Honda CR-V 2.2 i-DTEC Luxury 4WD: Ecología inteligente

Honda CR-V (frontal)

Elegir cambio manual en el Honda CR-V i-DTEC premia al conductor con consumos bajos, lo que va en beneficio de la ecología, y un rendimiento muy satisfactorio. Una compra inteligente la del todocamino japonés, también con la transmisión automática.   

Prueba realizada con BP Ultimate

Tras analizar hace unas semanas la variante automática del Honda CR-V con el motor turbodiésel 2.2 i-DTEC de 150 CV (el enlace de la prueba está al final de este texto), hemos querido testar también el todocamino japonés con la caja manual de seis velocidades.

Esta versión incluye soluciones ecológicas, como el Auto Stop, muy eficaz pues funciona desde las primeras paradas, y el cambio recomendado de marcha. La palanca, situada a media altura, implica inserciones firmes y muy marcadas, algo que puede agradar o no, según los gustos del conductor. Yo, personalmente, las prefiero algo más suaves. No obstante, no suponen ninguna incomodidad en manejo urbano o por pistas, escenarios donde más cambios de marcha se producen.

Honda CR-V (trasera)

La transmisión no peca de unos desarrollos largos (en sexta, a 2.000 rpm, se circula a 100 km/h), lo que, unido a unos buenos bajos, resulta perfecto para no tener que estar muy atentos a la velocidad engranada: en casi cualquier circunstancia, pisando el acelerador, el propulsor responderá sin necesidad de reducciones.

El consumo obtenido, 6,3 l/100 km, con el modo Econ activado, es más bien un registro de un compacto. Bravo por Honda en este apartado. Respecto al automático, gastó 1,0 l/100 km menos, aunque no se realizaron los mismos trayectos. Por precio y a igualdad de equipamiento, el CR-V manual es 2.000 euros más barato (37.000 frente a 39.000 euros con el acabado Luxury), así que el automático va dirigido a aquellos clientes que prioricen la comodidad de uso frente al precio y al consumo de combustible.

El resto de información del coche en Cargamento tecnológico

Texto y fotos: F.M.

Honda CR-V (interior)

GAMA CR-V: Desde 23.900 euros.

2.199 cc / 150 CV / 1.653 kg / 190 km/h / 6,3 l/100 km / 37.000 €

DESTACA:
– Motor suave y de buen rendimiento.
– Espacio para cuatro adultos/amplio maletero.
– Consumo ajustado.

MEJORABLE:
– Rueda de repuesto de emergencia.
– Volante con muchos mandos para memorizar.
– Tapicería clara fácil de ensuciar.

EQUIPAMIENTO DE SERIE Y SEGURIDAD
Climatizador bizonal; llantas de 18 pulgadas; radioCD con lector de MP3 y conexiones auxiliares; sensores de alumbrado, lluvia y aparcamiento; navegador; Bluetooth; tapicería de cuero; techo solar panorámico; portón trasero con cierre eléctrico; luces diurnas por leds; faros de xenón; control de velocidad de crucero; volante multifunción; tracción 4WD; llave inteligente; asiento del conductor con ajustes eléctricos; cámara de visión trasera, etc.
Seguridad: Airbags frontales, laterales y de cortina; programa electrónico de estabilidad (ESP); anclajes Isofix; ABS con distribuidor EBD; ayuda al arranque en pendiente, etc.

GARANTÍA: Tres años sin límite de kilómetros.

FICHA TÉCNICA


MECÁNICA

Motor Delantero transversal. 4 cilindros en línea.
Cilindrada 2.199 cc.
Potencia máxima 150 CV a 4.000 rpm.
Par máximo 350 Nm a 2.000 rpm.

TRANSMISIÓN

Tracción Total.
Caja de cambios Manual, 6 velocidades.

DIRECCIÓN Y FRENOS

Sistema Cremallera, eléctrica.
Frenos del/tras Discos ventilados/discos.
Suspensión del/tras McPherson/multibrazo.

DIMENSIONES

Peso 1.653 kg.
Largo/ancho/alto 4.570/1.820/1.655 mm.
Cap. depósito 58 litros.
Vol. maletero 589-1.669 litros.
Neumáticos 225/60 R18.

PRESTACIONES Y CONSUMOS

Velocidad máxima 190 km/h.
De 0 a 100 km/h 9,7 segundos.
Urbano homologado 6,7 l/100 km.
Durante la prueba 6,3 l/100 km.
Emisiones CO2 154 g/km.
Impuesto Matriculación. 4,75%.

Prueba realizada con BP Ultimate

Dejar un comentario

Catalogado como Pruebas

Deja un comentario