Amolda siempre la velocidad al tipo de vía

Consejos al volante

Adapta la velocidad al tipo de vía

En un viaje, después de circular durante mucho tiempo por una autopista o una autovía, al pasar a una carretera nacional, no solemos bajar la velocidad. Sé consciente siempre del tipo de vía por el que circulas y amolda tu ritmo.  

Afortunadamente, en la red viaria española, hay cada vez más kilómetros de autopistas y autovías, en las que circular a 120 km/h no supone ningún peligro. El problema suele estar cuando, en un mismo viaje, mezclamos vías de primer orden con carreteras secundarias. En éstas no aflojamos el ritmo porque, anteriormente, en las de doble carril para cada sentido, ha descendido nuestra sensación de peligro. Evita siempre esta situación: sé consciente siempre del tipo de vía por el que circular y amolda la velocidad, sobre todo cuando llegues a la ciudad, porque aún creemos que estamos de viaje y vamos a mucho más de 50 km/h.

Y recuerda que, por mucho que conozcas una carretera, no significa que tengas vía libre para transitar por ella a la velocidad que quieras.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario