Renault Mégane Sport Tourer Limited Energy dCi 110 S&S. Para llevar a los nuestros con confianza

1-renault-megane

El Renault Mégane Sport Tourer Limited dCi 110 S&S es la versión familiar del Mégane, un coche práctico y capaz de cuatro puertas y amplio portón trasero que mide 4,57 metros de longitud, 1,84 de ancho y 1,57 metros de alto. Un magnífico coche con el que llevar a los nuestros con confianza y buen precio: desde 21.530 euros.

Prueba realizada con BP Ultimate

El Renault Mégane Sport Tourer es claramente un familiar sin más ínfulas que eso: llevar a lo más valioso que tenemos con seguridad, que no es poco. Pero sabe transportar tan preciado tesoro de maravilla, pues es un vehículo cómodo, amplio y seguro para alojar hasta a cinco de sus miembros.

Estética atractiva

Estéticamente, está conseguido, y tratándose de una carrocería familiar, que en España no goza de las preferencias de la peña (todo lo contrario que en Europa, donde si tienen predicamento debido al caracter práctico de nuestros convecinos, tan cerca pero tan lejanos de nosotros en -muchas- algunas cosas), aunque su compra ha aumentado por estos lares en los últimos años, su atractivo puede vencer el rechazo. De perfíl puntiagudo, el frontal lo preside el enorme rombo de la marca francesa, con unos rotundos faros que cubren las dos esquinas y la toma de aire abajo escoltada por los leds de luz diurna.

2-renault-megane

En los laterales, la gran superficie acristalada que favorece la luminosidad del habitáculo. En el techo, las barras cromadas (de serie en el acabado GT Life de la unidad de prueba); detrás, la gran luna, a la que no le falta el limpia, y los enormes grupos ópticos. Una estética discreta no exenta de buen gusto, que seduce y encanta.

3-renault-megane

Interior sobrio y confortable

El interior sigue la tónica descrita en la carrocería. Sencillo y práctico, las cuatro plazas están bien resueltas, con buen espacio atrás para las piernas y no tan buen acomodo para la quinta, pues ya se sabe que en la fila trasera dos van bien (en el Mégane, especialmente), pero el tercero lo tendrá peor.

5-renault-megane

Delante se va confortablemente, pues el espacio es amplio. El puesto de conducción está muy conseguido. El cómodo asiento, regulable en todo, al igual que el volante (altura y profundidad) multifunción, facilitan la postura ideal para conducir. El cuadro es digital (la velocidad y la ventana con la información del ordenador de abordo) y analógico (el tacómetro). En el centro del salpicadero, la pantalla táctil de 7″ del navegador (800 euros) que también podemos manipular con un ‘joystick’ situado detrás de la palanca de cambios.

6-renault-megane

Otra de las cosas que no adolece este familiar, son los huecos para guardar cosas, que abundan, están bien situados y tienen capacidad. Al igual que los sistemas multimedia, con conexión Bluetooth, USB, MP3, CD e incluso acceso a Internet.

Motor sedoso y con respuesta

El dCi de 110 CV con Stop&Start del modelo probado, es un motor de testada solvencia y gran satisfacción. Suave y con respuesta, los 110 CV son suficientes para una conducción eficaz y eficiente. En cuanto a lo primero, es agradable, por su bajo nivel de ruido, y sedoso, pues apenas tiene vibraciones, pero tiene rabia cuando se le pisa el acelerador, respondiendo de inmediato. En este sentido, parece que tenga más potencia de la declarada, porque es alegre y está siempre dispuesto a demostrarla, sólo hay que apretar el pie derecho.

4-renault-megane

Respecto a lo segundo, ¿es o no eficiente un motor 1.5 turboalimentado que alcanza los 190 km/h (en Alemania, aquí ni pasarse por la cabeza), acelera de 0 a 100 km/h en 12,4 segundos (nada mal tratándose de un vehículo ‘para los de casa’), tiene un peso de 1.308 kilos y el máximo autorizado (cargado hasta arriba) es de 1.864 kilos, un consumo medio de 5,5 l/100 km (durante la prueba: ciudad y ruta. En carretera, a velocidades legales, el consumo bajó un litro: 4,5 l/100 km) y cuesta 21.530 euros?

Caja de 6 velocidades efectiva

Estamos hablando, además, de un coche que lleva una magnífica caja de cambios de seis velocidades, algo que se vende muy bien a nivel publicitario, pero que es más que un ardid de ventas, pues todo son beneficios: favorece que el propulsor vaya más desahogado, tiene mayor reprís, al contar con desarrollos más cortos, y menor consumo, pues la quinta y, sobre todo, la sexta, son largas para llanear con bajas revoluciones.

7-renault-megane

En este sentido, yo experimenté en mis propias ‘carnes’ las bondades de la caja de seis velocidades. El primer Smart que tuve (voy por el sexto), en 1999, salía con ese número de marchas. Por contra, al segundo que me compré le habían quitado una velocidad (tema de costes, supongo), y siendo el mismo motor, misma cilindrada y potencia que el anterior, gastaba más por esa marcha de menos.   

Calidad de rodadura

Por otra parte, el sistema Stop&Start automático del Sport Tourer no es brusco al ponerse en marcha y lo hace con celeridad, hasta el punto que en un atasco de esos de parar y arrancar, no reparamos en el sistema, de lo bien que funciona, mientras que hay otros cuya lentitud exaspera hasta llegar a quitarlo (en el Renault no se puede, es fijo).

8-renault-megane

En marcha, el Mégane Sport Tourer transmite confianza. Se mueve con aplomo, ‘curvea’ con seguridad, sin apenas balancear, y rueda perfectamente, con una suspensión que absorbe sin peros las irregularidades del asfalto, nivel sonoro bajo y calidad de rodadura. La dirección es eléctrica, tiene buen tacto y se ha corregido la imprecisa ligereza de la generación anterior. Los frenos, cuatro discos, están en consonancia con el nivel medio del ST, que es muy bueno, deteniendo el coche con decisión y prontitud, resistiendo bien el castigo de una carretera de montaña que tanto me gusta frecuentar. Fácil y sencillo de conducir.

Un coche equilibrado y de confianza

El resumen que hago del Renault Mégane Sport Tourer Limited Energy dCi 110 S&S, es claro y sencillo: un coche equilibrado, ideal para el día a día, para aquellos que necesitan un automóvil confortable para viajar y llevar carga (comerciales, por ejemplo, que hacen más kilometros que Miquel Silvestre) y/o llevar a la familia de viaje los fines de semana con seguridad, comodidad, bajo consumo y precio competitivo.

9-renault-megane

Con un buen equipamiento de serie, en el que no faltan los airbag para las plazas delanteras, de cabeza y laterales delanteros y traseros, cierre de puertas en movimiento y tarjeta con mando a distancia, control de estabilidad (ESP) con control de subviraje (CSV), presión de neumáticos, asistencia a la frenada de emergencia (SAFE), radar trasero de aparcamiento, faros antiniebla, regulador y limitador de velocidad y un largo etcétera (ver cuadro). Su precio, 21.530 euros.

EQUIPAMIENTO

Airbag frontal conductor; Airbag frontal pasajero; Airbags de cabeza delanteros y traseros; Airbags laterales delanteros; Antibloqueo de frenos (ABS); Asistencia a la frenada de emergencia (SAFE); Aviso de olvido de cinturones delanteros y traseros; Cierre automático de puertas en movimiento; Cinturones delanteros con pretensores adaptables y limitadores de esfuerzo; Cinturones traseros con 3 puntos de anclaje y limitador de esfuerzo; Control de estabilidad (ESP) con control de subviraje (CSV); Control de presión en neumáticos; Desactivación manual airbag frontal pasajero; Dirección asistida variable eléctrica; Faros antiniebla; Fijación ISOFIX con 3 puntos para asiento de niño en las plazas laterals traseras; Indicador de temperatura exterior; Limpialuneta; Ordenador de viaje; Radar de proximidad trasero; Regulador – limitador de velocidad; Reposacabezas delanteros con protección cervical; Retrovisores exteriores calefactados; Tres reposacabezas traseros; Volante con ajuste horizontal; Volante con ajuste vertical; Aire acondicionado; Apagado retardado del alumbrado (función Follow me homo); Asiento central de la segunda fila con función de mesa; Asiento del conductor con ajuste de altura; Cierre centralizado; Elevalunas eléctricos delanteros; Elevalunas eléctricos traseros; Lunas traseras sobretintadas; Retrovisores exteriores con regulación eléctrica; Start & Stop (encendido y parada automáticos del motor); Tarjeta Renault con mando a distancia; Toma de 12 V en la parte delantera; Retrovisores exteriores en color carrocería; Tapicería “Papeete” en carbón oscuro; Asiento trasero abatible 1/3 – 2/3; Conexión Bluetooth para teléfono móvil; Conexión USB; RadioSat Classic CD MP3; Kit de reparación de los neumáticos; Llantas de aleación 16″; Cenicero nómada y encendedor; Filtro de partículas Diesel; Recuperación de la energía de frenado.

FICHA TÉCNICA


MECÁNICA

Motor Delantero transversal. 4 cil. en línea.
Cilindrada 1.461 cc.
Potencia máxima 110 CV a 4.000 rpm.
Par máximo 260 Nm a 1.750 rpm.

TRANSMISIÓN

Tracción Delantera.
Caja de cambios Manual, 6 velocidades.

DIRECCIÓN Y FRENOS

Sistema Cremallera, eléctrica.
Frenos del/tras Disco ventilado / Disco.
Suspensión del/tras McPherson/Rueda tirada torsional.

DIMENSIONES

Peso — kg.
Largo/ancho/alto 4.567/1.804/1.507 mm.
Cap. depósito 60 litros.
Vol. maletero 524 litros.
Neumáticos 205/55 R16.

PRESTACIONES Y CONSUMOS

Velocidad máxima 190 km/h.
De 0 a 100 km/h 12,4 segundos.
Urbano homologado 3,9 l/100 km.
Durante la prueba 5,5 l/100 km.
Emisiones CO2 90 g/km.
Impuesto Matriculación. 0%.

 

Prueba realizada con BP Ultimate

Dejar un comentario

Catalogado como Pruebas

Deja un comentario