Volvo empieza a construir una nueva fábrica en Carolina del Sur

1-Volvo-1

Volvo ha comenzado a construir una nueva fábrica, que estará situada en Carolina del Sur -Estados Unidos- y de donde saldrá el nuevo Volvo S60. Se calcula que durante la próxima década las nuevas instalaciones darán trabajo a unas 2000 personas.

Volvo Servauto

Volvo Cars ha dado los primeros pasos para construir una nueva fábrica en el condado de Berkeley, Carolina del Sur. De ella está previsto que salga en un principio el Volvo S60 de próxima generación, un vehículo fabricado a partir de la nueva arquitectura escalable de productos SPA de la firma sueca. Volvo invertirá 500 millones de dólares estadounidenses en la nueva fábrica, con capacidad inicial para 100.000 vehículos anuales.

2-Volvo-2

La simbólica primera piedra de este nuevo proyecto se colocó el lunes 28 de septiembre, acto al que asistió Lex Kerssemakers, vicepresidente primero de Volvo Cars en América, y Nikki Haley, Gobernador de Carolina del sur, junto con otras importantes personalidades públicas. Kerssemakers dijo al respecto que “la nueva fábrica de Volvo Cars en Carolina del Sur supone un claro ejemplo de nuestro firme compromiso con el mercado de Estados Unidos. Este país es una de las piedras angulares del plan de expansión global de Volvo Cars. La nueva fábrica, junto con la amplia gama de nuevos vehículos prevista para los próximos años, desempeñará un papel esencial para aumentar nuestra presencia en él”.

El nuevo Volvo S60 se encuentra a día de hoy en fase de desarrollo en las instalaciones centrales de la marca en Gotemburgo, Suecia. Los S60 construidos en América se venderán tanto en el mercado estadounidense como en el exterior. Las exportaciones se realizarán desde el Puerto de Charleston junto con otro modelo aún por determinar. Se espera que los primeros vehículos construidos en Carolina del Sur salgan de la línea de montaje a finales de 2018.

3-Volvo-3

En la decisión de elegir el condado de Berkeley fueron claves el fácil acceso a infraestructuras y puertos internacionales, una mano de obra bien formada, un atractivo entorno de inversión y una notable experiencia en el sector de manufacturación de alta tecnología. Volvo calcula que la fábrica empleará a 2000 personas durante la próxima década, que se ampliarán hasta 4000 a más largo plazo.

Con las nuevas instalaciones estadounidenses, Volvo fabricará sus vehículos en tres continentes, lo que pone de relieve su vocación global en el mercado automovilístico. Actualmente el grupo ya cuenta con dos fábricas de vehículos en Europa y otras dos en China.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario