BMW M5: Majestuoso

BMW M5 (frontal)

La última creación de la división deportiva M toma el propulsor 4.4 V8 biturbo del X5 M y el X6 M y lo potencia hasta los 560 CV, convirtiendo al M5 en una majestuosa berlina capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos.

BMW M5 (trasera)Cada nueva creación de la división M supone todo un reto para los ingenieros, pues mejorar al antecesor resulta verdaderamente complicado. Aun así, dicho y hecho, porque, con la quinta generación del M5, los ingenieros lo han vuelto a conseguir. Para muestra, dos datos: 50 CV más potente y 5 l/100 km menos en ciclo mixto homologado que la anterior entrega.
La berlina alemana hereda el tremendo motor 4.4 V8 biturbo del X5 M y el X6 M, pasando a desarrollar 560 CV (5 CV más que en los SUV) a 6.000 rpm y 680 Nm a tan sólo 1.500 vueltas. Se asocia a un cambio automático de doble embrague, de nombre Drivelogic, de siete velocidades. Esta transmisión tecnológicamente avanzada dispone de tres programas de funcionamiento en modo automático (D1, D2 y D3), que se diferencian en la rapidez de transiciones entre marchas, y dos en manual (S1 y S2). Asimismo, incluye el sistema de salida Launch Control para optimizar la salida desde parado (brinda la máxima potencia posible sin que el coche pierda la trayectoria).
BMW M5 (interior)De propulsión trasera con diferencial autoblocante, el M5 permite también varias configuraciones del motor (modos Efficient, Sport y Sport Plus) y de la suspensión (Comfort, Sport y Sport Plus), lo que permite diferentes tipos de uso, desde un relajante paseo hasta un vertiginoso ritmo por vuelta en un circuito. En este último escenario, se puede sacar el máximo rendimiento al coche, cuya velocidad máxima, limitada, es de 250 km/h, aunque el paquete opcional M Driver’s permite llegar a los 305 km/h.
La ecología también está presente en la berlina, pues aglutina las soluciones Efficient Dynamics, con el sistema de parada y arranque automáticos del motor Auto Start-Stop y el recuperador de la energía, para recargar la batería en deceleraciones y frenadas.

El motor, la suspensión y el cambio tienen varios programas de funcionamiento

BMW M5 (tres cuartos lateral)

El exterior del M5 está lleno de inserciones deportivas. Las llantas de 19”, el frontal con una enorme boca inferior, las branquias laterales y la zaga con cuatro salidas de escape y difusor asombran a cualquier aficionado. En el habitáculo, son específicos los asientos, el volante, la palanca del cambio y la instrumentación.
¿Cuánto hay que desembolsar para disfrutar de este aparato? Nada menos que 117.500 euros. Para economías desahogadas…

F.M.

V8 biturbo / 560 CV / 0 a 100 km/h: 4,4 segundos / Automático de doble embrague / 7 velocidades / 250 km/h

1 comentario

Catalogado como Novedades

Una Respuesta a BMW M5: Majestuoso

Deja un comentario