Más de una docena de marcas de coches ha desaparecido en los últimos 12 años

Desde 2000, más de una docena de marcas de coches ha cerrado. Maybach, la firma de superlujo de Daimler, propietaria, a su vez, de la prestigiosa Mercedes-Benz, es la más reciente en echar el cierre; lo hará al finalizar 2012.

Maybach fue fundada en 1909. Dedicada a fabricar motores para zepelines, fue en 1921 cuando se inició en la construcción de coches de gran lujo, haciéndolo hasta 1940. En 2002, Daimler AG, que había adquirido la mayoría de las acciones de Maybach, relanzó de nuevo la marca con la idea de poner en el mercado berlinas de gran lujo por encima de la serie S de Mercedes-Benz. En realidad, lo que pretendía la matriz del fabricante de la estrella era competir con los nombres míticos del segmento, líderes del mismo, las británicas Rolls Royce y Bentley, la primera en manos de BMW desde 2003, y la otra en las del también grupo alemán Volkswagen, que la adquirió en 1998.
Bajo la dirección de Mercedes-Benz, Maybach lanzó al mercado dos modelos, el 57 y el 62, cuyo precios partían de 300.000 euros, llegando (ambas ofertas siguen vigentes) a lo que quiera el cliente, pues las opciones de personalización son tantas como deseos y extravagancias tenga el comprador. En 2005, se añadió a la gama el 57S, con toques estéticos y motor más potente, y, dos años después, el 62S. Fue el pasado año cuando Dieter Zetsche, presidente de Daimler, anunció el cese de la producción de Maybach en el año 2013, desapareciendo la marca por segunda vez en su historia. Lo cierto es que la firma no cumplió las expectativas, demostrándolo los sólo 600 coches comercializados en ese tiempo, perdiendo la batalla con sus rivales, al no poder competir con el prestigio y reputación de Rolls Royce y Bentley.

Matra
La lista de cierres que enumeramos a partir de 2000 la inició la francesa Matra en 2003. Diseñadora de coches singulares para marcas generalistas, Matra se dio a conocer por su relación con la también gala Simca, fabricando modelos como el Bagheera, un deportivo con motor Simca de tres asientos delanteros que le dio mucha popularidad. Tuve ocasión de probar este triplaza cuando Eugenio, el genial cuenta chistes ya desaparecido, con el que trabé amistad hace ya muchos lustros, se compró uno aprovechando que la fama y el dinero le empezaban a sonreír. Recién enviudado, el humorista catalán llevaba a toda su familia, él y sus dos hijos, todos sentados delante, en ese deportivo que le entusiasmaba.
En 1984, Matra inició una productiva relación con Renault, diseñando el longevo Espace, cuyas unidades se montaban en la fábrica de Romarantin de Matra hasta 2002. Luego vino el Renault Avantime, pero el fracaso del modelo de la firma del rombo, también construido por Matra, fue la puntilla.

Rover y MG
Dos años después le tocó a la británica Rover, desaparición precedida de toda una historia que merece repasarla. Fundada en 1904, Rover fue adquirida por BMW en 1994. Con la compra de Rover Group, la alemana se hizo con los derechos de las otras tres firmas propiedad de la británica, MG, Mini y Land Rover, además de la citada. Pero la operación no resultó nada satisfactoria para el grupo teutón, más bien al contrario. Diversos problemas de funcionamiento y ajuste de ambas estructuras, la baja calidad de los productos de la firma anglosajona, con una gama desfasada y poco atractiva, redujeron la cifra de ventas por debajo de las anunciadas.
En 2000, BMW se liberó de Rover y MG, pasándolas, por la simbólica cifra de cinco libras esterlinas, a inversores británicos, quedándose, únicamente, con Mini (¡qué gran acierto!). Ese mismo año, Land Rover fue vendida a Ford por una cantidad considerable. Posteriormente, en 2008, la marca del óvalo se deshizo de Land Rover, vendiéndosela a Tata, operación en la que también entró Jaguar, en poder hasta ese momento de la norteamericana (que, a su vez, se desprendió de Aston Martin, Volvo y Mazda). En 2005, Rover y MG pasaron a formar parte de la historia del automóvil, cerrando sus factorías.

Daewoo
En 1999, la coreana Daewoo se declaró en bancarrota. Tres años después, General Motors (GM) se hizo con el control de la asiática, iniciando una transformación de la marca, que empezó con el cambio de denominación, pasando a ser Chevrolet. De esta forma, desde 2005, todos los modelos de Daewoo en Europa y Oriente Medio cambiaron la D por la cruz de la norteamericana, erradicando el nombre de la coreana, que sólo se mantiene en su país de origen.

Pontiac, Saturn, Hummer
Tampoco Estados Unidos se ha librado de la crisis del sector de la automoción. Como consecuencia de ésta, marcas legendarias como Pontiac, Saturn, Hummer, Oldsmovile, Mercury, Plymouth, e incluso Chrysler y Dodge, han pasado a mejor vida. En 2010, GM echó el cierre a las marcas Pontiac, Saturn y Hummer.
La primera de ellas fue creada en 1926, vendiendo sus productos en Estados Unidos, Méjico y Canadá. Pontiac fabricaba modelos de corte deportivo a un precio asequible, alguno de ellos tan celebrados como el Bonneville (1957-2005), el Firebird (1967-2002) o el impresionante GTO, que salió en 1964 y finalizó en 2004.
La historia de Saturn empezó en 1985. Su primer modelo fue el S-Series, con carrocerías sedán (SL), cupé (SC) y familiar (SW). Luego vino el L-Series, el ION y el VUE, que no era sino un Opel Antara con el logotipo de Saturn.
Por lo que respecta a Hummer, era propiedad de AM General Corporation, proveedor de las fuerzas armadas norteamericanas. Fabricante del Humvee, todoterreno de uso militar, decidieron venderlo a particulares, comercializándolo bajo el nombre de Hummer, cuyo primer modelo, el M998, salió en 1995. En 1998, AM General vendió la marca a GM, saliendo los H2 y H3, modelos más contenidos que los ofrecidos hasta entonces.
Los Hummer fueron puestos de moda por las estrellas de Hollywood, Arnold Schwarzeneger entre ellas, y también por gente de dudosa reputación que, adquiriéndolos, creían lavar su imagen al no pasar desapercibidos ante tan impresionante, por tamaño, todoterreno. La crisis mundial, así como la concienciación social sobre la contaminación y el calentamiento global, marginaron a los Hummer, cuyos vehículos se almacenaban en las campas de la factoría. En mayo de 2010, GM cerró su línea de montaje.

Oldsmobile
Fundada en 1897, GM adquirió Oldsmobile en 1908, convirtiéndola en una de las marcas míticas del panorama mundial del automóvil; a pesar de ello, los tiempos difíciles no la han respetado. Bajo la dirección de GM se crearon modelos admirados que hicieron las delicias a sus propietarios y soñar a quienes aspiraban a poseerlo. En sus 107 años de historia, fabricó 35,2 millones de coches y en la fatal fecha de su cierre, era la marca más antigua del panorama mundial del automovilismo, junto con Daimler y Peugeot. De sus factorías salieron modelos míticos como el Oldsmobile 8 Convertible Coupé (1934); el Super 88 (1957), uno de esos aigas que parece que nunca acaba de pasar de lo largo que es. El Toronado (1966), espectacular cupé que hizo famoso Cannon, detective televisivo encarnado por el actor William Conrad, o el descapotable 442 (1971).

Mercury
Mercury era la marca de lujo de Ford, hasta que cerró el año pasado debido a su insolvencia. La marca fue lanzada en 1938 por Edsel Ford, hijo de Henry Ford, fundador de la firma que lleva su nombre. Su historia, 73 años, deja modelos emblemáticos como el Mercury XM Turnpike Cruiser de 1956, otro de esos coches que se compraba por metros, el Cougar de 1968 o, más recientemente, el Mariner (2008), un todocamino familiar.

Plymouth
Plymouth fue una de las mayores empresas de automóviles de Estados Unidos. Sus primeros modelos salieron al mercado en 1928 auspiciados por Walter Chrysler, fundador de Chrysler Corporation. Sus primeras creaciones utilizaban motores de cuatro cilindros, pero pronto aumentaron en dos más. Uno de los primeros modelos de la marca fue el Plymouth Q Coupé, que salió el año de su fundación, además del Phaeton (1932), Fury (1957), Belvedere (1958), Barracuda (1965) o el Cuda (1970).

Chrysler y Dodge
La recesión mundial también ha pasado factura a una marca tan emblemática como Chrysler, cuya desaparición en Europa, salvo Inglaterra, es un hecho, al igual que Dodge, propiedad de la anterior. La antaño poderosa firma norteamericana ha sido objeto, además, en su proceso de venta, de todo tipo de negociaciones y transacciones, hasta ir a parar a manos del Grupo Fiat.
Chrysler Corporation se dio a conocer en 1924 con la presentación del Chrysler B-70, modelo de gran éxito del que se vendieron 32.000 unidades en 1924. Ese año, la marca adquirió la también norteamericana Dodge. Hasta su venta a Daimler, en 1998, sus modelos fueron admirados en el mundo entero. Basta citar, además del mentado, el Imperial (1931), Airflow (1934), Town Country (1946), New Yorker (1951), 300 Heritage (1955), 300C Heritage (1957), Córdoba (1975) o el más reciente PT Cruiser (2001), modelo controvertido que, tal vez por eso, lo eligieron Coche del Año en España en 2001.
Una vez adquirida, la sociedad resultante fue renombrada DaimlerChrysler Motors Company hasta 2007, año en que la compañía americana fue vendida por la alemana a Cerberus, fondo de inversión del país del Tío Sam que pretendía hacer negocio haciendo el pase a un tercer comprador y llevarse una jugosa plusvalía. Mientras, Daimler se volvió a Alemania tras una nada estimulante experiencia en USA. En 2009, Chrysler quebró, recurriendo a fondos públicos y firmando una alianza con el Grupo Fiat, que, finalmente, se ha hecho con la mayoría de sus acciones. Fruto de ese dominio italiano, la propiedad ha hecho un cambio de estrategia, erradicando el logotipo de Chrysler y Dogde (salvo en Inglaterra) en aquellos modelos que estaban funcionando en el mercado europeo, como el Chrysler 300C y Grand Voyager, rebautizándose como Lancia, marca de poco predicamento salvo en Italia. En cuanto a Dodge, sólo el Journey se ha salvado, ahora como Fiat Freemont.

Saab
En esta lista de marcas desaparecidas en los últimos doce años, queda Saab, constructor legendario orgullo en su país de origen, Suecia, protagonista de innumerables películas made in USA en los años 80 y 90, por el concepto de coche seguro, fiable y diferenciador. La firma nórdica se debate ahora entre la vida y la muerte.
Fundada en 1937, GM adquirió la mayoría de sus acciones en 1990. En 2009, la quiebra de GM obligó a ponerla en venta, siendo adquirida por el fabricante holandés de superdeportivos Spyker, en 2010. En la actualidad, Saab está inoperante, con su producción paralizada a la espera de una inyección de capital que no llega.

2 Comments

Catalogado como Noticias

2 Respuestas a Más de una docena de marcas de coches ha desaparecido en los últimos 12 años

  1. Enrique Ramírez

    Muy bueno el artículo de marcas de autos desaparecidas, felicidades.

    SALUDOS

  2. Eliad

    Quien dijo ahí hay muchos modelos de marca 2016, de esas mencionada, como el dodge. Y muchos otros mas.

Deja un comentario