Fiat Panda Climbing 4×4 1.3 Multijet: Ratón de campo

Fiat Panda 4x4 (frontal)

Con trés décadas de historia y de gran valía para los habitantes de zonas montañosas y frías, el Fiat Panda 4×4 demuestra que no hacen falta grandes dimensiones ni motores ‘megapotentes’ para superar obstáculos ‘off road’ y no tener miedo a la climatología adversa. Este ratón de campo es todo un invento. 

Prueba realizada con BP Ultimate

Siempre gusta conducir un coche diferente y el Fiat Panda 4×4 lo es, porque, junto con el Suzuki Jimny (éste, con reductora), es el todoterreno más compacto y asequible del mercado. El italiano, con nada menos que tres décadas de historia a sus espaldas, demuestra que no son necesarios ni grandes dimensiones ni motores megapotentes para superar obstáculos off road. Cuenta con lo principal, que es una buena tracción 4×4 permanente con reparto automático del par entre los dos ejes, para afrontar cuestas, senderos, asfaltos nevados, etc. Por eso, este coche se ve tanto en zonas montañosas, como los Alpes o los Pirineos. Si a los dos ejes motrices, le sumas, de serie, neumáticos camperos M+S (en curvas por asfalto también se defienden bien), altura libre al suelo de 16 centímetros, cortos voladizos, ayuda al arranque en cuesta, primera velocidad con desarrollo más corto y bloqueo electrónico del diferencial hasta 50 km/h (se conecta con un botón para enviar el par motor a las ruedas con más adherencia, en el caso de que una esté en el aire), tenemos como resultado un ratón de campo que puede sacar los colores a muchos otros 4×4, cuyos precios pueden triplicar o cuadruplicar el del Panda.

Fiat Panda 4x4 (trasera)

¡A ‘pistear’!
Metidos en faena, en este caso en senderos, hemos circulado con el Panda 4×4 por nuestro recorrido off road habitual, con caminos en buen y mal estado, por los que el italiano ha transitado con total solvencia. El liviano peso del coche, apenas 1.190 kilos, garantiza ligereza y agilidad de movimientos, y la suficiente fuerza del motor turbodiésel 1.3 Multijet de 75 CV impide que haya que abusar del embrague (a cuyo tacto hay que amoldarse) para salir airosos desde parado en alguna situación complicada. El recorrido de las suspensiones no es equiparable al de otros 4×4, pero puede superar socavones inesperados sin que hagamos tope y sin rozar los bajos de la carrocería. Además, el coche siempre se mantuvo en la trayectoria deseada en las sencillas curvas que pasamos con terreno pedregoso. Ojo, eso sí, con los pinchazos en el campo, porque la rueda de repuesto no es del mismo tamaño, sino de galleta. En nuestro recorrido no encontramos ningún charco profundo, pero digno de mención es que, respecto al modelo convencional, el Panda 4×4 tiene subida la toma de aspiración del motor para poder vadear con totales garantías.

La prueba definitiva, una empinada cuesta presente en nuestro habitual recorrido 4×4, con roderas marcadas, la superó ¡a la primera! y sin ningún esfuerzo. Maravillado y, todo hay que decirlo, sorprendido, me quedé tras este alarde de eficacia campera, pues, con otros coches mucho más pesados, hemos tenido que engranar la reductora para lograr subir con total seguridad. En definitiva, la diversión y las excelentes aptitudes están más que garantizadas

Fiat Panda 4x4 (interior)

Multijet solvente
Para el Panda 4×4, hay dos opciones mecánicas, una de gasolina (0.9 TwinAir de 85 CV, de dos cilindros en línea) y otra de gasóleo, ambas turboalimentadas. La diésel, la analizada en esta prueba, se asocia a un cambio manual de cinco velocidades y permite desplazamientos interurbanos solventes, pues se consiguen velocidades de crucero sin grandes esfuerzos. Con Start&Stop (de funcionamiento suave) y cambio recomendado de marcha (de gran ayuda), el propulsor transmite vibraciones al salpicadero en bajas revoluciones y cuando está frío, y su sonido está presente en el interior. Poco refinamiento, pero mucha practicidad y también un aquilatado consumo, que se quedó en 5,3 l/100 km sumando circulación off road y por ciudad. Entre Madrid y Segovia, ida y vuelta, registramos apenas 4,9 l/100 km.

Fiat Panda 4x4 (llanta)

Esta versión campera, además de incluir de serie frenos de disco traseros y programa electrónico de estabilidad (ESP), presenta paragolpes y molduras laterales específicas, que le favorecen estéticamente y le diferencian notablemente del Panda urbanita. Lógicamente, el precio es mayor que el de éste, siendo de 17.650 euros (sin promociones, financiación ni Plan PIVE) con el propulsor de gasóleo.

El resto de información práctica del Panda (espacio interior, comportamiento en el asfalto, etc), en esta otra prueba: Fiel aliado

Como una imagen vale más que mil palabras, observa en el vídeo lo que es capaz de hacer el Fiat Panda 4×4 en el campo:

Texto y fotos: F.M.

GAMA PANDA: Desde 5.990 euros (con descuentos, financiación y Plan PIVE).

1.248 cc / 75 CV / 1.190 kg / 159 km/h / 5,3 l/100 km / 17.650 €

DESTACA:
– Capacidades camperas.
– Relación consumo/prestaciones.
– Muy útil en la ciudad.

MEJORABLE:
– Vibraciones y sonoridad del motor.
– Reposacabezas duros.
– Cuatro plazas de serie.

EQUIPAMIENTO DE SERIE Y SEGURIDAD
Aire acondicionado; llantas de 15”; radioCD con lector de MP3; volante regulable en altura; tracción 4×4 permanente con diferencial autoblocante electrónico; ordenador de a bordo; función City en la dirección asistida; elevalunas delanteros y retrovisores eléctricos; Stop&Start; cambio recomendado de marcha; neumáticos M+S; asientos traseros abatibles; barras portaequipajes, etc.
Seguridad: Airbags frontales y de cortina; programa electrónico de estabilidad (ESP); ABS con distribuidor (EBD); ayuda al arranque en cuesta; cierre automático de las puertas, etc.

GARANTÍA: Dos años sin límite de kilómetros.

FICHA TÉCNICA


MECÁNICA

Motor Delantero transversal. 4 cilindros en línea.
Cilindrada 1.248 cc.
Potencia máxima 75 CV a 4.000 rpm.
Par máximo 190 Nm a 1.500 rpm.

TRANSMISIÓN

Tracción Total permanente.
Caja de cambios Manual, 5 velocidades.

DIRECCIÓN Y FRENOS

Sistema Cremallera, eléctrica.
Frenos del/tras Discos ventilados/discos.
Suspensión del/tras McPherson/eje torsional.

DIMENSIONES

Peso 1.190 kg.
Largo/ancho/alto 3.686/1.672/1.605 mm.
Cap. depósito 35 litros.
Vol. maletero 225 litros.
Neumáticos 175/65 R15.

PRESTACIONES Y CONSUMOS

Velocidad máxima 159 km/h.
De 0 a 100 km/h 14,5 segundos.
Urbano homologado 5,0 l/100 km.
Durante la prueba 5,3 l/100 km.
Emisiones CO2 125 g/km.
Impuesto Matriculación. 4,75%.

Prueba realizada con BP Ultimate

Dejar un comentario

Catalogado como Pruebas

Deja un comentario