Marc Gené: “Mi segunda posición en las 24 Horas de Le Mans me supo fantástica”

Marc Gené

Tras sustituir a Loïc en las 24 Horas de Le Mans por un accidente, Marc Gené (Audi) se clasificó segundo, “una posición que me supo fantástica”. El catalán también afirmó que “ante la prueba, estaba tranquilo y confiado”. 

Marc Gené (Audi), segundo en las 24 Horas de Le Mans 2014, explica como pasó de piloto reserva a titular por el accidente de Loïc: “Me enteré de que un Audi había sufrido un accidente al escuchar al speaker. Inmediatamente busqué una televisión y cuando pude ver que la zona en la que Loïc se había estrellado es la más peligrosa del circuito, y cómo había quedado el coche, llegué a temer por su vida. Inmediatamente acudí al box de Audi, donde me tranquilizaron y me confirmaron que no corría peligro, que era lo más importante. Yo seguí mi programa de entrenamientos para competir en LMP2, pero, como piloto reserva de Audi, enseguida me llamaron para sustituir a Loïc”.

El catalán detalla sus sensaciones antes y durante la prueba: “Durante los entrenamientos libres pude rodar realmente poco con el coche, y mis tiempos no eran del todo buenos, pero estaba tranquilo y seguro de que en carrera sería diferente. Al final fui el segundo piloto más rápido de todos los equipos Audi, y el primero en el coche número 1, considerando la media de todas las vueltas”.

¿Cómo hay que pilotar con los cambios en la reglamentación? Gené lo explica: “Tenemos un objetivo de consumo en cada vuelta, y si te pasas hay que compensar en la siguiente, para no penalizar. Me gusta este concepto, te permite jugar con la recuperación de energía, gestionando las zonas de frenada o cuando encuentras tráfico en pista. Lo realmente importante es ahorrar allí donde se pueda para luego no tener que levantar el pie del acelerador una vez empiezas a pisar al salir de las curvas”.

El hermano de Jordi alaba a sus compañeros de equipo: “Ha sido fantástico tener a Tom Kristensen y a Lucas di Grassi como compañeros. Kristensen es para mí una leyenda, no es casualidad que haya ganado nueve veces esta prueba. Controla cada detalle, se exige a él mismo, a los ingenieros, al resto de pilotos… Pero me ayudó mucho, e incluso me enseñó algunos trucos que me han venido muy bien”.

Gené afirma que no hay mucha diferencia de pilotaje entre un coche híbrido y otro de combustión: “Realmente no es muy distinto pilotar este coche ahora que todo el sistema híbrido y de recuperación de energía es automático. Hay algunas diferencias, como las frenadas, ahora en las rectas levantamos el pie 300 metros antes del punto de frenada para recuperar energía, y frenamos realmente a fondo a 100 metros, cuando antes frenábamos directamente a unos 120 metros. Lo realmente impresionante es la tracción, es increíble cómo se puede acelerar con un coche de esta potencia a la salida de las curvas. También son una gran ayuda los faros láser, es fantástico que Audi aplique estas tecnologías que se ensayan en Le Mans a sus coches de producción”.

“En cuanto a mi participación, en el momento en el que me puse líder reconozco que incluso perdí momentáneamente la concentración. Era demasiado bonito, un cuento de hadas tener opciones de ganar la prueba cuando 48 horas antes ni siquiera iba a pilotar para Audi, y sobre todo con un coche que hubo que reconstruir desde cero. Al final fue una segunda posición que me sabe fantástica, y un nuevo triunfo para Audi, que es lo que importa”.

Dejar un comentario

Catalogado como Competición

Deja un comentario