Audi A3 1.8 TFSI Ambition S Tronic: Virtuoso

Audi A3 1.8 TFSI (frontal)

Ante la tremenda rivalidad entre los nuevos compactos ‘premium’, el candidato de Audi, la tercera generación del A3, se presenta como un modelo realmente virtuoso, capaz de agradar en cualquier tipo de conducción. El conjunto motor/transmisión maravilla a cualquiera.

Prueba realizada con BP Ultimate

Audi es la marca premium que más vende en España, pero, para mantener tan importante puesto, debe situar al nuevo A3 por delante de sus rivales. No lo tiene nada fácil porque todos ellos han aterrizado a la par con multitud de argumentos de compra. Hablamos del BMW Serie 1 y del Mercedes-Benz Clase A, y también del Volvo V40, que seguro que quitará ventas a este trío alemán.

¿Qué propone Audi con la tercera generación de su compacto? A nuestro juicio, un agrado mayúsculo en cualquier tipo de conducción y, como es norma en una firma de primer orden, un equipamiento opcional casi infinito y unas tecnologías de seguridad, comunicación y entretenimiento (acceso a Internet, descarga de aplicaciones, etc) realmente futuristas. Quiza sea la primera virtud la que interese a la mayoría de los conductores, pero las otras dos suponen un alto grado de personalización, lo que cuenta ya con muchos adeptos, número que cada vez va creciendo más y más.

Estética conservadora
Reflexiones aparte, el primer vistazo desde fuera al compacto es suficiente para cerciorarse de que el diseño no ha supuesto una revolución. Es más, el coche pasa desapercibido entre los no entendidos por calles y avenidas. Donde sí quedan más patentes los cambios es en el interior, por el uso de nuevos grafismos y también por la nueva configuración del mando central MMI (situado, junto con los botones auxiliares, entre los asientos delanteros) para manejar navegador, teléfono, equipo de audio, etc. Su uso requiere desviar menos la mirada de la carretera respecto a los de sus hermanos mayores, con lo que la evolución ha sido acertada. También la consola central cambia estéticamente, aportando al conjunto una magnífica imagen de calidad y robustez a partes iguales. La fina pantalla central escamoteable es uno de los muchos toques premium del habitáculo.

Audi A3 1.8 TFSI (trasera)

Ligereza y nueva plataforma
Dos de las claves de este nuevo A3 son su ligereza, pues reduce hasta ochenta kilos de media su peso en la báscula, y la nueva plataforma modular MQB del Grupo Volkswagen, con la que se han desarrollado también las nuevas generaciones del VW Golf y el Seat León. Todo ello va en beneficio de un comportamiento realmente agradable y satisfactorio y de una mayor eficiencia, palpable en unos consumos que parecerían pocos creíbles hace unos años.

Responde ante las exigencias
Sin apreciarse un cambio radical en el tacto del vehículo respecto a su antecesor, la sensación de seguridad es plena aun circulando de forma exigente. Sigue siendo palpable una gran facilidad de conducción, patente a la hora de abordar curvas y de consumir kilómetros con rapidez. En ruta, es fácil acoplarse muy rápidamente a la dirección y al tacto de los pedales. La suspensión deportiva, de serie con el acabado Ambition, aporta un tacto firme, sin que ello suponga una gran merma en el confort. Para los más deportivos, hay suspensiones opcionales de mayor dureza. El Audi Drive Select, de serie, permite configurar el binomio motor/transmisión, además de la propia dirección. Cambios de apoyo convincentes, agilidad sobrada y alta eficacia presiden un dinamismo que hará esbozar una sonrisa al afortunado conductor.

Audi A3 1.8 TFSI (interior)

Con tacto
En ciudad, el compacto requiere un pequeño periodo de tiempo de adaptación en determinadas maniobras, concretamente, a la hora de salir desde parado o en acciones cuidadosas como los aparcamientos, si se monta la transmisión automática S Tronic, de siete velocidades. En ellas hay que ser cuidadosos con el acelerador para evitar sacudidas y movimientos bruscos. Esa falta de suavidad en determinados momentos es la única nota mejorable de un cambio cuyo manejo resulta una delicia. Incluye modo Sport y también manejo secuencial a través de las levas en el volante, y, como siempre indicamos cuando hablamos de él, las transiciones entre marchas resultan imperceptibles.

Un perfecto aliado de esta transmisión es el motor de gasolina turboalimentado 1.8 TFSI, de 180 CV, ya conocido del A5 y que convierte al A3 en un coche muy, muy rápido (ver las prestaciones en la ficha técnica). Su curva plana de par máximo desde las 1.250 hasta las 5.000 rpm implica un empuje inagotable en cualquier régimen, incluso con la séptima marcha engranada. No obstante, sin grandes aceleraciones y a ritmos legales en recorridos interurbanos, puede marcar cifras bastante contenidas (la nuestra, 7,6 l/100 km). Al apurar más la mecánica y conducir por ciudad, el registro ha subido hasta 9,0 l/100 km, nada exagerados teniendo en cuenta el rendimiento. Como el resto de miembros de la familia TSI, brilla también por suavidad y rapidez a la hora de subir de vueltas, baja sonoridad (excepto en fuertes aceleraciones, momento en el que llega música a los oídos) y nulas vibraciones. El sistema Start & Stop asociado, muy participativo, también tiene un funcionamiento agradable.

A la espera de la versión de cinco puertas Sportback, del que hay información en este enlace http://www.quintamarcha.com/QM/index.php/audi-a3-sportback-y-s3-el-cinco-puertas-y-el-deportivo, el A3 cupé congrega multitud de argumentos para ser el compacto premium más deseado en España. Las cifras de ventas de noviembre facilitadas por Aniacam así lo reflejan.

Texto y fotos: F.M.

CUATRO PLAZAS ÚTILES. Como sucede en la mayoría de los Audi, las plazas delanteras ofrecen una gran amplitud y son perfectas para cualquier tipo de talla gracias a los amplios reglajes disponibles. Tanto el volante, achatado en la parte inferior, como los asientos, de cuero y Alcántara y con regulación lumbar eléctrica y con banqueta extendible y con inclinación variable, son opcionales. Éstos ofrecen una postura de conducción perfecta, sobre todo a los que les gusta viajar en una posición baja, y ofrecen una sujeción normal en curvas. Además, tienen memoria, es decir, regresan a su posición original tras entrar o salir gente de detrás.

Por su parte, las plazas laterales traseras no son tan amplias como las de su primo, el Volkswagen Golf. En ellas, por altura disponible, caben adultos de talla media; los altos rozan con el tapizado del techo. Para acceder al habitáculo, hay que contornear el cuerpo, pero tampoco resulta especialmente incómoda esta operación. La quinta plaza es casi testimonial porque el abultado túnel de transmisión impide colocarse con comodidad. Si el A3 va a ser usado frecuentemente por más de dos personas, mejor esperar a la versión Sportback, a la venta en febrero.

BUEN ESPACIO. Con 365 litros, el maletero del A3 resulta espacioso y muy aprovechable gracias a sus formas regulares. El plano de carga, movible, se puede situar en dos alturas. Si se coloca en la más alta y se abaten los asientos traseros, queda una superficie completamente plana. De serie, lleva una rueda de repuesto de emergencia. Opcionalmente, el cubículo puede incluir ganchos y redes, muy prácticos para colocar y fijar equipaje, respectivamente. 

LISTADO INAGOTABLE DE OPCIONES. Las llantas de 18 pulgadas de la imagen son sólo un ejemplo de la enorme cantidad de extras que puede incluir el A3. A nuestra unidad de pruebas no le faltaba de nada: Faros Xenón Plus, techo corredizo, sistema de sonido Bang & Olufsen, Paquete Navegación, Asistente de Aparcamiento Plus, revestimiento del techo en color negro y un larguísimo etcétera. Todo este equipamiento implica miles de euros.

GAMA A3 DESDE: 23.820 euros

1.798 cc / 180 CV / 1.325 kg / 232 km/h / 9,0 l/100 km / 32.220 €

DESTACA:
– Convincente en cualquier escenario.
– Motor TFSI y cambio S Tronic primorosos.
– Buen maletero.

MEJORABLE:
– Rueda de repuesto de emergencia.
– Quinta plaza incómoda.
– Salidas bruscas desde parado con S Tronic.

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD
Climatizador Comfort Plus; llantas de 17 pulgadas; radio MMI; suspensión deportiva; sensores de alumbrado y lluvia; Audi Drive Select; asientos delanteros deportivos, regulables en altura y con memoria; volante multifunción de tres radios y con levas; Bluetooth; umbrales de las puertas con inserciones en aluminio; asientos posteriores abatibles; ordenador de a bordo en color; luz de marcha diurna; función Start&Stop; freno de mano electromecánico, etc.
Seguridad: Airbags frontales, laterales, de cortina y de rodillas para el conductor; ABS con distribuidor (EBV); programa electrónico de estabilidad (ESP); ayuda al arranque en cuesta; capó activo, etc.

GARANTÍA: – Dos años sin límite de kilómetros.

FICHA TÉCNICA


MECÁNICA

Motor Delantero transversal. 4 cilindros en línea.
Cilindrada 1.798 cc.
Potencia máxima 180 CV a 5.100 rpm.
Par máximo 250 Nm a 1.250 rpm.

TRANSMISIÓN

Tracción Delantera.
Caja de cambios Automática, 7 velocidades.

DIRECCIÓN Y FRENOS

Sistema Cremallera, electromecánica.
Frenos del/tras Discos ventilados/discos.
Suspensión del/tras McPherson/multibrazo.

DIMENSIONES

Peso 1.325 kg.
Largo/ancho/alto 4.237/1.777/1.421 mm.
Cap. depósito 50 litros.
Vol. maletero 365-1.100 litros.
Neumáticos 225/45 R17.

PRESTACIONES Y CONSUMOS

Velocidad máxima 232 km/h.
De 0 a 100 km/h 7,2 segundos.
Urbano homologado 7,0 l/100 km.
Durante la prueba 9,0 l/100 km.
Emisiones CO2 130 g/km.
Impuesto Matriculación. 4,75%.

Prueba realizada con BP Ultimate

Dejar un comentario

Catalogado como Pruebas

Deja un comentario