Nissan presenta la segunda generación de Leaf, con 378 kilómetros de autonomía

Nissan ha desvelado la nueva generación del Leaf, uno de los coches eléctricos más populares del mundo, que se renueva en todos los aspectos. Ofrece un motor de 150 CV que puede garantizar, gracias a las baterías utilizadas, una autonomía de 378 kilómetros.

Corría el año 2010 cuando el Nissan Leaf llegó a nuestras vidas. Desde entonces no ha recibido muchas actualizaciones, hasta hoy. La marca japonesa ha desvelado una segunda generación que mejora lo presente en todos los aspectos.

Los cambios del nuevo Nissan Leaf se aprecian desde un primer vistazo gracias a una nueva estética mucho más vanguardista y dinámica que hasta ahora. Hereda la parrilla en V que ya hemos visto en los últimos lanzamientos de la marca, a lo que hay que sumar una zaga más robusta y contundente que antes que tiene en un spoiler su guinda del pastel. El coche es, además, el resultado de un cuidado estudio aerodinámico, anunciando un Cx de 0,28. En cuanto a las medidas, estamos hablando de un coche de 4,48 metros de largo, 1,79 de ancho y 1,55 de alto, con una batalla de 2,70 metros. Y todo ello con una decoración bitono que le hace subir muchos enteros visualmente.

Si nos fijamos en el interior del nuevo Nissan Leaf, nos encontramos con un evidente salto de calidad y un mayor equipamiento que hasta ahora. Por ejemplo, contaremos con un sistema multimedia dotado de pantalla táctil de 7 pulgadas y conectividad para nuestros smartphones, además de sistemas como el ProPilot, con funciones autónomas, o el e-Pedal, que nos permitirá acelerar y frenar el coche solamente con el pedal derecho, ya que el motor eléctrico funcionará de forma inversa para detenerlo.

Hablando del motor, el nuevo Nissan Leaf cuenta con un propulsor eléctrico de 110 kW de potencia, que equivalen aproximadamente a 150 CV. El par máximo se sitúa, por su parte, en los 320 Nm. Las nuevas baterías de ión-litio con las que contaremos tienen una capacidad de 40 kWh, lo que garantiza una autonomía de 378 kilómetros. Eso sí, limitando la velocidad máxima a 144 km/h. Además, las baterías pueden cargarse hasta un 80% de su capacidad en un sistema de carga rápida en tan solo 40 minutos, si bien una toma normal emplea unas 8 horas para recargarlas del todo.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario