Valencia Nascar Fest, ¡qué espectáculo!

nascar

La única cita del Whelen Nascar Euroseries, se celebró en el circuito Ricardo Tormo de Cheste, bajo el nombre de Valencia Nascar Fest, los pasados 22 y 23 de abril.

Desde que empieza esta fiesta del motor, que coincidió con un sol espléndido en Valencia, te trasladas por un par de días a la Nascar americana. Cheerleaders con sus pompones, que bailan en la pista al inicio de cada competición, banderas de barras y estrellas, los pilotos que forman junto a sus vehículos mientras suenan los himnos al inicio de cada una de las pruebas, perritos calientes en los puestos de comida para el público o un concierto que suena al fondo, hace que esta fiesta del motor sea para toda la familia.

Hay que organizarse bien el horario, pues las actividades son continuas, tanto dentro, como fuera de la pista, y si queremos ver todo no hay momento de tranquilidad.

Pilotos españoles en el podio

La parrilla de salida de la Nascar Euroseries está formada por 28 coches, 12 equipos y 45 pilotos que van a darlo todo en cada una de las dos carreras que se corren en cada jornada. Hay dos categorías, Elite 1, para pilotos profesionales, y Elite 2, para los amateur y los noveles. El premio para el ganador del título de la Whelen Nascar Euroseries será participar en una de las carreras de la Nascar de los Estados Unidos. Una gran oportunidad para estos pilotos.

En la lista de participantes, encontramos nombres conocidos. Nuestro Borja García, que pilota el Mustang número 1 del equipo SPV Racing. Matthias Lauda, que comparte el Chevrolet número 66 con Freddie Hunt. Dos hijos ilustres de pilotos rivales antaño, ambos campeones de Fórmula 1, y cuyos retoños comparten box y vehículo.

Con el número 24, Anthony Kumpen, que ya ha participado en Daytona con su Chevrolet.

Entre los pilotos Elite 2 tenemos al malagueño Salvador Tineo, con el número 54, que compite en el CAAL Racing Chevrolet SS. A todos ellos les hemos podido ver en los podios de las varias carreras celebradas,  y a alguno de ellos, como Borja García, no bajarse del cajón.

En la pista hay otros espectáculos, además de las exhibiciones de los impresionantes camiones decorados, y de los clásicos, que nos llevan a otra época. Así, podemos ver la increíble competición del King of Nations, prueba internacional de Drift, con sus derrapajes, quemando rueda que impregna de humo el ambiente y ese clásico olor a goma quemada que, confesamos, tanto nos gusta. Es emocionante esperar sus derrapajes en plena curva, sintiendo como vibra la pista, e incluso saltándonos algunos trozos de goma.

Y lo más increíble, en un rato de descanso hablamos con los chicos del Uissosclothing, muy jóvenes, y que ellos mismos arreglan su vehículo, el número 50. Les hemos visto derrapar sobre el asfalto del circuito, ¡enhorabuena chicos por ese espíritu de competición tan precoz!

Diversión dentro y fuera de la pista

Las carreras de la Nascar son un espectáculo. Vemos los coches desmontados en los boxes, como los preparan, y comprobamos cómo, a pesar de los impactos durante la carrera, con piezas colgando de sus carrocerías, siguen en la pista, ¡parecen casi indestructibles!

La salida de la prueba siempre es lanzada, por lo que es un espectáculo de aceleración. La última carrera hay que repetirla hasta tres veces debido a sucesivos toques que obligan incluso a la salida del Safety car, resultando apasionante para el público que aplaude a rabiar desde las gradas.

Dentro de las actividades que se organizan en el paddock, la presencia del stunt Emilio Zamora es ya un clásico, tipo simpático que me ve en la pista y se dirige hacia mí con una sonrisa pícara, teniendo el tiempo justo para disparar mi cámara y esquivarle mientras veo su sonrisa, que se la devuelvo. Cambia sus Ducati’s, primero la Monster y luego la Panigale, con las que hace diabluras y disfruta como nadie, se nota.

Le vemos participar el sábado en el stunt de camiones del equipo Orlando, que derrapan y queman goma, y veo su cara al bajar de uno de los monstruos, diría que incluso se ha mareado.

Es el segundo año que acudimos a nuestra cita en Cheste con la Nascar, y seguro que no será la última, pues es un disfrute para los amantes del motor y el Circuit nos trae la única oportunidad en nuestro país de ver estas maravillas. Ambientazo, cercanía con los equipos y pilotos y un marco incomparable para esta competición.

Silvia González/Juan Carlos Baigorri 

Photo&Motor 

Dejar un comentario

Catalogado como Competición

Deja un comentario