Citroën C-Elysée, un campeón del mundo español

1-Citroen-C-Elysee-1

El Citroën C-Elysée es el actual campeón del mundo de turismos, título que va camino de repetir esta misma temporada. Una obra maestra de las carreras que además tiene su origen en España, donde se fabrica la versión de calle del modelo.

En España tenemos un campeón del mundo de circuitos que no es Fernando Alonso. Éste responde al nombre de Citroën C-Elysée, y es el actual poseedor del título del WTCC. O lo que es lo mismo, del mundial de turismos. Tras una temporada 2014 -la que marcó el debut del coche- en la que barrió a sus competidores ganando 17 de 23 carreras, Citroën va camino de repetir su hazaña liderando las clasificaciones de pilotos y de constructores.

Después de la última prueba del campeonato, celebrada en el Circuito Internacional de Vila Real, en Portugal, Citroën copa los tres primeros puestos, con el vigente campeón, José María López liderando la tabla con 322 puntos, seguido de Yvan Muller, con 267, y de Sébastien Loeb, con 230.

2-Citroen-C-Elysee-2

El circuito de Vila Real lleva en activo desde 1931, y recorre las calles de esta ciudad de 50.000 habitantes en la región de Douro. Destaca por un perfil muy rápido en el que las curvas se enlazan una tras otra a un ritmo muy alto. La ‘chicane’ es el único punto donde se puede reducir realmente la velocidad. Al ser una pista urbana, no hay escapatorias posibles, salvo las barreras metálicas o los muros de piedra. Esta cita del Mundial de Turismos de la FIA ha sido la última oportunidad para ver el Citroën C-Elysée WTCC en Europa esta temporada, ya que tras el parón veraniego, el WTCC hará las maletas para partir hacia Oriente, con paradas en Japón, China, Tailandia y Catar, última prueba del Campeonato.

El Citroën C-Elysée WTCC está basado en el turismo que se fabrica en Vigo, que se comercializa en España y está destinado principalmente a mercados emergentes. La versión de carreras ha sido objeto de varias transformaciones realizadas por los técnicos de Citroën Racing en Versalles-Satory. Bajo su capó, el C-Elysée WTCC lleva un motor 1.6 turbo de inyección directa. Se ha incorporado una brida de sobrealimentación, que permite que la potencia llegue a los 380 CV. A diferencia de los vehículos de tracción integral que compiten en el mundial de rallys, la transmisión se efectúa solamente sobre las ruedas delanteras. Y todo ello asociado a una caja de cambios es secuencial de seis velocidades. Además, el actual campeón del WTCC cuenta con unas llantas específicas de 18 pulgadas y un kit aerodinámico que además de mantener el coche lo más pegado posible a la pista, le otorga una imagen mucho más agresiva.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario