Así es el Peugeot Grip Control

1-Peugeot-Grip-Control-1

Aunque lleva tiempo entre nosotros, el Peugeot Grip Control sigue siendo uno de los sistemas más destacados cuando de optimizar la motricidad en condiciones de baja adherencia se trata. Actúa sobre el tren delantero y permite que los vehículos 4×2 que lo equipan se defiendan con soltura en condiciones difíciles.

No es un sistema nuevo, pero sí uno de los destacados para aquellos que disfruten de la aventura. O simplemente para afrontar la época del año que se nos viene encima, tan complicada a nivel de adherencia con el frío, las lluvias y las nevadas. Hablamos de Grip Control, una tecnología que actúa sobre las ruedas motrices delanteras y que se activa a través del mando giratorio situado en la consola central. El conductor puede elegir entre uno de los cinco modos de uso disponibles, según los cuales limita la transferencia del par motor sobre el tren delantero y gestiona el frenado, en función del terreno.

El conductor puede determinar en todo momento si permite que el sistema actúe de forma inteligente, a través del modo Standard, o si selecciona manualmente el modo que quiere emplear en función del contexto. El funcionamiento a la hora de utilizar el modo manual es el siguiente:

El modo Nieve adapta de manera instantánea el control de tracción de cada una de las dos ruedas motrices a las condiciones de adherencia existentes. Cuando el coche supera los 50 km/h el sistema pasa automáticamente al modo Standard.

Peugeot-Grip-Control-2

El modo Todocamino, por su parte, permite circular sin problemas por terrenos deslizantes como barro o hierba húmeda. Asegura el arranque del vehículo en estas condiciones transfiriendo el máximo par posible a la rueda que más adherencia tenga. Funciona como un diferencial de deslizamiento limitado y se adapta perfectamente a la circulación en pistas y se mantiene activo por debajo de 80 km/h.

El modo Arena mantiene el deslizamiento de las dos ruedas motrices simultáneamente para permitir la progresión sobre suelo blando y limitar el riesgo de quedar atrapado en la arena. Este modo funciona hasta 120 km/h y cambia a modo Standard si se supera esa velocidad.

Peugeot-Grip-Control-3

El modo ESP Off ofrece al conductor la posibilidad de desconectar totalmente el ESP y el Grip Control, hasta 50 km/h, y gestionar la motricidad de manera autónoma.

Los modelos de Peugeot que disfrutan de esta tecnología son los 2008, 3008, 508 RXH y Peugeot Partner. Se cubre por tanto un amplio espectro del mercado donde los amantes de la aventura, las familias numerosas y los profesionales que pasan horas al volante disfrutarán de las ventajas que ofrece Grip Control.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario