Audi R8 e-tron: Un eléctrico de película

Audi R8 etron (frontal)

Protagonista en la última entrega de la saga cinematográfica Iron Man, el Audi R8 e-tron, de 380 CV, demuestra que un coche eléctrico también puede ser apasionante de conducir. Finalmente, la marca alemana ha decidido no producirlo.

El modelo más radical de Audi, el R8, también tiene versión eléctrica, aunque finalmente no se llevará a producción. El e-tron, protagonista en la última entrega de la saga cinematográfica Iron Man, está dotado de dos propulsores eléctricos de 190 CV cada uno, unidos a las ruedas traseras y con una potencia conjunta de 380 CV. Esta cifra es menor que las dos opciones de gasolina, 430 y 550 CV, pero el eléctrico es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos, una décima más rápido que el FSI de 430 CV.

La batería para las dos mecánicas, de 48,6 kWh de gran capacidad, es de iones de litio, cuenta con refrigeración líquida y el tiempo de recarga oscila entre una y doce horas (este último dato, en una toma de corriente convencional).

Audi R8 etron (trasera)

Para contener el peso del coche (los eléctricos suelen ser más pesados que los gasolina y los diésel), se han utilizado aluminio y fibra de carbono en el chasis y también en determinados elementos de la suspensión.

Los cambios estéticos no son notables, pero sí hay detalles diferentes, como la ausencia del alerón posterior, las tapadas entradas de ventilación de los laterales (no son necesarias) y la sustitución del retrovisor interior por una pantalla que muestra la imagen de detrás del coche tomada por una cámara.

Dejar un comentario

Catalogado como Novedades

Deja un comentario