El NSX regresa como un deportivo híbrido de altas prestaciones

1-nsx

Un cuarto de siglo después de su debut, el célebre NSX (New Sports Experience) regresa al primer plano como un deportivo híbrido de altas prestaciones, gracias a un motor de gasolina V6 y tres unidades eléctricas. Esta nueva generación ha sido presentada en el Salón de Detroit bajo la marca Acura, división de lujo de Honda para Estados Unidos, donde llegará a finales de 2015.

Más tarde desembarcará aquí, en Europa, con el logotipo de la marca matriz Honda. En cualquier caso, con virguerías tecnológicas de primer orden. Y siempre, como un biplaza cuyas dimensiones (4,47 metros de longitud, 1,94 de anchura y 1,22 de altura) lo ponen a altura de deportivos europeos consolidados (Audi R8, Porsche 911, Jaguar F-Type Coupé…).

Con una potencia conjunta superior a 550 cv (Acura no concreta más), el motor V6 DOCH biturbo de 75 grados acoplado por detrás del habitáculo y uno de los tres eléctricos mueven las ruedas posteriores, los otros dos eléctricos se encargan cada uno de una rueda del eje delantero, y todo está gestionado por una caja de cambios automática de doble embrague (DCT) de nueve velocidades.

2-nsx

Bajo el programa “Integrated Dynamic System” se modifica la respuesta general dinámica del Acura NSX con cuatro modalidades distintas (Quiet, Sport, Sport+ y Track), ajustando la respuesta de propulsión, motores, cambio y chasis, así como la sonoridad. Sin conocer los detalles sobre prestaciones, Acura habla en el comunicado de una función de máxima aceleración (Launch).

Como otro de los grandes ilustres presentados en Detroit, el nuevo Ford GT, la aerodinámica y la construcción ligera son otros dos pilares de avanzado desarrollo. En lo primero se ha trabajado desde cero durante tres años (en el centro de Raymond, Ohio, EEUU), reinventando un diseño de proporciones bajas y anchas clásicas, combinadas con un mayor número de aristas y ángulos en favor del caudal del aire, tanto para mejorar la carga aerodinámica y reforzar la estabilidad como para ayudar a la refrigeración de los diferentes motores.

4-nsx

Sometido a exhaustivos ensayos en el túnel aerodinámico, el Acura NSX incorpora cambios en las rejillas de ventilación del capó, nuevas rejillas en los guardabarros delanteros, tomas de aire laterales modificadas y un alerón trasero optimizado.

En lo relacionado con su construcción, Acura habla de conseguir el mejor equilibrio entre rigidez y ligereza. Para lograrlo, la carrocería está realizada en aluminio, acero de alta resistencia y otros materiales (no dice cuáles), mientras que el suelo y el techo están hechos en fibra de carbono.

Por su parte, la suspensión del NSX es de aluminio e independiente en cada rueda, montando unos neumáticos de alto rendimiento ContiSportContact (245/35Z R19 delanteros y los 295/30Z R20 traseros)  sobre unas llantas de aleación de aluminio de 19×8,5 pulgadas delante y 20×11 pulgadas detrás. Los discos de freno carbono-cerámicos de alto rendimiento ponen la guinda al conjunto exterior y al rendimiento deportivo.

3-nsx

Fabricado de manera exclusiva en el Performance Manufacturing Center (PMC) de Marysville, Ohio, con el trabajo de 100 empleados, el Acura NSX también destaca por un interior muy avanzado, con controles sencillos pero intuitivos, al servicio del conductor, y con una integración total de funciones en una pantalla dinámica de TFT que cambia de configuración según el modo de conducción utilizado.

La consola central aloja el botón de arranque, que activa el motor híbrido deportivo, y ocupa el centro de la nueva esfera indicadora del Sistema de Dinámica Integrada. Por debajo del salpicadero de cuero cosido a mano, el bastidor central queda a la vista, en un claro guiño a una moto deportiva. Además Acura también hace mención a unos pilares delanteros muy finos (pero de gran resistencia) para favorecer la visibilidad del conductor.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario