Volvo Cars aumenta en un 27,7% sus beneficios de explotación en 2017

La compañía sueca atraviesa un momento especialmente bueno. Con una gama renovada casi al completo y nuevos modelos, como el XC40, el beneficio operativo de Volvo Cars superó el pasado año los 1.400 millones de euros, lo que supone un récord para la firma.

Desde que el conglomerado empresarial chino Geely adquirió la firma sueca, las ventas globales de Volvo no han parado de crecer, aumentado el pasado año un 7% y alcanzado la cifra de 571.577 unidades en todo el mundo. Gracias a este incremento, su beneficio de explotación fue de 1.425 millones de euros, lo que supone un 27,7% de crecimiento respecto a 2016.

Por su parte, los ingresos netos crecieron un 16,6% y se situaron en 2017 en cerca de 21.316 millones de euros, frente a los 18.283 millones de euros obtenidos el pasado año. Además, el margen de beneficios de explotación pasó del 6,1 % en 2016 al 6,7 % en 2017.

Estas buenas cifras se deben, en parte, al crecimiento del 25,8% registrado en China, el mayor mercado individual de Volvo Cars.

“Nuestro negocio se ha transformado completamente desde 2010 y ahora nos estamos preparando para una fase de crecimiento sostenible a nivel mundial”, ha asegurado el presidente y consejero delegado de Volvo Cars, Hakan Samuelsson, quien ha añadido que la firma está invirtiendo en todas las unidades de la organización, con unas “estrategias muy claras” en torno a la electrificación, la conducción autónoma y la conectividad.

Según ha informado Volvo en un comunicado, 2017 ha sido un año muy importante para la compañía, ya que ha renovado su cartera de productos con nuevos modelos, ha establecido importantes asociaciones y ha establecido un plan de electrificación sin precedentes. Además, presentó su nueva marca Polestar y anuncio la apertura de su primera fábrica en Estados Unidos.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario