Un Citroën sin conductor, desde San Lorenzo de El Escorial hasta Arganda del Rey

Citroen C3 sin conductor

Un Citroën C3 recorrió, sin conductor y sólo guiado por un ordenador, la distancia entre las localidades madrileñas de San Lorenzo de El Escorial y Arganda del Rey. El experimento fue realizado por el Centro de Automática y Robótica del CSIC y la Universidad Politécnica de Madrid.

Poco a poco, pero con importantes avances, se van dando los primeros pasos para desarrollar la tecnología que permita prescindir del conductor en el manejo de los coches. Citroën cedió un C3 al Centro de Automática y Robótica (CAR) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y a la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) para una prueba de este tipo. Consistió en realizar un recorrido entre las localidades madrileñas de San Lorenzo de El Escorial y Arganda del Rey con el modelo galo, guiado por un ordenador, que manejaba tanto el volante como los pedales de freno y acelerador, además de calcular la distancia de seguridad con el vehículo precedente, un C3 Pluriel equipado con un GPS y comunicaciones vía radio, y conducido por un humano. Ambos automóviles fueron escoltados por miembros de la Guardia Civil, pues el experimento se desarrolló con tráfico abierto. Ante cualquier imprevisto, como un fallo del propio GPS o del sistema de radio en zonas problemáticas (túneles, etc), el C3 podía pasar a conducción manual.

El trayecto, que se realizó a una velocidad media de 60 km/h y que incluyó tramos de todo tipo (urbanos, por carreteras secundarias y por autovías), se completó con éxito.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario