Audi A4 Allroad 2.0 TDI: Traccionando

Audi A4 Allroad (frontal)

Las múltiples virtudes de la tracción 4×4 permanente salen a relucir en el Audi A4 Allroad, preparado para pistas y muy efectivo y gratificante también en el asfalto. Todo un aventurero con un amplio maletero y una estética específica muy acertada.

Prueba realizada con BP Ultimate

Los firmes defensores de la tracción 4×4 permanente tienen en el Audi A4 Allroad un ejemplo perfecto de dinamismo y versatilidad. Respecto a la carrocería familiar Avant, dispone de más altura libre al suelo (18 cm), lleva suspensiones revisadas y cuenta con dos ejes motrices aun en condiciones de adherencia perfecta. Y sin contar con la estética espécifica, muy acertada, con un frontal impactante gracias, sobre todo, a la parrilla con láminas verticales cromadas y al protector de bajos. También los laterales, con pasos de rueda sobredimensionados y la zaga, con un paragolpes campero, resultan atractivos a la vista. Al menos, en la redacción teníamos el mismo parecer.

¿Qué ofrece este Allroad? Pues, sobre todo, gratificación en el asfalto y suficientes argumentos para usarlo en pistas. En la alfombra gris no se nota la mayor altura, pues el aplomo en nacionales y autopistas resulta perfecto, cuidando, además, el confort de los ocupantes. Las irregularidades quedan bien absorbidas y, aunque se circule de forma continuada por carreteras secundarias bacheadas, los pasajeros no acumulan excesivo cansancio. A todo esto hay que sumar un paso por curva excepcional. La tracción 4×4 (ver abajo Tracción Quattro Permanente) se rentabiliza sobre todo en los giros mal peraltados, en aquellos que te lanzan hacia fuera. En mi recorrido habitual interurbano hay varios y, con el Allroad, comprobé que éstos se toman por la trazada deseada con un comportamiento neutro (no hay ni subviraje ni sobreviraje manifiestos). Fantástico, pues. Además, también resulta magnífico comprobar cómo, aunque entres colado en una (como dirían los moteros), los dos ejes motrices se encargan de poner orden en ese descontrol, sin necesidad de actuar el ESP (control de estabilidad). Los anchos neumáticos opcionales de 245 mm también ayudan a este alto dinamismo. Cabe destacar también los limitados ruidos que llegan al interior.

En el campo, sirve para adentrarnos en pistas en buen estado (caminos de acceso a fincas y tramos parecidos). El recorrido de la suspensión, más amplio que el de un turismo pero no mucho más, tampoco permite mayores alegrías. De nuevo, la tracción 4×4 entra aquí en escena para alegría del conductor. En una cuesta algo resbaladiza logramos subir a la primera, algo que no pudo un pick up con, únicamente, la propulsión trasera engranada. En algunos momentos se echó en falta la ayuda al arranque en pendiente (Audi Hold Assist), que evita que caiga el coche al iniciar la marcha. Este sistema sólo está disponible opcionalmente con los motores TFSI de 211 CV y TDI de 245 CV. Por su parte, el chasis adaptativo Audi Drive Select (360 euros), con cuatro modos de conducción: Comfort, Auto, Dynamic e Individual, debe resultar muy útil (nosotros no lo pudimos probar porque la unidad no contaba con él).

Audi A4 Allroad (trasera)

Motor solvente

El omnipresente bloque turbodiésel 2.0 TDI del Grupo Volkswagen vuelve a hacer acto de aparición. Utilizado en modelos como el VW Tiguan con una potencia de 110 CV, y pasando por el Seat Exeo, con 143 CV, en el Allroad hay una variante de 177 CV, la analizada en esta prueba. No enamora por brío como el extraordinario motor 3.0 V6 TDI, pero verdaderamente tiene muy pocos peros: suena muy poco, empuja de forma progresiva desde muy cerca del ralentí (sin tirones ni vacíos por la actuación del turbo) y con él se consiguen buenas prestaciones, pese a que el Allroad no es precisamente un coche ligero, pues pesa más de 1.700 kilos con conductor incluido. Durante la prueba, con conducción mayoritaria en zonas interurbanas y con algo de manejo por ciudad y campo, obtuvimos un registro de 7,5 l/100 km. El cambio manual de seis velocidades, de buen tacto, no tiene desarrollos excesivamente largos, por lo que no hay que reducir de marcha con asiduidad para obtener empuje.

Audi A4 Allroad (interior)

Entre las opciones más solicitadas por los clientes, se encuentran las atractivas luces diurnas por leds. Lo más rentable es adquirirlas con el Paquete Técnico, que cuesta mil euros, y que incluye, además, faros bixenón, lavafaros, pilotos traseros con leds, retrovisor interior fotosensible, sensores de alumbrado, lluvia y aparcamiento, control automático de velocidad e instalación básica del manos libres. Fuera de este paquete, cuestan 935 euros.

Para terminar un recordatorio. Aunque suponga mayor peso y algo más de consumo, la tracción 4×4 permanente siempre supone un enorme plus de seguridad, no sólo en días fríos con nieve, sino también en cualquier momento del año ante una tormenta de agua inesperada.

Texto y fotos: F.M.

ASIENTOS FANTÁSTICOS. Los asientos delanteros opcionales (710 euros), denominados Deportivos por Audi, proporcionan una perfecta postura de conducción por sus amplios reglajes (820 euros si éstos son eléctricos) y la banqueta extensible de forma manual, ideal para los más altos. Incluyen apoyo lumbar modificable y sujetan lo suficiente en curvas. El cuero es de buena calidad pues en días de calor no tenemos la sensación de quedarnos pegados. Carecen de calefacción y ventilación.

ESPACIO NORMAL. Como ya comenté en la prueba del Audi A4 convencional, el espacio trasero para dos personas de talla media no es especialmente amplio si el conductor y el acompañante miden más de 1,90 metros. Por el contrario, si los cuatro viajeros están en los estándares normales de altura hay sitio para abordar viajes con comodidad. El quinto pasajero sufrirá un voluminoso túnel de transmisión y un respaldo más duro, del que sale un reposabrazos con posavasos incluidos. En el interior hay cuatro asideros y dos luces de lectura traseras.

Audi A4 Allroad (ciere maletero)MALETERO ESPACIOSO. Muy gratificante es el maletero por espacio disponible (490 litros) y por tener un plano de carga bajo, lo que no nos obliga a hacer muchos esfuerzos si hay que introducir equipaje pesado. Los asientos traseros se pueden abatir, quedando una superficie sin escalón y algo elevada al final (1.430 litros en total). De serie, viene con cubremaletero extensible y extraíble, red de separación de carga, toma de 12 voltios, compartimento portaobjetos con red en el lateral y cuatro argollas de anclaje. La rueda de repuesto es de emergencia. Opcionalmente, nuestra unidad contaba con el portón eléctrico (585 euros). Pulsando un botón, se abre y se cierra automáticamente. También con sobreprecio (220 euros) es el set de fijación, formado por raíles en el suelo del maletero, una barra divisoria y una cinta de sujeción. Este set se ve en la fotografía.

LLANTAS DE 19 PULGADAS. Las opcionales llantas de 19 pulgadas (1.910 euros) son tan llamativas como delicadas. Al montarse en neumáticos con un perfil muy bajo (40 mm), hay que ser realmente cuidadosos en aparcamientos en línea si la acera es elevada para evitar rozarlas. Y ni que decir tiene que en el campo están muy expuestas a cualquier piedra o irregularidad del terreno. Son únicamente aconsejables si al coche se le va a dar un uso exclusivo en asfalto.

TRACCIÓN QUATTRO PERMANENTE. ¿Cómo funciona en el A4 Allroad la tracción quattro? Dotado de un diferencial central autoblocante, reparte el 40% de la fuerza del motor al eje delantero y el 60% al trasero en condiciones normales de adherencia. Si una de las ruedas de un eje patina, la mayor parte del par se dirige al otro eje: hasta un 70% se puede desviar al tren delantero y hasta un 85% al trasero. El sistema actúa de forma completamente automática, sin que el conductor tenga que intervenir.

GAMA A4 ALLROAD DESDE: 39.100 euros

1.968 cc / 177 CV / 1.705 kg / 215 km/h / 7,5 l/100 km / 41.800 €

DESTACA:

- Tracción total permanente quattro.

- Gratificante en asfalto y válido para pistas.

- Maletero amplio.

MEJORABLE:

- Rueda de repuesto de emergencia.

- Quinta plaza incómoda.

- Llantas opcionales muy delicadas en el campo.

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD

Climatizador automático; llantas de 17”; radioCD Concert con pantalla a color de 6,5”; tracción integral quattro; bloqueo electrónico del diferencial; suspensión elevada con ajustes específicos; indicador de marcha recomendada; luz diurna; Start&Stop; recuperador de la energía; asientos delanteros con ajuste en altura; freno de mano eléctrico; retrovisores con intermitentes led; protector de bajos de acero inoxidable; volante multifunción regulable en altura y profundidad, etc.

Seguridad: Airbags frontales, laterales y de cortina; programa electrónico de estabilidad (ESP); ABS con distribuidor (EBV); inmovilizador electrónico; bloqueo electrónico del diferencial; avisador de desgaste de las pastillas de freno delanteras, etc.

GARANTÍA: – Dos años sin límite de kilómetros.

FICHA TÉCNICA


MECÁNICA

Motor Delantero longitudinal. 4 cilindros en línea.
Cilindrada 1.968 cc.
Potencia máxima 177 CV a 4.200 rpm.
Par máximo 380 Nm a 1.750 rpm.

TRANSMISIÓN

Tracción Total permanente.
Caja de cambios Manual, 6 velocidades.

DIRECCIÓN Y FRENOS

Sistema Cremallera, electromecánica.
Frenos del/tras Discos ventilados/discos
Suspensión del/tras Multibrazo (ambos ejes).

DIMENSIONES

Peso 1.705 kg.
Largo/ancho/alto 4.721/1.841/1.495 mm.
Cap. depósito 61 litros.
Vol. maletero 490-1.430 litros.
Neumáticos 225/55 R17.

PRESTACIONES Y CONSUMOS

Velocidad máxima 215 km/h.
De 0 a 100 km/h 8,2 segundos.
Urbano homologado 7,2 l/100 km.
Durante la prueba 7,5 l/100 km.
Emisiones CO2 159 g/km.
Impuesto Matriculación. 4,75%.

Prueba realizada con BP Ultimate

 

Dejar un comentario

Catalogado como Pruebas

Deja un comentario