Ahorra combustible este verano con estos consejos

El verano es una época donde solemos gastar más combustible de lo normal debido a los largos desplazamientos vacacionales. ¿Hay alguna forma de ahorrar en este sentido? Sí, y depende fundamentalmente de nuestra pericia al volante. Te damos los mejores consejos para ello.

El del combustible es uno de los principales gastos que tenemos en nuestro periodo vacacional, protagonizado por largos desplazamientos que no son habituales en otras épocas del año. Por ello, nuestra falta de experiencia nos puede llevar a cometer errores que derivan en un mayor consumo. ¿Se puede minimizar éste? Sí, siguiendo los consejos que te vamos a dar a continuación y que han compartido con nosotros nuestros colegas de Autocasion.

Lo primero que tenemos que tener claro es que nunca debemos esperar con el motor en marcha. Sea cual sea la causa. Por ejemplo, si entramos a una estación de servicio a repostar y ésta está llena con muchos coches delante de nosotros, recuerda que es mucho más económico apagar el motor, tomarnos un café fuera del coche y esperar nuestro turno.

Otro de los puntos a tener en cuenta es que los viajes de verano son más parecidos a una maratón que a una carrera de velocidad. Es decir, hay que tomarse las cosas con toda la calma del mundo. Conducir de forma agresiva no hará que el trayecto se haga más corto, y sí logrará que tu bolsillo se resienta a través del gasto de combustible.

La velocidad a la que decidamos afrontar el viaje es otra de las claves. Aunque a priori parezca aburrido, circular a 110 km/h en lugar de a 130 km/h apenas sumará unos minutos a nuestro tiempo total de desplazamiento, siendo el beneficio un consumo de carburante mucho menor que nos supondrá el ahorro de unos cuantos litros a la larga. Para facilitar este, has de hacer uso del sistema de velocidad de crucero en el caso de que tu coche disponga de ello, así el cansancio no hará estragos en nostros y mantendremos el mismo ritmo con el paso de las horas.
Por último tenemos que tener en cuenta que es más económico circular con el climatizador activado y con las ventanillas cerradas. Si las abrimos, la aerodinámica de nuestro vehículo quedará totalmente descompensada, con lo que el coche presentará una mayor resistencia al avance que deriva en un mayor consumo, más elevado que el que produce el sistema propio de climatización. Se recomienda poner éste en su modo automático, ya que irá calculando en cada momento la cantidad de aire estrictamente necesaria para viajar a la temperatura deseada.

 

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario