Volvo prepara el experimento de conducción autónoma más avanzado de China

Volvo-1

Volvo tiene previsto poner en marcha el experimento de conducción autónoma más avanzado de China, en el que los conductores locales probarán los vehículos de conducción pilotada por las carreteras públicas en condiciones normales de circulación.

Volvo Tibermotor Sur

La conducción autónoma es uno de los puntales de Volvo para el futuro cercano. Una nueva muestra de ello es el experimento que la marca sueca prepara en Chuna, donde los conductores de aquel país probarán vehículos dotados de tecnología autónoma por las carreteras públicas en condiciones normales de circulación. Volvo espera que el experimento incluya hasta un total de 100 vehículos. En los próximos meses comenzará a negociar con las ciudades interesadas para saber cuáles pueden facilitar los permisos, normas e infraestructura necesarios para llevar a cabo el proyecto.

Volvo está convencida de que la tecnología de conducción autónoma reducirá los accidentes de tráfico, acabará con los atascos, disminuirá la contaminación y permitirá a los conductores utilizar de forma más productiva el tiempo que pasan en el vehículo.

La empresa sueca lidera actualmente el desarrollo de sistemas de conducción autónoma como parte de su Vision 2020, nombre que se ha dado al objetivo de que nadie resulte muerto ni herido de gravedad en un Volvo de nueva generación en el año 2.020.

Volvo-2

“La conducción autónoma está en condiciones de mejorar enormemente la seguridad en la carretera”. Esta es la tesis que sostuvo Håkan Samuelsson, presidente y consejero delegado de Volvo, en el seminario titulado Conducción autónoma: ¿asumirá China el liderazgo? que se celebró en Pekín el 7 de abril. “Cuanto antes comiencen a circular los vehículos de conducción autónoma por las carreteras, antes empezarán a salvarse vidas”.

Samuelsson agradeció los pasos positivos que ya se han dado en China para desarrollar tecnologías de conducción autónoma, pero también solicitó un mayor esfuerzo para agilizar la implementación de las normas que deberán regular la circulación de estos vehículos. “Son muchas las ventajas que ofrecen los vehículos de conducción autónoma”, opina Samuelsson. “Por eso es importante que los Gobiernos creen cuanto antes el marco jurídico necesario para que puedan circular por las calles. La industria del automóvil no puede hacer todo esto por sí sola. Necesitamos la ayuda gubernamental”.

Volvo-3

La introducción de los vehículos de conducción autónoma promete revolucionar las carreteras chinas en cuatro aspectos principales: seguridad, congestión circulatoria, contaminación y ahorro de tiempo. Las investigaciones independientes indican que la conducción autónoma tiene potencial para reducir el número de accidentes de tráfico de manera muy significativa. Se estima que el 90% de los accidentes se deben al error humano, y este factor desaparecerá con los vehículos de conducción autónoma.

En lo que se refiere a la congestión circulatoria, los vehículos de conducción autónoma permiten que el tráfico se desplace de manera más uniforme, con lo que disminuyen los atascos y, por extensión, también la contaminación y las emisiones. Por último, una menor congestión circulatoria se traduce en un valioso ahorro de tiempo para los conductores.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario