El BMW X5 se suma al ‘downsizing’

BMW X5

Una nueva versión del todocamino alemán combina un eficiente propulsor turbodiésel de 218 CV con un esquema de propulsión, aunque también se puede solicitar con tracción integral xDrive. Llega a los concesionarios desde 58.250 euros.

Con el fin de satisfacer a los clientes que demandan vehículos más eficientes, BMW ha simplificado el X5. Así, incrementa la oferta de su todocamino con una nueva versión que combina un esquema de propulsión –tracción en el eje posterior en lugar de la integral xDrive– con un propulsor turbodiésel 2.0 de cuatro cilindros.

Esta mecánica cumple con la exigente normativa Euro 6 y otorga una potencia de 218 CV y un par máximo de 450 Nm. Asociada a una transmisión automática de ocho marchas, posibilita acelerar de 0 a 100 km/h en 8,2 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 220 km/h. Y todo ello con un consumo medio y unas emisiones de dióxido de carbono de 5,6 litros y 149 g/km, respectivamente.

En cuanto al equipamiento de serie de esta versión, incluye, entre otros elementos y dispositivos, faros bi-xenón con lavafaros, portón trasero de accionamiento automático, Bluetooth, puerto USB, sistema de llamada de emergencia, sensores de aparcamiento, etc.

Por lo que respecta a su precio recomendado, es de 58.250 euros. También es posible solicitarla con tracción xDrive, opción que requiere un desembolso de 61.250 euros.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario