Audi TT: Reinterpretación del origen

Audi TT (frontal)

La tercera generación del deportivo alemán utiliza muchos rasgos del primer TT, pero convenientemente reinterpretados para lograr un coche totalmente a la última en diseño. Estrena una pantalla digital que hace las veces de instrumentación. Debutará en el Salón de Ginebra. 

Vuelta a los orígenes. Así se podría resumir, en el apartado de diseño, la tercera generación del Audi TT, que toma muchos detalles de modelo original, lanzado en 1998, pero convenientemente reinterpretados para ofrecer un coche totalmente a la última.

En el frontal, la parrilla Singleframe es ancha y plana, y en el capó, con dos trazos que forman una V, se ubican los cuatro aros, como en el R8. Opcionalmente, los faros pueden ser de leds o estar dotados de la tecnología Matrix LED.

En el perfil, destacan los amplios pasos de rueda y los pilares traseros, que tienen una ligera onda, lo que da al coche una aire atlético y realza la impresión de tensión. Y en la zaga, hay que destacar los pilotos, que siempre permanecen encendidos, al estilo de las luces diurnas delanteras. Todos los TT vendrán con doble salida de escape integrada en el difusor. La variante TTS dispondrá de cuatro.

Audi TT (trasera)

La instrumentación estará compuesta por una pantalla digital a color de 12,3 pulgadas en la que la información puede aparecer de dos formas: la clásica, es decir, dando mayor importancia al velocímetro y al cuentarrevoluciones y otra en la que la información principal es la del navegador.

El TT debutará en el Salón del Automóvil de Ginebra, junto otros modelos de la marca alemana, como el S1, el S3 Cabrio o el RS 4 Avant Nogaro.

Dejar un comentario

Catalogado como Novedades

Deja un comentario