcohol y drogas, factores de riesgo que suponen casi un tercio de los accidentes mortales.

Nos encontramos en época de comidas y cenas navideñas, o lo que es lo mismo, de excesos. Por ello, la DGT ha puesto en marcha un dispositivo que durará hasta el próximo 18 de diciembre debido al cual se realizarán más de 25.000 controles diarios a los conductores en busca de positivos por alcohol y drogas. Estos se llevarán a cabo en todo tipo de carreteras y a cualquier hora del día, poniendo especial atención en los colectivos policonsumidores, aquellos conductores que se ponen al volante y que consumen habitualmente alcohol y/o drogas.

En 2015, la DGT constató que de las 2.774 pruebas realizadas a conductores seleccionados aleatoriamente cuando circulaban por vías públicas -datos del Estudio prevalencia del consumo de alcohol y drogas ilegales (EDAP)-, un 12% habían consumido recientemente drogas y/o alcohol. Concretamente, un 10% de los conductores presentaron consumos recientes de drogas -con o sin la presencia de alcohol- y un 8% consumo reciente de drogas sin haberse constatado la presencia del alcohol.

Si nos fijamos en las pruebas de alcoholemia llevadas a cabo por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil a conductores en 2015, vemos que el 1,4% de ellos dieron positivo en controles preventivos, un 0,8% de positivos en pruebas realizadas como consecuencia de infracción y un 4,5% de positivos en pruebas realizadas tras estar implicado en un accidente.

Conviene recordar que la Ley de Seguridad Vial contempla para los conductores reincidentes, que son aquellos que hubieran sido sancionados en el año inmediatamente anterior por dar positivo a alcohol, una sanción de que asciende a 1.000 euros. Ésta misma cifra se aplica también a los conductores que circulen con una tasa que supere el doble de la estipulada como legal.

En el caso de las drogas, la ley prohíbe terminantemente conducir con presencia de drogas en el organismo, quedando excluidas las sustancias que se utilicen bajo prescripción facultativa y con una finalidad terapéutica. La infracción por conducir en este estado está catalogada como muy grave, y se castiga con una sanción de 1.000 euros y la retirada de 6 puntos. Y todo esto sin olvidar que si superamos el límite de alcohol de 0,6 mg/l en aire -1,2 en sangre-, damos positivo por drogas o nos negamos a someternos a un control, se nos juzgará por la vía penal.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario