Aston Martin celebra una década de deportivos descapotables con el DBR22. ¿El próximo coche de Fernando Alonso?

Aston Martin desvela el DBR22, un concepto deportivo biplaza con cabina abierta con el que la marca británica celebra el décimo aniversario del servicio personalizado de la marca británicaQ by Aston Martin’. Las singulares líneas de su carrocería de fibra de carbono, que alberga un potente motor V12 con turbocompresor doble, evocan automóviles de competición emblemáticos de la firma como el DBR1 y el DB3S. Alcanza los 319 km/h y pasa de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos.

Coplace

Aston Martin ha elegido la Semana del Motor de Monterrey 2022 para desvelar por primera vez el espectacular DBR22: un concepto de diseño con carrocería de fabricación exclusiva biplaza y motor V12 que celebra la magnífica cosecha de coches deportivos de competición con habitáculo abierto de la marca.

El concepto DBR22, desvelado en California, es el último de una larga lista de renombrados proyectos dirigidospor expertos de la división personalizada de la casa, Q by Aston Martin, que este año celebra una década construyendo coches exclusivos para los clientes más exigentes del mundo. Fantásticos ejemplos de estas colaboraciones son los emblemáticos encargos de una sola unidad, como el Aston Martin Victor, y lanzamientos especiales de bajo volumen, como el Vulcan, limitado a 24 unidades en todo el mundo, o el Vantage V600, limitado a solo 14. En este caso, el concepto de diseño DBR22 también se materializa en una tirada de producción limitada para un número exclusivo de clientes de Q by Aston Martin. ¿Fernando Alonso, uno de ellos?

Al emparejar el arte clásico de las carrocerías de fabricación exclusiva con materiales avanzados y tecnologías de fabricación vanguardistas, el DBR22 se convierte en una mezcla perfecta de pureza de diseño, ingeniería de precisión, rendimiento espectacular y auténtica pasión. Una perfecta celebración de Q by Aston Martin y su potencial ilimitado. Todo ello aún más excepcional al saber que se trata de uno de los Aston Martin más singulares habidos jamás en los 109 años en la historia de la marca.

Con proporciones clásicas y curvas inmaculadas, el DBR22 habla con orgullo de la tradición, específicamente del eterno linaje de admirables coches deportivos biplaza de cabina abierta como el DBR1 y el DB3S, pero expresa este apasionante tema desde una nueva y dinámica perspectiva.

El DB3S representa una pieza importante de la historia del fabricante británico en el mundo de la competición. Presentado en 1953, con una carrocería de aleación obra de Frank Feeley, este automóvil se popularizó por sus curvas y su eficiencia aerodinámica. El DBR1, conocido como el deportivo definitivo de Aston Martin, llevó el lenguaje del diseño de Feeley un paso más allá y se convirtió en uno de los más importantes e influyentes modelos de la casa fundada por Robert Bamford y Lionel Martin. Esta reputación se labró al obtener varias victorias en competiciones notables, la más famosa de ellas la Le Mans en 1959, con Carroll Shelby y Roy Salvadori al volante, ganando ese mismo año el Campeonato Mundial de Automóviles Deportivos en ese mismo año.

El concepto de diseño DBR22 exhibe una carrocería completamente nueva creada por los diseñadores. La forma de esta creación exclusiva se origina a partir de un número mínimo de paneles para lograr una presencia escultórica con varias características exclusivas de diseño.

Una de las más reseñables es la parrilla delantera completamente nueva, que incorpora un singular diseño de fibra de carbono en lugar de las venas habituales vistas en los automóviles de la firma de Warwickshire. Este detalle, que aporta una identidad única, está inspirado en los modelos DBR1 y DB3S y presume sin tapujos de la herencia de Aston Martin, pero usa la idea para crear un diseño verdaderamente contemporáneo.

El capó posee una espectacular ventilación en herradura, encastrada para permitir la circulación del aire del motor V12 de 5,2 litros con turbocompresor doble alojado debajo. La larga e ininterrumpida línea del capó guía la vista hacia el habitáculo, sobre el paraviento de bajo perfil y los delicados retrovisores, que están montados sobre las puertas en estilizados y aerodinámicos brazos de fibra de carbono.

Perfectamente centrado en los arcos de las ruedas se encuentra un juego de llantas de aleación completamente nuevo de 21 pulgadas. Estas ligeras llantas, con un singular diseño de 14 radios creado a propósito para el DBR22, poseen un cubo de bloqueo central que, además, puede especificarse en una extensa paleta de colores.

El concepto de diseño DBR22 exhibe además un color de pintura completamente a medida y desarrollado específicamente para la ocasión usando Paint to Sample, una opción disponible exclusivamente a través de Q by Aston Martin que demuestra, una vez más, las vastas posibilidades de diseño ofrecidas por el servicio personalizado de la marca.

El habitáculo del DBR22 se suma a la fusión de los enfoques clásico y contemporáneo con numerosos componentes de factura singular y un amplio uso de la piel y la fibra de carbono expuesta. Con una arquitectura definida por el salpicadero completamente nuevo y las elegantes pantallas de infoentretenimiento, sienta las pautas de un entorno limpio y ordenado. Aunque se inspira en los imbatibles automóviles de competición de Aston Martin, el interior del DBR22 no es un coche de carreras espartano. Suaves y aromáticas pieles envuelven el salpicadero y los asientos de fibra de carbono de alto rendimiento, extendiéndose sobre las puertas para ofrecer un atractivo atisbo del interior.

Ascendiendo tras los asientos se encuentran dos góndolas gemelas que suavizan el paso del aire entre las cabezas del conductor y el pasajero.  En la parte trasera, el concepto de diseño DBR22 presenta un inconfundible cordón horizontal de luces cortesía de la ligera y delgada barra a toda anchura, ideada específicamente para esta aplicación. Bajo ella se encuentra un panel perforado que da salida al aire caliente por detrás. Esta bella pieza escultórica es otra exclusiva característica del intrigante diseño del DBR22. Junto con el difusor perfectamente integrado y el par de tubos de escape de gran diámetro, el DBR22 posee una asombrosa presencia en la carretera que captura a la perfección las emociones a flor de piel de su experiencia de conducción.

Gracias a la inmensa potencia de su tren motor V12 de 5,2 litros con turbocompresor doble, el DBR22 respalda su extraordinario aspecto con un rendimiento sensacional. Los 715 CV de potencia y el par de 753 Nm proporcionan propulsión suficiente para acelerarlo de 0 a 100 km/h en solo 3,5 segundos y llevarlo a una velocidad máxima de 319 km/h. Sin nada más que la propia estela entre el conductor y el inolvidable rugido de este motor épico de doce cilindros, el DBR22 promete una estimulación sensorial de la máxima intensidad.

El DBR22 permanecerá expuesto en el Concoursd’Elegance de Pebble Beach desde hoy viernes 19 hasta el próximo domingo 21 de agosto. Así que darse prisa para extasiarse viéndolo.

Comentarios desactivados en Aston Martin celebra una década de deportivos descapotables con el DBR22. ¿El próximo coche de Fernando Alonso?

Catalogado como Noticias

Comments are closed.