Cada vez conducimos con los neumáticos en peores condiciones

Promoción Bridgestone

El último estudio de Bridgestone alarma del estado de los neumáticos en muchos coches de conductores europeos. La disminución del poder adquisitivo provoca que se mantengan gomas durante más tiempo del debido, lo que puede ocasionar mayor número de accidentes.

Pese a las campañas de concienciación de marcas y medios de comunicación para tener los neumáticos en un correcto estado, pues es el único punto de unión entre la carretera y el coche, parece que la crisis y el descenso del poder adquisitivo van en contra de esta necesidad. El último estudio anual que ha realizado Bridgestone en Europa alerta de que los datos de 2012 son notablemente peores que los obtenidos en 2011. Así, las más de 28.000 revisiones gratuitas dieron como resultado que el 78% de los vehículos circulaba con los neumáticos con baja presión y el 25% tenía las gomas más desgastadas de lo permitido legalmente.

Hay que recordar que conducir con neumáticos en mal estado supone una mayor distancia de frenado e implica un consumo mayor de combustible y, por lo tanto, más emisiones contaminantes. Bridgestone calcula que, con gomas desgastadas, se malgastan 3.900 millones de litros de combustible y se emiten de forma innecesaria 9,2 millones de toneladas de dióxido de carbono cada año.

Lo ideal es que se comprobase la presión de los neumáticos una vez al mes. También es necesario revisar la profundidad de la banda de rodadura y ver si se produce algún desgaste irregular.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario