Volkswagen Golf Cabrio 1.4 TSI: Cuatro estaciones

Volkswagen Golf Cabrio 1.4 TSI (frontal)

Realmente silencioso con la capota puesta y muy agradable de conducir a cielo abierto, el VW Golf Cabrio no se queda en casa, incluso con mal tiempo, gracias a un techo que aísla perfectamente el habitáculo. Como todos los TSI, el de 160 CV también convence desde el primer kilómetro.

Aunque suene a tópico decir que un descapotable con capota de lona es válido para todos los días del año, incluidos los más complicados desde el punto de vista meteorológico, esta virtud hay que destacarla, y mucho, en el Volkswagen Golf Cabrio. En nuestro caso, la unidad analizada ha recibido varios aguaceros propios del otoño, que han servido para probar la absoluta estanqueidad de la capota. Ésta aísla perfectamente el habitáculo incluso a velocidades superiores a las legales por autopistas: apenas hay rumorosidad aerodinámica, por lo que los largos viajes no resultarán cansados. Tan sólo en los túneles el sonido de otros vehículos se hace más patente. Tampoco han aparecido crujidos, más típicos de los techos duros retráctiles. En las incorporaciones a carreteras hay que ser más precavidos, pues la visión trasera en diagonal queda mermada por la propia capota. También hay que tener siempre en cuenta las posibles fechorías de los incívicos, que pueden rajar la capota fácilmente y darnos el disgusto. El VW Eos puede ser la alternativa para los más desconfiados, pues lleva un techo duro.

Volkswagen Golf Cabrio 1.4 TSI (trasera)

Alto disfrute
Después de circular a cielo abierto durante un par de horas, hay que destacar el alto disfrute logrado. Circulando hasta 110 km/h apenas se generan turbulencias, así que se puede hablar sin alzar mucho la voz u oír tu música preferida sin llevar muy alto el equipo de audio. Para velocidades mayores, es muy recomendable adquirir el cortavientos opcional (300 euros), que mejora el confort, aunque impide que viajen dos ocupantes en las plazas traseras.

Volkswagen Golf Cabrio 1.4 TSI (interior)

El comportamiento del Cabrio no desentona frente a un Golf convencional. Testado por todo tipo de carreteras, el modelo alemán se maneja con facilidad: es suficientemente ágil en curvas y devora kilómetros con comodidad, aun teniendo una suspensión más bien firme y registrando un peso que no es liviano (casi 1.500 kilos). También es culpable de este agrado el motor de gasolina 1.4 TSI de 160 CV. De inyección directa, está dotado de un compresor volumétrico y de un turbo, que dan brío y viveza a la mecánica casi desde el ralentí. Según seamos de exigentes con el acelerador, el consumo puede variar mucho. En una conducción suave, la cifra se sitúa en torno a 7-7,5 l/100 km, mientras que exprimiendo más el TSI, el gasto subió a 9,5 l/100 km de media, aproximadamente. Realmente silencioso y suave, el propulsor logra que el Golf Cabrio coja velocidad rápidamente sin apenas percibirse desde el interior.

F.M.
Fotos: J.L.B.

Se disfruta mucho tanto con la capota puesta como a cielo descubierto

ASIENTOS DE ALCÁNTARA Y CUERO. Dentro del paquete opcional Design & Style (705 euros) se encuentran los asientos deportivos Catch Up con mezcla de tejido Alcántara y cuero. Tienen regulación lumbar y en altura, incluyen bolsas portaobjetos en su parte posterior y vuelven a su sitio cada vez que se mueven para que los pasajeros traseros entren o salgan del habitáculo. Las personas de complexión delgada, como el que suscribe, no se sentirán agobiados en ellos. El pack también incluye, entre otros elementos, pedales en aluminio, acabados cromados en los mandos de las luces y los elevalunas, así como inserciones decorativas en el cuadro de mandos y en las puertas.

POCO INCLINADOS. Respecto a un Golf convencional, las plazas traseras, dos en el Cabrio, son mucho menos espaciosas, aunque en ellas caben adultos de talla media. El acceso a las mismas no es dificultoso porque el espacio que queda es suficiente tras abatir los asientos delanteros, incluso con la capota puesta. Lo peor es que, al igual que en otros descapotables, los respaldos están poco inclinados, por lo que, con el paso de los kilómetros, el cansancio hace mella en los pasajeros.

MALETERO CORRECTO. El Golf Cabrio tiene un maletero de 250 litros, algo menor que el de un utilitario de última hornada y con una tapa de acceso no muy grande (surgirán dificultades para meter elementos voluminosos). El cubículo, de formas irregulares debido al sistema de protección al vuelco, mantiene la misma capacidad aun con el techo replegado, algo muy positivo. Los asientos traseros se pueden abatir con dos mandos situados en los laterales del maletero, quedando un hueco que comunica el maletero con el habitáculo. En caso de pinchazo, hay una rueda de repuesto de emergencia.

EN 0,25 SEGUNDOS. El sistema de protección antivuelco del descapotable alemán emerge automáticamente en 0,25 segundos detrás de los reposacabezas posteriores cuando el coche supera una inclinación máxima admisible. De este modo, los ocupantes no corren el riesgo de golpear el suelo con sus cabezas.

ACCIONAMIENTO AUTOMÁTICO. Entre los asientos delanteros, se encuentra el mando que acciona de forma automática la capota. Ésta se guarda rápidamente en 9,5 segundos, el mismo tiempo que tarda también en desplegarse. Esta operación se puede realizar circulando hasta 30 km/h. Si se hace en parado hay que tener en cuenta la altura donde estamos (ojo en los garajes y en los sotechados). El otro mando que se ve en la fotografía sirve para bajar y subir a la vez las cuatro ventanillas.

GAMA GOLF CABRIO DESDE: 23.340 euros

1.390 cc / 160 CV / 1.484 kg / 216 km/h / 8,1 l/100 km / 27.380 €

DESTACA:
– Agradable sin y con capota.
– Capacidad invariable del maletero.
– Motor TSI: funcionamiento e insonorización.

MEJORABLE:
– Rueda de repuesto de emergencia.
– Plazas traseras con poca inclinación.
– Boca de carga del maletero pequeña.

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD
Climatizador bizonal; radioCD con lector de MP3 y conexión USB; llantas de 16”; luz de marcha diurna; capota de lona de accionamiento electrohidráulico; sensores de alumbrado y de lluvia; volante multifunción regulable en altura y profundidad; retrovisores exteriores con intermitentes; asientos delanteros con memoria; asientos traseros plegables; apoyabrazos central delantero; espejo interior fotosensible; guantera refrigerada, etc.
Seguridad: Airbags frontales, laterales, de cortina y de rodillas para el conductor; programa electrónico de estabilidad (ESP); reposacabezas activos; anclajes Isofix; protección antivuelco; inmovilizador electrónico, etc.

GARANTÍA:
– Dos años sin límite de kilómetros.

FICHA TÉCNICA
MECÁNICA
Motor/ Delant. Transversal. 4 cil. en línea.
Cilindrada/ 1.390 cc.
Potencia máxima/ 160 CV a 5.800 rpm.
Par máximo/ 240 Nm a 1.500 rpm.
TRANSMISIÓN
Tracción/ Delantera.
Caja de cambios/ Manual, 6 velocidades.
DIRECCIÓN Y FRENOS
Sistema/ Cremallera, asistida.
Frenos del./tras./ Discos ventilados/discos.
SUSPENSIÓN
Del./tras./ McPherson/paral. deformable.
DIMENSIONES
Peso/ 1.484 kg.
Largo/ancho/alto/ 4.246/1.782/1.423 mm.
Cap. depósito/ 55 litros.
Vol. maletero/ 250 litros.
Neumáticos/ 205/55/ R16.
PRESTACIONES Y CONSUMOS
Velocidad máxima/ 216 km/h.
De 0 a 100 km/h/ 8,4 segundos.
Urbano homolog./ 8,3 l/100 km.
Durante la prueba/ 8,1 l/100 km.
Emisiones CO2/ 150 g/km.
Imp. Matricul./ 4,75%.

3 Comments

Catalogado como Pruebas

3 Respuestas a Volkswagen Golf Cabrio 1.4 TSI: Cuatro estaciones

  1. V.V.

    No sabía que había un motor 1.4 TSI de 160 CV con turbo y compresor! Tiene que ir bastante bien

  2. Pablo

    Como pone F.M., con un techo de lona hay que tener mil ojos para ver si el sitio donde se aparca el coche es más o menos de garantía. Porque menuda gracia es que te rajen la capota…

  3. Laura de la Guerra

    Parece todo un cochazo!! Justo lo que estoy buscando!! Me parece interesante la idea del cortavientos. F.M., gracias por un análisis tan pormenorizado y completo!!

Deja un comentario