Audi A4 Avant 2.0 TFSI S Tronic Quattro: Poderío familiar

Audi A4 Avant (frontal)

Aunar en un ‘wagon’ un imponente motor de gasolina turbo de 211 CV, el mejor cambio automático del mercado y la tracción 4×4 permanente proporciona un poderío mayúsculo, gratas sensaciones y un elevadísimo nivel de seguridad. Todo ello, en esta versión del Audi A4 Avant.

Prueba realizada con BP Ultimate

Preparada para absolutamente todo. Así es la enérgica versión TFSI S Tronic Quattro del Audi A4 Avant, de 211 CV. Con ella, los viajes son un puro placer, tanto si se afrontan de forma relajada como si se busca eficacia en los tramos revirados que se encuentran en el camino. El wagon ofrece una estabilidad primorosa sin perjudicar en demasía el cuidado a los ocupantes, de tal forma que el conductor disfruta, y mucho, a los mandos, mientras que el resto suma kilómetros sin sufrir excesivo cansancio. La opcional suspensión S Line (380 euros) de la unidad de pruebas, con muelles y amortiguadores más firmes (la altura libre de la carrocería queda rebajada en 30 mm), reduce las oscilaciones, con lo que el paso por curva es verdaderamente rápido y seguro (incluso se puede cambiar la trayectoria sin peligro en pleno apoyo), más con los anchos (y también con sobreprecio) neumáticos de 255 mm y la tracción 4×4 permanente (ver abajo Tracción Integral Quattro). Otro gran aliado para el alto dinamismo citado es el también opcional chasis adaptativo Audi Drive Select, que permite configurar la puesta a punto de la dirección y del binomio motor/cambio, siendo perceptibles los diferentes modos a elegir. En definitiva, lo que se aprecia desde el primer momento es que la sensación de seguridad es absoluta, además, por supuesto, de una gran calidad de rodadura, con un habitáculo bien aislado de ruidos externos. Un punto más de agilidad en comarcales ratoneras supondría una matrícula de honor sin discusiones.

Audi A4 Avant (trasera)

Combinación de lujo
Esperábamos mucho de la unión motor de gasolina TFSI (turboalimentado y de inyección directa), cambio S Tronic y tracción Quattro, y a fe que nos ha convencido. Comenzando por la imponente mecánica de dos litros, otorga la potencia, 211 CV, y el par máximo, 350 Nm, a regímenes propios de una mecánica turbodiésel (a 4.300 y 1.500 rpm, respectivamente), pero ofreciendo una extraordinaria suavidad y, a su vez, un contundente empuje desde casi el ralentí. Se trata, sin duda, de un propulsor inagotable y con un rendimiento magnífico (ver las cifras de prestaciones en la ficha técnica). Ese poderío también queda reflejado en la cifra de consumo. Durante la prueba, hemos registrado un gasto de 10,5 l/100 km, pero resulta habitual manejar cifras más altas, sobre todo si se apuran las marchas o en situaciones desfavorables: atascos, subidas de puertos, etc.

Audi A4 Avant (interior)

En cuanto a la transmisión, corrobar, como siempre, que se trata de la mejor de doble embrague del mercado. Las transiciones entre marchas se realizan de forma imperceptible e incluye modo Sport y también posibilidad de manejo secuencial a través de levas opcionales en el volante. Mucha efectividad e igual diversión con este S Tronic, cuyo único pero se le puede poner a la hora de aparcar, pues hay que ser cuidodosos con el acelerador para no realizar la maniobra a más velocidad de la deseada.

La factura del interior se sitúa a gran altura, aunque en nuestra unidad había un grillo, procedente de la pantalla central, y que sólo cantaba en firmes irregulares, como el adoquinado. Suponemos que se trata de una imperfección puntual.

Asistencias a la conducción
Como modelo premium que es, el A4 Avant dispone en su catálogo de multitud de tecnologías de asistencia a la conducción: alerta del ángulo muerto, mantenimiento del carril, control de velocidad de crucero adaptativo, cámara de visión trasera con guías y un largo etcétera. Hemos podido probar muchas de ellas en esta unidad y el funcionamiento nos ha parecido satisfactorio.

En este enlace hay información completa del A4 berlina con el motor 1.8 TFSI de 170 CV: http://www.quintamarcha.com/QM/index.php/audi-a4-1-8-tfsi-multitronic-apuesta-sobre-seguro

Texto y fotos: F.M.

GRATIFICANTES. Como en la mayoría de los Audi, las plazas delanteras proporcionan una grata postura para afrontar viajes, independientemente de la talla de los adultos. La clave, las amplias regulaciones de la banqueta y el respaldo y también del volante, en el caso del conductor. Los asientos opcionales S Line, con Alcántara perforada y cuero, brindan una sujeción normal en curvas y disponen de apoyo lumbar regulable.

ESPACIO NORMAL. Como sucede en la berlina, detrás, el espacio longitudinal es normal. Si el conductor y el acompañante miden más de 1,90 metros, dos personas de talla media (1,70 metros) tienen sitio justo. Por el contrario, si los cuatro viajeros están en los estándares normales de altura hay espacio para abordar viajes con comodidad. El quinto pasajero sufrirá un voluminoso túnel de transmisión y un respaldo más duro, del que sale un reposabrazos con posavasos incluidos. La altura trasera es mejor que en la berlina por la nula caída del techo.

AMPLIO. Todo buen coche familiar debe ofrecer un maletero amplio para solucionar el transporte de la familia y el A4 Avant así lo cumple. Con casi 500 litros de capacidad, el cubículo tiene, además, formas regulares para aprovechar el espacio al máximo y cuenta con argollas y ganchos. Asimismo, el plano de carga es bajo. Si se abaten los asientos traseros, no queda un escalón sino una superficie uniforme, eso sí algo elevada al final. Como solución a un pinchazo, hay una rueda de repuesto de emergencia.

TRACCIÓN INTEGRAL QUATTRO. Ideal no sólo para el invierno, sino para todas las épocas del año (por ejemplo, ante una fuerte tormenta veraniega), la tracción integral Quattro, con diferencial central autoblocante, distribuye, en condiciones normales de adherencia, el par motor en una proporción 40/60 favorable al eje trasero. Cuando hay pérdidas de motricidad, el tren delantero puede recibir hasta el 70% de la fuerza, porcentaje que se eleva hasta el 85% para el tren posterior.

PAQUETE TÉCNICO. Sin duda, uno de los packs opcionales más interesantes para el cliente es el Técnico (1.070 euros con el motor 2.0 TFSI), pues incluye elementos muy demandados a un precio menor que adquiriéndolos de forma individual. Está formado por faros de xenón plus con luz diurna por leds, lavafaros, pilotos traseros también con leds, retrovisor interior fotosensible, sensores de alumbrado, lluvia y aparcamiento, control de velocidad de crucero e instalación básica del Bluetooth.

PAQUETE DEPORTIVO S LINE. Para personalizar de forma deportiva el A4 Avant se encuentra el pack S Line (3.205 euros con el motor TFSI), con llantas de 18”, asientos específicos, inserciones interiores en aluminio cepillado y un largo etcétera. Con este paquete se pueden incluir varios elementos opcionales: tapicerías, volantes, suspensiones, llantas de hasta 19 pulgadas (ojo al aparcar junto a bordillos altos), alerón, etc. El grado de personalización es casi infinito.

GAMA A4 AVANT DESDE: 31.910 euros.

1.984 cc / 211 CV / 1.685 kg / 237 km/h / 10,5 l/100 km / 45.510 €

DESTACA:
– Combinación motor/transmisión/tracción.
– Comportamiento general.
– Maletero amplio y con formas regulares.

MEJORABLE:
– Rueda de repuesto de emergencia.
– Quinta plaza incómoda.
– Consumo en conducción exigente.

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD
Climatizador automático; llantas de 16 pulgadas; radioCD Concert con pantalla en color de 6,5 pulgadas; asientos delanteros regulables en altura; volante de cuero multifunción; sistema de control MMI; retrovisores con intermitentes led; luz de marcha diurna; función Start&Stop; freno de estacionamiento eléctrico; faros antiniebla; doble salida de escape; cuatro elevalunas eléctricos; ordenador de a bordo; apoyabrazos delantero y trasero, etc.
Seguridad: Airbags frontales, laterales y de cortina; programa electrónico de estabilidad (ESP); bloqueo electrónico del diferencial (EDS); detector de fatiga; ABS con secado automático de los discos de freno, etc.

GARANTÍA: – Dos años sin límite de kilómetros.

FICHA TÉCNICA


MECÁNICA

Motor Delantero longitudinal. 4 cilindros en línea.
Cilindrada 1.984 cc.
Potencia máxima 211 CV a 4.300 rpm.
Par máximo 350 Nm a 1.500 rpm.

TRANSMISIÓN

Tracción Total permanente.
Caja de cambios Automática, 7 velocidades.

DIRECCIÓN Y FRENOS

Sistema Cremallera, electromecánica.
Frenos del/tras Discos ventilados/discos.
Suspensión del/tras Multibrazo.

DIMENSIONES

Peso 1.685 kg.
Largo/ancho/alto 4.699/1.826/1.436 mm.
Cap. depósito 61 litros.
Vol. maletero 490-1.430 litros.
Neumáticos 225/55 R16.

PRESTACIONES Y CONSUMOS

Velocidad máxima 237 km/h.
De 0 a 100 km/h 6,6 segundos.
Urbano homologado 8,7 l/100 km.
Durante la prueba 10,5 l/100 km.
Emisiones CO2 163 g/km.
Impuesto Matriculación. 9,75%.

Prueba realizada con BP Ultimate

Dejar un comentario

Catalogado como Pruebas

Deja un comentario