Opel Insignia: Mejorando lo presente

Opel Insignia (frontal)

“El mejor coche realizado por Opel”. Así autodenominó la marca alemana al Insignia. Pero todo puede ser perfeccionado, como queda demostrado en la actualización de la berlina germana, con motores más eficientes, una consola central más intuitiva y nuevas tecnologías de infoentretenimiento. 

Aunque algo esté bien hecho, siempre hay posibilidades de mejora. Esta premisa es la que ha motivado a Opel a actualizar el Insignia, el autodenominado “mejor coche de la marca”.

La berlina, que continuará ofreciéndose con tres carrocerías (cuatro y cinco puertas, además de la familiar Sports Tourer), estrenas sutiles pero, a su vez, patentes cambios estéticos. En el exterior, la parrilla delantera es más ancha y baja, mientras que la barra que sostiene el logo de Opel es más fina. Además, los grupos ópticos y los pilotos traseros han sido rediseñados. Asimismo, en la zaga, el listón cromado se ha colocado en una posición más baja y las luces de posición y de freno están formadas por leds en todos los acabados del cuatro y el cinco puertas.

Opel Insignia (trasera)

En el interior, la consola central, tanta veces criticada por el excesivo número de botones que albergaba, ahora tiene muchos menos mandos para que el manejo de los mismo sea rápido e intuitivo. Además, se estrenan dos pantallas de 8 pulgadas. Una aloja la instrumentación, mientras que la de la consola central, que es táctil, permite controlar la nueva generación de información y entretenimiento (estaciones de radio, títulos de canciones, teléfono, navegación 3D, etc).

En cuanto al chasis, Opel asegura que ha habido un cambio en la puesta a punto de amortiguadores, barras estabilizadoras y dirección para “reducir la sonoridad y aumentar el confort”.

Opel Insignia (interior)

El Insignia estrena el motor turbodiésel 2.0 CDTi con dos niveles de potencia, 120 y 140 CV, y cambio manual de seis velocidades, que registra un consumo mixto homologado de 3,7 l/100 km, tanto en el cuatro como en el cinco puertas, lo que equivale a 99 g/km de dióxido de carbono. Otro nuevo propulsor es el gasolina turbo 2.0 SIDI de 250 CV, que puede combinarse con una transmisión manual u otra automática, ambas con seis velocidades. Con esta mecánica, el Insignia puede tener dos ejes motrices (versión 4×4).

El Salón del Automóvil de Fráncfort (Alemania), en septiembre, albergará el estreno mundial del coche.

Dejar un comentario

Catalogado como Novedades

Deja un comentario