Maverick Viñales, exitosa madurez

Máverik Viñales

El español más joven en ganar un Gran Premio, con 16 años y 123 días, ha madurado y este cambio positivo (ha pasado de negarse a correr y a dar patadas a su moto en caídas a felicitar a sus rivales) le ha ayudado a conseguir su primer título en Moto3. El año que viene, en Moto2 en el puntero equipo de Sito Pons. 

Por la película Top Gun, Maverick tiene ese nombre, el mismo que el personaje que encarnaba Tom Cruise en este film de aviones de combate. El catalán, nacido el 12 de enero de 1995, es de los que ha olido la gasolina prácticamente desde bebé. A los tres años, ya estaba compitiendo en los numerosos campeonatos de promoción de su tierra. En 2009, con la edad mínima recién cumplida, llegó al Campeonato de España de Velocidad y en su primera temporada acabó subcampeón. En 2010 ya no se le escapó el título de 125cc del CEV.

Ya en el Mundial de Motociclismo, en 2011 consiguió ser el español más joven en ganar un Gran Premio, con 16 años y 123 días. Terminó tercero en la general en su debut en la máxima competición, todo un presagio de éxitos. El año pasado partía como claro favorito, pero la mala suerte y decisiones desafortunadas propias de un chico caprichoso (se negó a correr con su propio equipo y en alguna caída se dedicó a dar patadas a su moto, como si fuera ella la culpable de sus males) le impidieron hacerse con el entorchado. En 2013, ya mucho más maduro y racional, Viñales sí ha logrado su objetivo y lo que es mejor, ha sabido reconocer la gran valía de sus rivales, Salom y Rins, felicitándolos y saludándolos con cariño. Ahora, su futuro pasa por Moto2 en el equipo de Sito Pons, el mismo con el que Pol Espargaró se proclamó campeón hace dos semanas en Japón. Parece que Viñales ha escogido el mejor camino posible para continuar su progresión deportiva.

Dejar un comentario

Catalogado como Competición

Deja un comentario