El Gobierno quita el coche oficial a dos de cada tres altos cargos

Coche politicos

El Consejo de Ministros resolvió el jueves pasado quitar el coche oficial a dos de cada tres de sus altos cargos, perdiéndolo 204 de ellos y conservándolo 103 personas. La reducción del parque móvil supondrá un ahorro de más de diez millones de euros.

En España, tener coche oficial supone un símbolo de ser superior, de privilegiado, prebenda de difícil renuncia para quien la disfruta. Pues bien, parece que a esos  privilegiados (a algunos, que no a todos, pues siempre hay clases) la crisis económica, cinco años después de iniciarse, también les va a pasar factura, según decisión del Ejecutivo de Mariano Rajoy. El Consejo de Ministros de la pasada semana acordó quitar el coche oficial a dos de cada tres altos cargos de la Administración, perdiéndolo 204 y manteniéndolo 103 personas. De esta forma, tendrán derecho a tan excepcional regalía el presidente, los ministros, los secretarios de Estado y los subsecretarios. La medida supone un ahorro para las vacías arcas del Estado de diez millones de euros.

Sin embargo, la decisión gubernamental no aborda el parque móvil de las comunidades y los ayuntamientos, cuyo número de vehículos oficiales es ingente. En el caso de la Junta de Andalucía, por ejemplo, el número de coches de que dispone es de 300, casi cien más de los que tiene Aragón (218) y el doble del Ayuntamiento de Madrid (150). En tiempos de crisis, predicar con el ejemplo es una demanda que exige la sociedad a los estamentos públicos.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario