Un Seat Altea XL de autogas, el nuevo coche de Ana Botella

Seat Altea XL

Tras finalizar el contrato del renting del Toyota Prius Plug-In de la alcaldía de Madrid, el nuevo coche que utilizará Ana Botella en sus desplazamientos será un Seat Altea XL propulsado por GLP (autogas). En tres años, se ha pasado de un Audi A8 blindado usado por Gallardón al monovolumen español.

Ana Botella, alcaldesa de Madrid, acaba de estrenar coche oficial para sus desplazamientos laborales. Se trata de un Seat Altea XL propulsado por GLP (autogas o gas licuado de petróleo), cuya cuota mensual de arrendamiento es de 667,20 euros, frente a los 766,94 euros que la alcaldía pagaba cada 30 días por un Toyota Prius Plug-In, el anterior automóvil del Consistorio. Ni que decir tiene que la cifra es mucho menor respecto a la que se pagaba en 2010 por el Audi A8 blindado que utilizaba el anterior alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón.

El monovolumen español, fabricado en Martorell (Barcelona), ha sido calificado por la alcaldía como un vehículo “de gama media, práctico y cómodo, pero austero y ecológico”. El GLP, mezcla de propano y butano, está exento de azufre, plomo y otros metales que potencian el efecto invernadero. Respecto al gasóleo y a la gasolina, emite menos óxidos de nitrógeno y dióxido de carbono, respectivamente.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario