Mazda MX-5 Roadster Coupe 1.8 Iruka: Pura raza

Mazda MX-5 Roadster Coupé 1.8 Iruka (frontal)

Frente a los ‘roadster’ de última hornada de las marcas alemanas, cada vez más grandes y aparatosos, el Mazda MX-5 conserva la pureza de los biplaza: medidas exteriores e interiores contenidas, sensaciones muy placenteras sin el techo y altísimo disfrute en carreteras secundarias.

Con una exitosa historia de más de 20 años como garantía y camino del millón de unidades vendidas, el Mazda MX-5 conserva la pureza de los roadster clásicos, con medidas exteriores e interiores contenidas y mucha diversión al volante, logrando que los ocupantes rememoren sensaciones únicas de biplazas de antaño, eso sí, cuidando mucho más el confort.
Propio de un coche de este tipo, a lo primero que hay que acostumbrarse es a la inicial sensación de agobio con el techo cerrado. Cierto es que los pasajeros altos, como es el caso del que suscribe (1,94 metros), tardan algo más en aclimatarse por la poca distancia libre al techo y por tener casi a la altura de los ojos el marco del parabrisas, pero unos pocos kilómetros serán suficientes para estar totalmente a gusto.

Mazda MX-5 Roadster Coupé 1.8 Iruka (trasera-zaga)

Gracias a un reparto del peso de aproximadamente el 50% a cada eje y con un centro de gravedad realmente bajo, el modelo japonés lo borda en las curvas. La rapidez de reacciones, la nobleza y la eficacia presiden cada giro realizado, comprobando como, a diferencia de lo que sucede en un compacto o en un utilitario deportivo, el eje delantero resulta mucho más vivo (porque soporta menos peso), lo que permite rectificaciones ultrarrápidas. La propulsión trasera obliga a estar atentos en condiciones de baja adherencia, pues siempre resulta mucho más difícil solventar un sobreviraje que un subviraje. No obstante, el DSC de serie solucionará cualquier alegría del eje posterior. Durante la prueba, el programa de estabilidad no se activó en ningún momento, muestra de que el MX-5 tiene un límite dinámico verdaderamente alto.
Los largos viajes no son del agrado del nipón. No por las suspensiones que, siendo firmes, no deben calificarse como tortuosas, sino por la rumorosidad que penetra en el habitáculo, sobre todo la procedente de la mecánica. Acostumbrados a automóviles actuales con un confort mayúsculo, en el MX-5 aumenta el cansancio más rápidamente al sumar kilómetros por vías rápidas.
Los trayectos realizados con el cielo por techo resultan sumamente gratificantes, sobre todo si no se excede de 100 km/h, momento en el que las turbulencias del aire se muestran más molestas. A partir de esa velocidad, es necesario elevar el tono de voz o subir el volumen del equipo de audio para mantener la sonoridad de velocidades más bajas.
Quien piense que la visibilidad es especialmente reducida en el biplaza está equivocado, pues, incluso en ciudad, no es costoso mantener controlados a coches y peatones.
El propulsor asociado es un 1.8 de 126 CV que, a falta de un turbocompresor, tira de cilindrada para otorgar un empuje más que correcto a partir de las 2.000 vueltas. En este régimen, tiene fuerza suficiente para circular tranquilamente por la ciudad y el extrarradio. Ascendiendo puertos, es a partir de las 3.000 vueltas cuando mantiene muy bien el tipo. Al asociarse a un cambio de desarrollos cortos, no hay que exprimir la mecánica entre marcha y marcha para mantenerla en el régimen adecuado. El consumo obtenido, 8,5 l/100 km, es superior a lo que registran otros motores de gasolina de última generación. La palanca, de tacto firme como en el resto de los Mazda, vibra al ralentí.

Mazda MX-5 Roadster Coupé 1.8 Iruka (interior)

En el interior, se encuentra una guantera con llave entre los dos asientos, mientras que en las puertas tan sólo hay sendas redes donde el espacio para dejar objetos es muy reducido.
Esta versión especial Iruka es muy recomendable, pues el aumento del equipamiento de serie (llantas de 17”, pintura metalizada, etc) y la inserción de elementos cromados por toda la carrocería van unidos a un descuento de 3.500 euros, quedando el precio final en 25.400 euros.

Texto y fotos: F.M.

Lo borda en curvas y es fantástico pasear con él relajadamente a cielo abierto

TECHO DURO RETRÁCTIL. El MX-5 Iruka está dotado de un techo duro retráctil, menos delicado que uno de lona frente a los incívicos. Para replegarlo o desplegarlo, debemos estar parados. Si queremos viajar descapotados, lo primero que hay que hacer es, manualmente, separar el anclaje que une el propio techo con el marco del parabrisas. Después, hay que mantener pulsado un botón de la consola central para que el techo quede guardado. Esta operación se realiza en 12 segundos. Para volver a colocar el techo, la operación es inversa: hay que pulsar otro botón y, posteriormente, anclar la fijación.

ASIENTOS DE CUERO Y CALEFACTADOS. Con los reposacabezas integrados y tapizados de cuero, los asientos del Mazda MX-5 están configurados para que los pasajeros viajen cerca del suelo y con las piernas muy estiradas. El del conductor es regulable en altura y ambos son calefactados (con cinco niveles de intensidad), algo ideal para poder descapotar el coche en días otoñales e invernales y no pasar frío. La lluvia, la nieve o el granizo son los únicos límites para no poder disfrutar sin techo cualquier día del año.

VOLUMEN PARA DOS. El maletero, de 150 litros, tiene espacio para introducir dos maletas pequeñas con el equipaje de fin de semana de dos personas, además de abrigos y otros elementos sueltos. Desde el interior del habitáculo no se puede abrir (yo, al menos, no he encontrado ningún botón para hacerlo). Incluye un kit reparapinchazos y su volumen no se ve afectado sea cual sea la posición del techo.

INFORMACIÓN COMPLETA. La instrumentación del Mazda MX-5 está formada por cinco esferas con los rebordes cromados y de perfecta visibilidad. La información es muy completa, pues además de saber la temperatura del motor, también hay un testigo de la presión del aceite. Por el contrario, el ordenador de a bordo, que viene en formato digital, indica tan sólo el consumo medio, la temperatura exterior y dos cuentakilómetros parciales. No se maneja desde el volante multifunción, así que hay que soltar la mano derecha del volante.

A LA VENTA VÍA INTERNET. Esta serie especial Iruka del Mazda MX-5, con más equipamiento y aditamentos estéticos, está a la venta a través de la página web www.mazdashop.es. Basta con completar unos sencillos pasos, rellenar un formulario y acudir con éste al concesionario deseado para formalizar la compra. En el caso del biplaza japonés, el descuento oficial llega nada menos que a los 3.500 euros, quedando su precio en 25.400 euros.

GAMA MX-5 DESDE: 24.000 euros

1.798 cc / 126 CV / 1.150 kg / 198 km/h / 8,5 l/100 km / 25.400 €

DESTACA:
– Altísimo disfrute en carreteras secundarias.
– Asientos calefactados.
– Techo duro.

MEJORABLE:
– Interior demasiado ruidoso para largos viajes.
– Kit reparapinchazos.
– Manejo del ordenador de a bordo.

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD
Climatizador automático; radioCD con lector de MP3 y conexión auxiliar; llantas de 17”; asientos de cuero calefactados; volante multifunción regulable en altura; control de velocidad de crucero; Bluetooth; ordenador de a bordo; embellecedores cromados exteriores; luneta térmica; techo duro retráctil; retrovisores eléctricos y calefactados; pintura metalizada; faros antiniebla; doble salida de escape; pedales de aluminio; guantera portaobjetos tras los asientos, etc.
Seguridad: Airbags frontales y laterales; programa electrónico de estabilidad (DSC); ABS con distribuidor (EBD) y asistencia a la frenada de emergencia (EBA); aviso sonoro de los cinturones, etc.

GARANTÍA: – Tres años o 100.000 kilómetros.

FICHA TÉCNICA
MECÁNICA
Motor/ Central delant. Longitudinal. 4 cil. en línea.
Cilindrada/ 1.798 cc.
Potencia máxima/ 126 CV a 6.500 rpm.
Par máximo/ 167 Nm a 4.500 rpm.
TRANSMISIÓN
Tracción/ Trasera.
Caja de cambios/ Manual, 5 velocidades.
DIRECCIÓN Y FRENOS
Sistema/ Cremallera, asistida.
Frenos del./tras./ Discos ventilados/discos.
SUSPENSIÓN
Del./tras./ Doble trapecio/multibrazo.
DIMENSIONES
Peso/ 1.150 kg.
Largo/ancho/alto/ 4.020/1.720/1.255 mm.
Cap. depósito/ 50 litros.
Vol. maletero/ 150 litros.
Neumáticos/ 205/45/ R17.
PRESTACIONES Y CONSUMOS
Velocidad máxima/ 198 km/h.
De 0 a 100 km/h/ 9,9 segundos.
Urbano homolog./ 9,5 l/100 km.
Durante la prueba/ 8,5 l/100 km.
Emisiones CO2/ 167 g/km.
Imp. Matricul./ 9,75%.

2 Comments

Catalogado como Pruebas

2 Respuestas a Mazda MX-5 Roadster Coupe 1.8 Iruka: Pura raza

  1. Paloma

    Chulísimo!!! y más grande de lo que parece…Genial para el que pueda darse el capricho

  2. Anthony

    Joé, este coche lleva toda la vida a la venta y parece que seguirá bastante tiempo. El antenón de la radio queda un poco mal, pero el resto tiene bastante buena pinta. Eso sí, un capricho.

Deja un comentario