Coches más seguros, clave en el descenso de accidentes, según la Fundación Mapfre

Fundación Mapfre

En España, el número de fallecidos en accidentes de tráfico se ha reducido un 65% en los últimos diez años gracias a la importante evolución de las tecnologías de seguridad en los coches. Ésta es la principal conclusión de un estudio de la Fundación Mapfre.

Generación tras generación, los coches vienen con más equipamiento de seguridad. Un ejemplo: hace diez años, pocos automóviles incluían de serie el programa electrónico de estabilidad (ESP) y ahora un alto porcentaje lo tiene sin sobreprecio. Este mismo caso se puede extrapolar hace más tiempo con el ABS (antibloqueo de frenada) y los airbags frontales. Esta mejora tecnológica es la principal causa de que en España haya descendido un 65% el número de fallecidos en accidentes de tráfico durante los últimos diez años (el objetivo es que la cifra actual baje al 50% en 2020). Ésta es la principal conclusión obtenida del estudio Evolución de los Sistemas de Seguridad entre 2007 y 2012, de la Fundación Mapfre.

Según el informe, las marcas tienen en cuenta la fuerte demanda de seguridad de sus clientes. Por eso, incorporan desde las variantes básicas elementos como los anclajes Isofix, la activación automática del warning en frenadas de emergencia y la distribución electrónica de frenado.

La fundación recomienda a los conductores que, cuando adquieran un coche, soliciten información sobre los elementos de seguridad del mismo y sobre cómo funcionan. Ante la duda de las siglas (ESP, EBD, etc), hay que preguntar qué significa cada una. “La seguridad no puede ser opcional, tiene que venir de serie y no es una inversión baldía”, concluyó Julio Laria, director general del Instituto de Seguridad Vial de la Fundación Mapfre.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario