Aston Martin Rapide S: Evolución impactante

Aston Martin Rapide S

El Aston Martin Rapide, del año 2010, da paso a la evolución S, con motor V12 atmosférico potenciado, mejor aerodinámica y menores cifras de consumos y emisiones. Esta impactante berlina de cuatro puertas y otras tantas plazas podrá reservarse a partir de febrero.

Los ajenos a la crisis tienen un nueva maravilla automovilística en la que fijarse, el Aston Martin Rapide S, una evolución del modelo aparecido en 2010 que mejora en prestaciones, aerodinámica, efectividad, consumos y emisiones contaminantes.

Esta berlina de cuatro puertas y otras tantas plazas, de estética cupé y propulsión trasera, conserva el motor V12 aspirado, pero ha sido potenciado a 558 CV, un 17% más, gracias a una profunda revisión, incluyendo en él nuevas tecnologías. El par máximo también mejora al registrar ahora 620 Nm, 20 que antes, y ofrecer mayores cifras también en bajas y medias revoluciones (entre el ralentí y las 4.000 vueltas). Además, la mecánica va colocada 19 mm más baja, por lo que se reduce el centro de gravedad, lo que va en beneficio de la estabilidad y el dinamismo. El cambio es un automático de seis velocidades.

Las prestaciones son mejores que las de su antecesor: 306 km/h de velocidad máxima y aceleración de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos. Esto no ha impedido disminuir las cifras de consumos y emisiones de dióxido de carbono: 14, 5 l/100 km y 332 g/km, respectivamente.

Las mejoras aerodinámicas se centran en una parrilla más grande y en la modificación de la tapa del maletero. Éste tiene un volumen de 317 litros (menos que el de un compacto), que se puede ampliar abatiendo los dos asientos posteriores.

En el apartado del chasis, destaca la suspensión adaptativa ADS, con tres modos de conducción: Normal, Sport y Track (el último, para uso en circuitos).

Lógicamente, el interior presenta unos acabados de auténtico lujo, incluyendo pulsadores realizados en cristal. Las innumerables opciones de personalización abarcan desde equipo de DVD con doble pantalla hasta un pack de fibra de carbono. De serie, viene con faros bixenón con luces diurnas por leds, navegador a color, asientos de cuero y calefactados, equipo de sonido Bang & Olufsen, llantas de 20 pulgadas, etc.

Del Aston Martin Rapide S se podrán formalizar pedidos a partir de febrero y su precio, muy probablemente, rebasará los 250.000 euros.

Dejar un comentario

Catalogado como Novedades

Deja un comentario