Opel Insignia: A seguir triunfando

Opel Insignia (frontal)

Opel ha obtenido un gran éxito comercial con el Insignia, que ahora se actualiza profundamente para seguir triunfando. Sus nuevos argumentos, un equipamiento de seguridad soberbio y una conectividad de primera. A la venta desde 25.875 euros (PVP máximo recomendado).

Aunque algo esté bien hecho, siempre hay posibilidades de mejora. Esta premisa es la que ha motivado a Opel a actualizar el Insignia, el autodenominado “mejor coche de la marca”. En España, más de 50.000 ventas (60% del 5 puertas, casi un 20% del 4 puertas y un 18% del familiar Sport Tourer. De todas ellas, el 90% con motor diésel) avalan el éxito comercial de una berlina que, gracias a su estilo cupé, puede enamorar a primera vista con facilidad. De hecho, fue Coche del Año en Europa en 2009.

El actualizado modelo continúa ofreciéndose con tres carrocerías y estrena sutiles pero, a su vez, patentes cambios estéticos. En el exterior, la parrilla delantera es más ancha y baja, mientras que la barra que sostiene el logo de Opel es más fina. Además, los grupos ópticos y los pilotos traseros han sido rediseñados. Asimismo, en la zaga, el listón cromado se ha colocado en una posición más baja y las luces de posición y de freno están formadas por leds en todos los acabados, que son seis: Expression, Selective, Business, Sportive, Excellence y OPC.

Opel Insignia (trasera)

Mejoras ergonómicas
En el interior, la consola central, tanta veces criticada por el excesivo número de botones que albergaba, ahora tiene muchos menos mandos para que el manejo de los mismo sea rápido e intuitivo. Además, se estrenan dos pantallas de 8 pulgadas. Una aloja la instrumentación, mientras que la de la consola central, que es táctil, permite controlar la nueva generación de información y entretenimiento IntelliLink, que se asocia al smartphone (estaciones de radio, títulos de canciones, contactos del teléfono, navegación 3D, etc), que es actualizable y que dispondrá de aplicaciones propias de Opel a partir de principios de 2014. Este sistema IntelliLink puede gobernarse desde el volante, tocando la pantalla, a través de comandos de voz o con el mando Touchpad, que funciona como el ratón de un ordenador portátil.

En cuanto al chasis, Opel asegura que ha habido un cambio en la puesta a punto de amortiguadores, barras estabilizadoras y dirección para “reducir la sonoridad y aumentar el confort”.

Opel Insignia (inteior)

El Insignia estrena el motor turbodiésel 2.0 CDTi con dos niveles de potencia, 120 y 140 CV, y cambio manual de seis velocidades, que registra un consumo mixto homologado de 3,7 l/100 km, lo que equivale a 99 g/km de dióxido de carbono. Otro nuevo propulsor es el gasolina turbo 2.0 SIDI de 250 CV. El resto de propulsores son el 2.0 CDTi de 130, 163 y 195 CV (este último, con tecnología biturbo), y en gasolina, un 1.4 Turbo de 140 CV y el 2.8 V6 Turbo de 325 CV reservado al OPC. También hay una versión GLP (gas licuado de petróleo) con el 1.4 Turbo de 140 CV.

El trabajo de Opel en aerodinámica ha sido importante. El resultado, un Cx por debajo de 0,25 en el 5 puertas. Un dato fantástico. Además, las variantes EcoFlex incluye un deflector activo (se abre y se cierra) en la parte inferior del paragolpes para mejorar la aerodinámica y, por lo tanto, el consumo.

Amplia seguridad
El Insignia viene dotado de un moderno y tecnológico equipamiento de seguridad activa para estar a la altura de las berlinas premium del segmento: control de velocidad de crucero adaptativo (mantiene automáticamente la distancia de seguridad con el vehículo que nos precede), alerta por ángulo muerto, aviso de cambio involuntario de carril, alerta de tráfico transversal trasero (cuando salimos marcha atrás, avisa si podemos impactar contra un vehículo que llega en perpendicular), cámara de visión trasera e iluminación AFL+.

Los precios máximos recomendados (sin descuentos ni Plan PIVE) comienzan en 25.875 euros para el cuatro y el cinco puertas, y en 27.950 euros para el Sports Tourer.

Country Tourer

Opel Insignia (Country Tourer)

La nueva versión aventurera del Opel Insignia es la Country Tourer, desarrollada a partir del wagon. Para poder adentrarse en pistas con solvencia, la carrocería está 2 centímetros más alejada del suelo gracias a los neumáticos específicos y la tracción es a las cuatro ruedas mediante un embrague multidisco que reparte el par motor en función de la adherencia (en los casos más extremos, el eje trasero, que incluye un diferencial autoblocante electrónico, puede recibir casi el 100% de la fuerza). Los daños en la carrocería que se pueden producir en caminos se minimizan ya que todo el perímetro inferior del coche, incluidos pasos de rueda, laterales y paragolpes, está sin pintar. Las opciones mecánicas son dos turbodiésel, un 2.0 CDTi de 163 CV con cambio manual de seis velocidades (37.960 euros) y un 2.0 BiTurbo CDTi de 195 CV con transmisión automática de igual número de relaciones (42.405 euros).

OPC

Opel Insignia (OPC)

El deportivo alemán conserva el motor de gasolina turboalimentado 2.8 V6 de 325 CV, la tracción a las cuatro ruedas, el diferencial autoblocante electrónico trasero y la suspensión de dureza variable FlexRide, con tres modos: Standard, Sport y OPC (seleccionables mediante botones en la consola central). Las modificaciones vienen dadas, principalmente, en el apartado estético: paragolpes deportivos, doble salida de escape trapezoidal, llantas bicolor de 19 y 20”, frenos de disco con pinzas Brembo, asientos deportivos Recaro, volante más grueso y achatado en la parte inferior, etc.

Las prestaciones tampoco varían: la aceleración de 0 a 100 km/h continúa estableciéndose en 6,3 segundos, mientras que la velocidad sigue estando limitada a 250 km/h, aunque con el pack opcional Pack OPC Unlimited, ésta puede llegar a 270 km/h. El consumo medio homologado permanece también invariable: 10,6 l/100 km. Los precios, desde 44.130 euros el cinco puertas y desde 46.050 euros el Sports Tourer.

F.M.

Dejar un comentario

Catalogado como Presentaciones

Deja un comentario