Hyundai presenta el nuevo i30 N, con versiones de 250 y 275 CV

Hyundai ha presentado el nuevo i30 N, la variante más deportiva de su popular compacto. Con versiones de 250 y 275 CV para su motor de gasolina de 2 litros, estamos ante un auténtico GTI que llega con fuerza suficiente como para hacer temblar los cimientos del segmento.

El nuevo Hyundai i30 N, la versión más prestacional y deportiva del compacto coreano, ya está con nosotros. No será hasta el Salón de Frankfurt cuando debute oficialmente, pero ya os podemos contar prácticamente todo de él. Lo primero que salta a la vista es su musculosa apariencia, que viene dada por unos paragolpes ensanchados tanto delante como detrás, nuevas entradas de aire, un alerón trasero de generosas dimensiones, una doble salida de escape y unas llantas que pueden ser de 18 o de 19 pulgadas. Y todo ello sin olvidarnos de una pintura exclusiva de color gris azulado con detalles en rojo.

En cuanto al interior, el Hyundai i30 N también es totalmente diferente al resto de sus hermanos, ofreciendo una dotación mucho más deportiva. Por ejemplo, el volante es diferente, mientras que el cuadro de mandos cuenta con el logotipo ‘N’, el que nos indica que estamos ante un modelo de altas prestaciones. Además contaremos con unos asientos que ofrecen la mayor sujeción lateral posible, siendo posible desde el del conductor activar un botón llamado ‘N’ con forma de bandera de cuadros que configura la electrónica en el modo más deportivo con solo pulsarlo.

Hyundai ha aprovechado además toda su experiencia en el mundial de rallys para ofrecer a los clientes un chasis a la altura con este i30 N. Para ello cuenta con una suspensión más rígida y rebajada en altura que además está controlada electrónicamente para que su respuesta sea óptima en cada momento. También se ofrece un diferencial electrónico de deslizamiento limitado, un ‘Launch Control’ para aprovechar la aceleración al máximo y un programa llamado Red Matching con el que sacar el máximo partido a las revoluciones del motor. En total, tendremos cinco modos de conducción diferentes, entre los que se encuentran el N y el N Custom, siendo este último uno personalizado para que la respuesta de la dirección, del acelerador y de la amortiguación se ajusten a lo que quiere el cliente.

Si pasamos a hablar del motor, tenemos que hacerlo de un cuatro cilindros T-GDi de 2 litros capaz de entregar 250 o 275 CV, según la variante escogida. La primera de ellas es la básica, y la segunda corresponde al Pack Performance. En ambos casos estamos hablando de un par máximo de 353 Nm. Todo esto se traduce en una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,4 o 6,2 segundos, dependiendo de la versión. Asociado al motor encontramos un cambio manual de seis velocidades que seguro que hace las delicias de los más puristas, y que deriva todo el potencial de la mecánica al tren delantero.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario