El IV Spain Classic Raid consolida el éxito de la prueba con una inscripción récord

En su cuarta edición, el Spain Classic Raid, la mayor prueba de regularidad de coches clásicos de Europa, concluyó con una inscripción récord, más de 110 automóviles, consolidando el éxito del raid por la dureza del recorrido, 2.100 km por pistas de tierra, por su gastronomía y belleza.

El Spain Classic Raid arrancó en Barcelona el 21 de octubre, con etapas en Lérida, Zaragoza, Burgo de Osma, Ávila, Mérida, Córdoba y Ciudad Real, finalizando a las puertas del Palacio Real de Madrid, hecho que engrandece la prueba, pues no es cosa fácil persuadir a las autoridades municipales de la capital para conseguirlo. Además de las citadas localidades, la caravana de coches clásicos compuesta por más de 110 unidades hizo parada en Huesca, disfrutó de un sabroso almuerzo en Numancia (Soria) y recaló en Segovia, Pedraza y Bailén. Porque el Spain Classic Raid no es un raid cuyo único objetivo sea recorrer kilómetros marcando tiempos, también el turismo juega un papel importante, pues la organización selecciona rutas y finales de etapa dignos de las mejores fotografías.

Esta edición estuvo marcada por una climatología muy favorable, lo que permitió disfrutar al máximo de las diferentes localizaciones, aunque también puso a prueba las mecánicas de los veteranos vehículos participantes, principalmente en las más exigentes subidas como la del Parque Natural del Moncayo, entre Zaragoza y Soria.

La belleza de los más de 2.100 kilómetros no estuvo exenta de dureza, sobre todo para automóviles con 25 o más años de antigüedad, requisito indispensable para participar en el raid. De esta forma, el Spain Classic Raid consiguió reunir a vehículos tan dispares como un Citroën Dyane 6 o un Porsche 944, rivalizando entre ellos y el resto de participantes.

Finalmente, y tras ocho selectivas etapas, Francisco Herenas Ortíz y Aitor Herenas Hungría, con un Renault Supercinco, fueron los ganadores de esta cuarta edición. Les siguieron Ricardo Ferrón García y Carlos Ferrón García, con Mitsubishi Pajero, cerrando el podio Jesús Luque Barraza y María Luisa Vellegas Mesa, con Citroën AX.

Mención especial para los ganadores de la categoría de menos de 1.000 cc, Raúl Pacho Luengo y Leticia Martín Herrero, con un SEAT Marbella.

Este año, además, fueron muchas las marcas que apoyaron el evento, entregando premios a los participantes que competían con modelos de su firma, como Fiat, Citroën, Ford, Opel, Audi, Toyota, Mitsubishi, Volkswagen, Renault y Peugeot. Asimismo, la organización valora otros aspectos no relacionados directamente con la competición, galardonando a diferentes participantes que destacaron en el raid, como al equipo venido de más lejos, al más solidario, al que más averías tuvo, al único en llevar un modelo con suspensión hidroneumática o al que más coraje demostró, cuyo Citroën Visa rompió la correa de distribución en el kilómetro 25 de la primera etapa, reparando el motor y reenganchándose a la prueba varios días después.

No faltó el patrocinio de Bosch, Galp, Jeep y Fiat Professional, firmas que hicieron posible una vez más que el Spain Classic Raid llegara a su cuarta edición con total éxito de inscripción, convirtiéndose en el referente de las pruebas de regularidad clásica en el panorama nacional e internacional.

Más información: www.spainclassicraid.com y www.facebook.com/spainclassicraid

Dejar un comentario

Catalogado como Competición

Deja un comentario